El funcionario admitió que el ausentismo escolar y de maestros se debe a la crisis del transporte público.

Caracas. El ministro de Educación, Elías Jaua, salió al paso a las cifras de la Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y organizaciones gremiales que hablan de deserción  de maestros y profesores.

En el programa Vladimir a la 1 que transmite Globovisión, el ministro aseguró que en el país no existe déficit de docentes: Aquí no habido deserción masiva de maestros. De 500.000 maestros, son las estadísticas que tenemos en Zona Educativa, en el último año, las renuncias de maestros no alcanzaron las 2000. Además, está dentro del promedio regular de renuncias. No tenemos un comportamiento anormal, pero lo estamos monitoreando constantemente por el tema del transporte.

Los escasez de transporte y razones económicas habrían estado incidiendo en la reunión de los maestros. Sin embarho, Jaua dijo que El ministerio ha dado la instrucción de que el maestro que no pueda llegar sea reubicado y su vacante sea suplida por un maestro de la comunidad.

Jaua enfatizó que existe una reserva de maestros que están desocupados y que el año pasado a través de la Micromisión Simón Rodríguez fueron incorporados 12.000 docentes especialistas. Este año estamos formando 120.000 maestros en áreas de matemática, física. Los padres pueden contar con la seguridad de que sus hijos van a tener un maestro el próximo año escolar.

Sobre la deserción estudiantil dijo que no tienen ningún reporte masivo, aunque reconoció que la crisis de transporte dificulta la llegada a clases de los estudiantes.

Al ser consultado sobre cómo ha afectado la situación económica a las escuelas dijo: Sin duda alguna que elementos como la infrastructura se han visto impactados por todo el espiral de inflación que se ha desarrollado, hemos concentrado esfuerzos en la culminación de las obras y no en iniciar nuevas obras.

Con respecto al Programa de Alimentación Escolar indicó que 4.000.000 de estudiantes reciben desayuno y almuerzo en las escuelas. Y que de 16.000 comedores escolares pasaron a 18.000.

Foto cortesía.



Participa en la conversación