Recomiendan a la oposición cambiar estrategia de lucha para capitalizar resultado del 20-M

Recomiendan a la oposición cambiar estrategia de lucha para capitalizar resultado del 20-M

El especialista en cultura política, Daniel Varnagy, sostiene que mientras los adversarios de Maduro sigan confrontándolo con métodos aplicables a gobiernos civiles, no tendrán éxito. Entretanto, alineado con el Frente Amplio, el Parlamento declaró “inexistente la farsa del 20-M”, desconoció “la supuesta reelección de Maduro” y calificó al primer mandatario como un “usurpador del cargo”. Los diputados apuestan a una conjunción de presión interna y externa para «asfixiar» al Gobierno.

Caracas. Desde la convocatoria a la votación del 20-M hasta el día del acto electoral, el llamado del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) y de otros sectores de la sociedad fue el mismo: no participar por considerar que el proceso carecía de garantías.

El 20-M en la noche, los resultados anunciados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) no dejaron lugar a dudas: 52 % de la población no concurrió a las urnas. Más allá de que cada ciudadano tuvo sus propias razones para no votar, el resultado anunciado por Lucena —que algunos líderes de oposición estimaron abultado— podría considerarse un triunfo de la dirigencia.

Crónica.Uno le preguntó al doctor en ciencia política y especialista en cultura política de la Universidad Simón Bolívar, Daniel Varnagy ¿qué debería hacer la oposición para capitalizar exitosamente ese resultado?

La primera estrategia tiene que ser la renovación de todos los partidos. Sin desestimar la experiencia de los líderes de mayor edad y trayectoria, pienso que estos deberían pasar a posiciones de asesoramiento y orientación, y dejar los cargos ejecutivos en manos de los dirigentes más jóvenes, que están más a tono con los tiempos y la realidad cambiante, dijo Varnagy.

A su juicio, uno de los principales problemas que ha tenido la dirigencia política venezolana para ser exitosa en su intento por lograr acceder al gobierno desde 1998 ha sido una errada conceptualización del modelo político actual y ello, señala, sería consecuencia de la lectura errada de la realidad que han hecho los dirigentes tradicionales:

No estoy convencido de que este Frente Amplio llegue a una posibilidad real de cambio porque mantiene la conceptualización de que el actual sistema político es un sistema civil. Es cierto que está encabezado por un civil, pero su funcionamiento es militar y sus principales cargos están en manos de militares.

En segundo lugar, Varnagy considera necesario el establecimiento de relaciones cívico-militares que permitan, por una parte, fracturar la base militar del Gobierno y por la otra tender puentes con el sector castrense: Maduro sigue en el poder porque tiene las armas de la FANB y de la milicia. Creo que la dirigencia ha fallado en la comprensión de ese sistema. Actúan como si fuera un sistema civil cuando es militar. Entonces la oposición tiene que tender puentes con ese sector para generar rupturas en su seno.

Y en tercer lugar, resalta la importancia de reforzar la estrategia de cabildeo internacional, “la única que ha funcionado hasta ahora”, a su juicio. En este punto recomienda reforzar la denuncia formal de casos de violación de Derechos Humanos. La vía internacional parece lenta, pero el tema de los Derechos Humanos podría precipitar de manera inesperada los acontecimientos. En el mundo actual, lo que no se logra por la vía de las sanciones se logra porque en el siglo XXI nadie se quiere tomar fotos con violadores de Derechos Humanos, señala Varnagy.

Lee también
AN designó CEO para Citgo, creó comisión para la defensa de activos y manifestó su respaldo a la Constitución

A modo de paréntesis, el especialista en cultura política hizo énfasis en la diferencia semántica y politológica entre abstención y no participación:

Yo no llamo a este resultado del 20-M abstención, lo llamo no participación. Las personas se abstienen de hacer algo cuando ese algo es legal pero las personas no quieren ser parte de eso. En el acto del domingo, que no fue un acto legal ni legítimo, la gente decidió no participar, no convalidar«.

