Este viernes cerca de 150 abuelitos caminaron cuatro cuadras y llegaron a la Magistratura para exigir a los funcionarios se cumpla la sentencia del TSJ que declaró constitucional el documento aprobado por la Asamblea Nacional.

Caracas. Con ojos anegados en lágrimas y voz quebrada, Luis Alberto intentó contar cómo es su vida en estos momentos sin un salario fijo y sin seguridad social. Sacó un pañuelo para secar las dos gotas que le corrían por el rosto y dijo: “Lo que como es puro pan. Gracias a Dios no estoy enfermo porque sino la cosa estuviera peor”.

img_20161125_120106071.jpg
Luis Alberto pagó todas sus cotizaciones y no goza de seguridad social.

Luis participó en una marcha que hicieron cerca de 150 jubilados y pensionados de la administración pública hasta la sede de la Magistratura, ubicada en Chacao, para exigir a sus autoridades que insten al presidente Nicolás Maduro a cumplir la sentencia número 327 emanada de la Sala Constitucional, y proceda a la promulgación de la Ley de Bono de Alimentación y Medicamentos para Jubilados y Pensionados, aprobada por la Asamblea Nacional (AN) el pasado 30 de marzo de este año.

img_20161125_120124376.jpg
Lo que ganan no les da para comer.

Con una cartel que decía “No tengo para comer ¡bono ya!”, recorrió las cuatro cuadras desde la plaza Brión de Chacaíto hasta la Magistratura, donde los representantes de los pensionados, a eso de las 11:30 a. m. intentaron consignar un documento.

Luego de las mediaciones, pues los funcionarios estaban reacios a recibirlos, dejaron la misiva dirigida a la Magistratura y entonaron el Himno Nacional.

Lee también
Los abuelitos se debaten entre comer o tomarse las medicinas (I)

Emilio Losada, presidente de una asociación que agrupa en el ámbito nacional a adultos mayores, pensionados, jubilados, invalidados y sobrevivientes, expresó que lo que buscan es justicia social, pues la misma Sala Constitucional el pasado 28 de abril señaló que esa ley cumple los parámetros de constitucionalidad y, además, apuntó que es inherente al Estado Social de Derecho el otorgamiento de beneficios sociales a las poblaciones más vulnerables.

img_20161125_120257739.jpg
Los abuelitos dicen que no dejaran las calles.

Losada manifestó que igual seguirán haciendo colas para comprar comida, pero que no abandonarán las calles en su lucha por lograr la aplicación de la ley y para que personas como Luis Alberto —quien aseguró que canceló todas sus cotizaciones al Seguro Social, no mueran de mengua.

Son más de tres millones de personas a ser beneficiadas con esta ley.

Diputados a la Asamblea Nacional por el partido Primero Justicia acompañaron a los pensionados hasta la Magistratura.

Fotos: Mabel Sarmiento Garmendia



Participa en la conversación