El once inicial venezolano en la goleada 5-0 ante Bolivia por la undécima fecha de las eliminatorias incluyó a siete jugadores menores de 25 años.

Caracas. En el once inicial de Rafael Dudamel el jueves ante Bolivia figuraron tres jugadores de 23 años, uno de 22 y tres de 24. Siete de los titulares de la Vinotinto tenían menos de un cuarto de siglo y apenas dos eran treintones. La apuesta renovadora del técnico yaracuyano rindió sus frutos y con una escuadra que promediaba los 25 —solo por la presencia de Dani Hernández, de 31 años, y Oswaldo Vizcarrondo, de 32— Venezuela logró salir del foso de las eliminatorias con la goleada 5-0 ante la Verde.

“El equipo entendió ante las ausencias no solo que debían aprovechar las oportunidades los nuevos valores, sino que interiorizaron muy bien la forma”, analizó Dudamel en la rueda de prensa postpartido. “Tanto a Jacobo (Kouffati) como a Renzo (Zambrano) y a Mikel (Villanueva) los tuve en Lara, les he visto crecer, evolucionar y para mí es muy placentero eso”, admitió el estratega sobre la inclusión en el cuadro abridor del mediapunta, el volante mixto y el ahora también zaguero central en la Vinotinto.

Fue el primero de los nombrados por Dudamel quien abrió la cuenta apenas a los tres minutos y ya a los 10, el choque podía darse por concluido con el 2-0 de Josef Martínez. El carabobeño ratificó su regularidad con la selección al redondear un triplete con sus dianas a los 67’ y 70’. La “manito” la concretó Rómulo Otero con el tanto al 75’.

Sana competencia

Lee también
Rosales vive su sueño en el “Malagatinto”

La titularidad de siete chamos, además de suponer un sacudón en el plantel que buscaba frescura, y las variantes futbolísticas en la defensa y en la producción de juego pareció enviarle un mensaje a elementos experimentados y habituales desde el pitazo inicial que tuvieron que ausentarse en la doble fecha por lesión, como Alejandro Guerra y Salomón Rondón.

“Hoy los que no estuvieron, o los que estuvieron por fuera, seguramente van a disfrutar del triunfo, pero también se van a dar cuenta que dentro de la selección hay un equipo y todos son importantes”, apuntó Dudamel, que con sus elecciones ante el limitadísimo bando del altiplano aviva de alguna manera la competencia interna en la oncena criolla.

No obstante, la consolidación del grupo que sumó los primeros tres puntos del Premundial suramericano en Maturín y su futura participación en el resto del camino a Rusia dependerá en buena medida de las exhibiciones que consiga ante rivales de mayor exigencia. El martes en Quito tendrá su primera prueba de altura.

Foto: Prensa Vinotinto



Participa en la conversación