La Universidad Simón Bolívar asumió el pago de la mitad de la quincena de febrero con sus remanentes, mientras la Universidad Central de Venezuela recibió los fondos pasadas las 11:00 a. m.

Caracas. Debido al retraso en la asignación de recursos para el pago de la nómina de la primera quincena de febrero por parte del Gobierno, el personal docente, administrativo y obrero de la Universidad Simón Bolívar (USB) cobró incompleto su salario. Mientras que la Universidad Central de Venezuela (UCV) a las 11:15 a. m. de este viernes recibió los fondos para poder ejecutar los depósitos a los trabajadores.

Los recursos deberían haber llegado la semana pasada para poder pagar el 15 de febrero. Y están llegando un día después que correspondía el pago de la nómina. Falta que realicemos la distribución de los bancos e iniciar el proceso administrativo para que se haga efectivo hoy, dijo el coordinador del Vicerrectorado Administrativo de la UCV, Alfredo Mónaco.

Por su parte, a través de un comunicado, la Dirección de Finanzas de la USB informó que únicamente pudo hacer efectivo el anticipo de sueldos y salarios al valor de las tablas salariales de noviembre de 2017 y quedó pendiente el pago del anticipo de los sueldos por la diferencia respecto a las nuevas tablas salariales de enero de 2018.

Lo fundamental es que no han llegado los recursos para el pago del personal durante este año. La Universidad Simón Bolívar ha cumplido con pagar el mes de enero con sus remanentes. Pagó hasta donde pudo la mitad de la quincena correspondiente a febrero, explicó el presidente de la Asociación de Profesores de la USB, William Anseume.

En enero la USB asumió el incremento salarial bajo el acuerdo de que el Gobierno respondería este mes por esos recursos: No obstante, a la fecha y hora, la Universidad no ha recibido fondos para el pago de los salarios del mes de febrero ni para reponer lo empleado en el pago del incremento salarial del mes de enero, lo que ha llevado al agotamiento de sus disponibilidades financieras y a la imposibilidad de pagar la totalidad de los compromisos derivados de su funcionamiento, se lee en el comunicado.

Lee también
Proponen excavar un pozo para salvar al Jardín Botánico de la sequía

Anseume señaló que la situación es crítica: Esto es la gota que rebasa los límites de lo aceptable. El Gobierno acabó con las posibilidades laborales. Por lo que procedimos a convocar a los profesores a no acudir a actividades hasta el lunes, día en que realizaremos una asamblea y probablemente salgamos a manifestar en forma de rechazo y en solidaridad con lo que está ocurriendo en el país, una situación de hambre generalizada.

Anseume agregó que se encuentran desprotegidos, con un seguro básico de tres millones de bolívares, sin posibilidad de recreación. Que nos dejen sin el pago de la quincena es intolerable. Hacemos todos los sacrificios para poder cumplir con la institución y el país, pero así no se puede. Si nos pagan la mitad ni siquiera podemos tener qué llevar a la casa.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación