La emigración venezolana no solo ha llegado a los países de la región. Cada vez son más los venezolanos que se establecen en los continentes europeo, africano y asiático. Suce Blanco llegó en 2015 a Malta, un país ubicado en el centro del Mediterráneo, mientras que Elías Chuky trabaja como médico en Guinea Ecuatorial desde hace año y medio.

Caracas. Llegar a otras latitudes es la carrera migratoria más urgente que los venezolanos han emprendido desde hace tres años. A diario son 5500 personas, según la Organización de Naciones Unidas, quienes huyen de la crisis humanitaria compleja que, desde 2015, arremete contra Venezuela.

Este flujo no solo ha llegado a los países más próximos a Venezuela y que forman parte del continente americano. Cada vez son más los venezolanos que recorren miles de kilómetros para establecerse en recónditas geografías del mundo.

Suce Blanco, de 29 años de edad y contadora, vive desde 2015 en Malta, un país insular y europeo. Al principio, ella y su novio se debatieron entre irse a Panamá, Argentina o Chile, pero luego decidieron emigrar al centro del Mediterráneo, donde está ubicado el archipiélago maltés.

Mi último trabajo en Venezuela fue en Bayer. Todo aumentaba tan rápido que mi sueldo se iba en pagar tarjetas de crédito. Por eso decidí irme, además, teníamos amigos que también lo estaban intentando afuera y no les estaba yendo mal, cuenta Blanco.

Eligieron Malta, según dicen, porque era el destino más económico, el clima similar al de Venezuela y, tras la información que buscaron en Facebook, era un buen lugar para aprender inglés, este idioma y el maltés son las lenguas oficiales de ese territorio.

Lee también
Cerca de 200 venezolanos quedaron varados en frontera con Chile por imposición de visa de turista

La Organización Internacional de las Migraciones indicó que 17,10 % de los ciudadanos de Venezuela vivieron en 2017 fuera de su país de origen. No solo Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, entre otros, han recibido a venezolanos. En Grecia se encuentran 1007 nacionales, en Austria más de 1000, en Noruega 1148, en Irlanda 137, en Suiza 4137, en Suecia 1199 y en Hungría 242.

Este organismo no presenta datos de la cantidad de venezolanos que viven en Malta; sin embargo, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados tiene un estimado de 72 solicitudes de asilo que han hecho los venezolanos desde 2015.

La ONU ha dicho que 3,3 millones de venezolanos han salido de Venezuela y proyecta para este 2019 dos millones de emigrantes más.

Un cálculo aproximado también lo dan los resultados obtenidos del voto en el exterior tras la Consulta Popular de 2017, en que la oposición venezolana preguntó a los ciudadanos sobre el reconocimiento a la Asamblea Nacional Constituyente o no y pretensión de renovar los poderes públicos. Ese día, también lo recuerda Blanco, 220 venezolanos votaron en uno de los puntos soberanos dispuestos en Malta.

Fuimos muy aventureros porque no programamos nada. Los comentarios en Facebook eran que podía conseguir mejores ofertas si estaba directamente allá, recuerda. No ha sido fácil para ellos, sobre todo, porque desconocían el idioma y al momento no contaban con visa de trabajo, situación que limitó las ofertas de empleo.

Recuerdo que, el primer día de trabajo, me ayudaron con el traductor de Google. Me iban escribiendo lo que yo debía hacer. También era la primera vez que limpiaba para otra persona. Fue una experiencia dura, pero no me quejo, nadie me trató mal, fue una experiencia para crecer como persona y para mi vida”, dijo.

Así estuvo durante un tiempo, trabajando ilegalmente y estudiando, pues consiguió ingresar a un instituto para aprender inglés. A los seis meses de haber llegado le dan la oportunidad de trabajar en ese instituto, lo que le permitía estudiar de forma gratuita.

Lee también
Bachelet arribó a Venezuela para constatar violaciones de derechos humanos  

Actualmente, Blanco ya tiene un año y tres meses con la visa de trabajo: “El proceso para aplicar no fue fácil porque era la primera vez que la escuela ayudaba a una persona no europea. Tenían muchas dudas en cuanto al proceso, teníamos que recopilar más documentos de lo normal”.

Venezolanos en África y Asia

Elías Chuky es un médico venezolano de 61 años de edad. Desde hace año y medio emigró junto a su esposa, Yelitza Naguanagua de Chuky, a Guinea Ecuatorial, un país centroafricano y  uno de los más pequeños del continente. Emigraron para trabajar.

En Guinea no se pueden venir las personas a emigrar a ver qué trabajo consiguen, ya que deben ser directamente contratadas. Porque este es un país donde no dan visa de turismo, la visa es para trabajar. Nuestra condición es de expatriados, somos extranjeros que vinimos hacer un trabajo específico en este país, relata Chuky.

Él trabaja como médico especialista en medicina interna y endocrinología y su esposa Yelitza, primero trabajó como docente de educación básica y, actualmente, está en la administración del primer hospital del país.

Dicen que no les ha costado adaptarse: El idioma oficial es el español, hasta 1968 Guinea Ecuatorial fue una colonia española, el clima es parecido al de Margarita o Barlovento.

“La gente es muy amable, tenemos algunas costumbres en común. Se vive de manera tranquila, segura. Hoy somos 650 venezolanos aquí, es un dato veraz, confirmado por la embajada de Venezuela en Guinea Ecuatorial. Estamos trabajando, unos están en el área sanitaria, son enfermeras, médicos, otros en la parte educativa, otros trabajan en el comercio y en la industria petrolera. El salario en promedio a profesionales técnicos, alcanza para vivir más o menos y cubrir las necesidades”, narra Chuky.

Lee también
Bachelet salió de Caracas con nuevas evidencias sobre violaciones de derechos humanos

En la Consulta Popular de Venezuela en 2017, en Nigeria votaron 24 venezolanos, en Kenia 11, Marruecos 57, Sudáfrica 77. En los países asiáticos también sufragaron los venezolanos: En Taiwán fueron 62, en Tailandia 70, en Singapur 148, en Omán 117, en Japón 158, en Kuwait 109 y en Hong Kong 160.

Foto: Cortesía Acnur.


Participa en la conversación