El politólogo indicó que la oposición debe corregir los errores de 2017 y diseñar una “estrategia integral” tanto si decide votar como si llaman a no participar en las presidenciales.

Caracas. El politólogo John Magdaleno aseveró que, más importante que el dilema de votar o no votar, es que la oposición diseñe una estrategia detallada que contribuya a que se produzca un resquebrajamiento dentro de los factores que sostienen al Gobierno. “No vamos a iniciar una transición si no estimulamos una fractura de la coalición gobernante”, indicó.

El experto participó en un conversatorio organizado por el Centro de Estudiantes de la escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela (UCV) denominado. “¿Votar o no votar?”. El experto en análisis de datos indicó que la oposición debe analizar cuál de esas dos alternativas contribuye más a que se produzca una fractura dentro del Gobierno. “Las transiciones se inician cuando un factor de la coalición gobernante decide restituir las garantías violadas, por lo menos algunas”, sostuvo.

El analista indicó que él y otro grupo de expertos estudian 60 casos de transiciones exitosas de regímenes autoritarios a democráticos desde hace un año. Explicó que en 38 de esos casos los cambios fueron posibles gracias a negociaciones entre gobierno y oposición y entre esta última y otros factores del gobierno, mientras que en los 22 casos restantes se produjeron por “quiebres”; de estas últimas solo 2 por golpes de Estado —ninguna en el siglo XXI— y una por una intervención militar. “Los regímenes autoritarios del siglo XXI son más sofisticados, han tenido un aprendizaje, intervienen las Fuerzas Armadas”.

Lee también
Proponen excavar un pozo para salvar al Jardín Botánico de la sequía

Aseveró, además, que en 72 % de estos casos las elecciones fueron el “detonante” para que se iniciara la transición hacia la democracia. Consideró que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tomó la peor decisión en 2017 al participar en las elecciones regionales sin contar con los testigos suficientes para resguardar el voto y luego llamar a la abstención sin un plan de movilización y protestas antes, durante y después de los comicios. “El dilema no es votar o no, sino cuál es la estrategia más integral”.

Oscar Vallés, profesor asociado de teoría política de la Universidad Metropolitana, consideró en cambio, que más que en la estrategia el discurso hacia la población debe enfocarse en lo “emocional”. Estimó que, mientras el Gobierno posee el monopolio de la violencia, la oposición debe procurar volver obtener la legitimidad del respaldo popular. “Mientras no nos articulemos en un frente popular, no existimos y mientras no lo hagamos esa fuerza queda inocua”.

Foto: Puntodecorte.com



Participa en la conversación