Un grupo de casi 40 comunicadores y decenas de diputados del Parlamento logró romper un cordón de efectivos de la GNB que intentó impedir el acceso al Palacio Federal Legislativo.

Caracas. Este martes 4 de junio un grupo de diversos periodistas, con el apoyo de decenas de diputados a la Asamblea Nacional (AN), lograron romper un cerco de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que intentó en vano impedir por quinta semana el acceso de la prensa a la sesión ordinaria del órgano legislativo.

El hecho representó el fin de un bloqueo al ejercicio del trabajo periodístico. Los uniformados, durante cinco semanas, argumentaron el «desacato» de la AN como excusa para negar la entrada de los medios de comunicación a las sesiones del Parlamento.

Previo a lo que fue el forcejeo en las inmediaciones del Palacio Federal Legislativo, los periodistas se reunieron para acordar una llegada conjunta al sitio, donde esperaban que se les restringiera el paso una vez más. La semana anterior los militares se habían negado a recibir un documento firmado por el Colegio Nacional de Periodistas (CNP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y la organización no gubernamental Espacio Público.

Fue de esa forma que, llegadas las 10:45 a. m., casi 40 comunicadores caminaron por la avenida Universidad hasta llegar a las afueras del Palacio Federal Legislativo.

A su llegada al sitio, fueron recibidos por un reducido grupo de no más de 10 simpatizantes del chavismo, quienes al ver a los trabajadores de la prensa y las cámaras de televisión, comenzaron a lanzar insultos e improperios contra ellos. «Mercenarios de la información» y «delincuentes», fueron algunas de las palabras dirigidas a los periodistas.

En esta oportunidad, decenas de diputados acudieron a las puertas del Palacio Federal para pedir que se retirara el cordón militar y se permitiera el ingreso de la prensa.

No hubo mayor respuesta de la GNB a las peticiones de diputados y comunicadores. Ocurrieron algunos empujones, primero de ambos bandos, luego prevalecieron diputados, quienes por la fuerza apartaron a los militares y abrieron las puertas para que los medios entraran.

Liderados por representantes de Espacio Público, el SNTP y el CNP, los periodistas tomaron sus puestos en el mismo palco de prensa que había estado virtualmente vacío por más de un mes.

El propio presidente de la AN, Juan Guaidó, celebró la presencia de la prensa en el hemiciclo y, con una ronda de aplausos por parte de los diputados, inició la sesión del martes 4 de junio.

El secretario general del SNTP, Marco Ruíz, habló desde la tribuna de oradores como parte de un punto de información y desde ahí reiteró una vez más que el mantener a la prensa fuera de la AN era, sobre todas las cosas, un ataque al derecho a la información del pueblo venezolano.

«Una vez más estamos aquí para que la gente pueda hacer contraloría de lo que ocurre. ¡Viva el periodismo y viva la prensa venezolana!», expresó.

Acuerdo contra la crisis humanitaria

Durante la sesión de este martes 4 de junio, la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo para alertar en contra de la posible «catástrofe» humanitaria que podría generarse en Venezuela si la crisis humanitaria no es atendida.

El acuerdo, que tiene como puntos fundamentales el alertar sobre la posibilidad de una catástrofe humanitaria, solicitar mayor celeridad para la implementación de ayuda humanitaria y pedir mayor presión por parte de gobiernos aliados a Guaidó, tiene también como objetivo que se creen mecanismos para permitir el accionar de las ONG, la iglesia y «el mundo humanitario» con la meta de palear la crisis humanitaria en el país.

Durante el debate, el presidente de la AN, Juan Guaidó reconoció la labor que los diputados han venido realizando para alertar al mundo y a la ciudadanía de la precaria situación que atraviesa el país en materia humanitaria, pero alertó que esta acción debe ir más allá.

«Estamos en camino a una catástrofe que nuestra región ya ve en los ojos de millones de migrantes que deambulan en países vecinos. Tenemos que reconocer la crisis, pero tenemos que contener la catástrofe», señaló Guaidó.


Participa en la conversación