Acto inexistente
Entretanto, la Asamblea Nacional aprobó este martes un acuerdo que declara como “inexistente la farsa realizada el 20 de mayo de 2018”, desconoce “la supuesta elección de Nicolás Maduro” y en consecuencia le considera “usurpador del cargo de la presidencia”.

Luego de un debate en el que intervinieron representantes de la Mesa de la Unidad y de la fracción 16-J, los diputados aprobaron también desconocer los “actos írritos e ilegítimos de proclamación y juramentación” de Maduro, al tiempo que exaltaron la decisión del pueblo de Venezuela “de no convalidar la farsa a pesar de la presión gubernamental a través de los medios de control social”.

El pleno reiteró el llamado a la comunidad internacional para que mantenga “sus buenos oficios” con miras a “aumentar las condiciones que deriven en el restablecimiento de la democracia”.

El eje del debate de este martes, el llamado a la unidad superior de todos los sectores del país, fue recogido en el séptimo punto del documento. Ese llamado lo hicieron Juan Pablo Guanipa (PJ), Stalin González (UNT), Julio César Reyes (Avanzada Progresista), Mariela Magallanes (Causa R), Juan Guaidó (VP) y Henry Ramos (AD). Mientras José Antonio España (Prociudadanos) anunció que ese movimiento presentará una ruta para lograr el cambio de gobierno y Richard Blanco (16J) sostuvo que la ruta electoral quedó cerrada y el camino es la dimisión de Maduro.

Lee también
ANC autorizó enjuiciamiento de cuatro diputados de la Asamblea Nacional

En el acuerdo aprobado este martes, alineado con el Frente Amplio, el Parlamento se comprometió a “producir los cambios políticos y constitucionales que permitan rescatar las condiciones de integridad electoral y lograr elecciones presidenciales libres y transparentes en el 2018”.

Unidad superior

Mientras la propuesta de Soy Venezuela y su fracción 16-J desecha la vía electoral como mecanismo para el cambio de gobierno, Prociudadanos, Avanzada Progresista y la Mesa de la Unidad lucen proclives a generar espacios de acercamiento.

José Gregorio Aparicio, jefe de la fracción de Prociudadanos, dijo que ese bloque está dispuesto a participar en cualquier llamado a conversar para buscar condiciones electorales para este año. «Si nos llaman para un acuerdo como unidad, con mucho gusto lo haríamos y si se llega a un acuerdo para las elecciones en diciembre, también estaríamos de acuerdo en participar«.

Julio César Reyes, primer vicepresidente de la AN e integrante del partido de Henri Falcón, aclaró que hasta el momento no se han producido reuniones entre el ex candidato presidencial y el Frente Amplio o la MUD, pero enfatizó que esa puerta está abierta. «Tienen que ser reuniones para trazar una ruta de lucha para lograr las elecciones libres y justas en una gran unidad nacional«.

Por su parte, el diputado Juan Pablo Guanipa (PJ), afirmó que en el FAVL hay un «genuino interés» en que Falcón, María Corina Machado, Antonio Ledezma y Soy Venezuela les acompañen: «Si hemos logrado que el chavismo crítico esté con nosotros, luchando por construir un cambio, creo que es válido y podría alentar a Machado y a Falcón a sumarse. Yo me lleno de esperanza cuando veo lo que hizo el pueblo el domingo, que pese al hambre y la necesidad no perdió su dignidad, eso es alentador«.

Pero reconoció que el primer paso es «lograr la unidad grande»; la segunda tarea es «entusiasmar a la gente para que vuelva a la calle como mecanismo de presión»; en tercer lugar, ser solidarios con todo lo que está haciendo la comunidad internacional, y, por último, intensificar la protesta social. «Todo eso va a ir asfixiando a Maduro. Desde la AN hemos sido consecuentes frente al desgobierno de Maduro: declaramos el abandono del cargo, declaramos la responsabilidad política, autorizamos el juicio por corrupción en su contra, aquí no nos ha temblado el pulso«.

Foto prensa AN /Vídeo Maru Morales P.

Lee también
Juan Guaidó alerta que Constituyente disolverá la Asamblea Nacional este lunes

Participa en la conversación