Los venezolanos confían en una salida electoral para resolver el conflicto, según Delphos

Consejo Nacional Electoral, CNE, Elecciones Primarias

De acuerdo con la firma, 48,6 % de la población quiere ir a elecciones para resolver el conflicto, mientras que 21,4 % elige una intervención militar, un 15,2 % de la población aspira a un acuerdo entre el gobierno y la oposición, 9 % espera que Maduro triunfe y 5 % prefiere un golpe militar.

Caracas. El deterioro de los servicios, la emergencia humanitaria compleja, el rechazo a la gestión de Nicolás Maduro, expresada con 51 protestas diarias en mayo, los bajos salarios y la pérdida de calidad de vida, son algunas de las razones por las que la población pide un cambio político en Venezuela. Pese a las teorías que se crean en torno a la solución de la crisis, la mayoría de los venezolanos sí cree en una salida electoral para resolver el conflicto, así lo revela un estudio de la Firma Delphos, realizado luego del 30 de abril, cuando ocurrió una insurrección cívico militar liderada por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, y el líder de Voluntad Poplar, Leopoldo López.

El politólogo Benigno Alarcón explica en el foro “Perspectivas políticas, económicas y sociales” organizado por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello, que en la actualidad la oposición está en un mejor momento, debido a lo que llamó el “efecto Guaidó”. El líder opositor se juramentó como presidente encargado en enero de este año y cuenta con el respaldo de medio centenar de países. En noviembre de 2018, 24 % de la población se sentía esperanzada, mientras que en mayo de 2019 la cifra aumentó unos puntos y se ubicó en 33 %, a juicio de los expertos esta sensación es clave, debido a que moviliza al individuo.

Según Delphos, 48,6 % de la población quiere ir a elecciones para resolver el conflicto, mientras que 21,4 % elige una intervención militar, un 15,2 % de la población aspira a un acuerdo entre el gobierno y la oposición, 9 % espera que Maduro triunfe y 5 % prefiere un golpe militar. Además, 64 % de los venezolanos está dispuesto a votar si es en un escenario de elecciones limpias.

Desde 2017 Venezuela entró en la categoría de regímenes totalitarios, destaca Alarcón. La posición mixta que ocupaba desde el gobierno de Hugo Chávez, cambió con su sucesor Nicolás Maduro. “No hay dudas”, dice el especialista apoyándose en estudios globales. El deterioro que considera generalizado “no es así por torpeza, sino por diseño”. Asimismo, añadió que algunos gobiernos pasan a un proceso de autocratización para estabilizarse.

En el escenario electoral el votante opositor representa 67 % de los venezolanos, lo que equivale a 12,9 millones de personas. El oficialismo cuenta con el apoyo de 33 % del electorado, unos 6,3 millones de votos. Para Alarcón, el oficialismo sabe que esa tendencia es real, por este motivo no se mide en unos comicios. «Las perdería abiertamente», dijo.

La mirada de la comunidad internacional está puesta de nuevo sobre el gobierno de Maduro. El sábado 29 de junio murió el capitán de corbeta de la Fuerza Armada Nacional, Rafael Acosta Arévalo, bajo custodia de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim). En 2018 este organismo élite estuvo involucrado en 431 casos de violaciones a la integridad personal que incluyeron torturas, tratos y penas crueles, de acuerdo con un informe de la ONG de DD. HH. Provea. Acosta fue presentado el 28 de junio ante un tribunal militar, donde no pudo ponerse de pie, ni tampoco hablar. Su abogado denunció que el estado en el que se encontraba era motivo de las torturas que sufrió, pese a que el juez ordenó su traslado a un centro médico el hombre murió pocas horas después.

La encuestadora también expone que 60 % de la población responsabiliza a Nicolás Maduro de la crisis actual. El clímax de enero, luego de que Guaidó se juramentara presidente, no es el de los meses posteriores: en mayo 45,6 % de la población consideraba que la resolución del conflicto en Venezuela se resolvería en dos meses o más, mientras que 42,3 % en menos de dos meses.

Tras presentar los resultados, expertos hablaron de cómo ha cambiado el perfil del venezolano, en el que hay mayor duda hacia los actores opositores y de gobierno y más formación en torno a la civilidad. Las franjas en las encuestas muestran una población más escéptica y también más clara en cuanto a quiénes son los responsables de la crisis y cómo abordar la salida del conflicto.


Participa en la conversación