Los maltratos que reciben los trabajadores de Corpoelec Lara no solo es para los empleados activos, el personal jubilado afirma sentirse relegado y abandonado por la actual directiva de la estatal eléctrica. El salario que perciben actualmente, aseguran, es el mismo con el que fueron jubilados y manifiestan que los servicios médicos fueron suspendidos. De diversas reuniones con la gerencia estadal, no han tenido respuestas.

Barquisimeto. Por segunda vez en menos de cinco meses, los trabajadores jubilados de Corpoelec Lara han asistido a la empresa para conversar con Alfredo Durán, gerente de Talento Humano de la corporación eléctrica en la región, y exponerle la situación que viven todos los meses con la entrega de las bolsas de comida. La calidad de los productos es muy inferior a la acordada, aunado a que las entregan en un estado crítico y contaminadas lo que ponen en riesgo su salud.

Hernán González, presidente de la Asociación de Jubilados de Corpoelec Lara, indicó a Crónica Uno que siguen sin respuestas a las reiteradas peticiones por la mejora de los productos, por lo que están dispuestos a tomar acciones de calle, en caso de que los representantes de la estatal eléctrica no resuelvan la situación. Anteriormente, aseguran, los extrabajadores activos tenían un HCM y una atención médica totalmente gratuita y ahora ha sido vulnerada por los actuales gerentes de la empresa.

González afirma que también tenían un salario de acuerdo al tabulador del salario devengado cuando salieron jubilados y que actualmente están ganando una pensión de 20 bolívares mensuales.

Desde hace tres años estamos pidiendo que nos dieran cuentas del Fondo de Jubilación que así con todo el derecho se los voy a decir ¡se los robaron! Se robaron el Fondo de Jubilación del sector eléctrico y estamos solicitando que se reactive, que nos digan dónde está esa plata. ¿Qué la hicieron? ¿La usaron para campaña electoral o para financiar cuestiones extrañas a nosotros?», fustigó el trabajador de la empresa.

Son muchas las necesidades que están pasando los empleados de la antigua Enelbar, ahora Corpoelec y con enfermedades propias de la avanzada edad, no tienen recursos para asistir a un servicio médico ni siquiera el que tenían en la compañía. González dice que hay una gran cantidad de trabajadores enfermos y se están muriendo por falta de atención médica.

Relata que la última vez que hicieron una jornada médica para los trabajadores que según sostuvieron, fue muy improvisada, por lo que solicitó de nuevo una que cumpla con los estatutos de prevención de los trabajadores y jubilados para que tengan una atención real y eficaz.

«Los jubilados, que dimos toda nuestra vida, nuestra juventud a esta empresa, ahora nos tratan como unas lacras, como unas escorias. Creo que es importante que la empresa entienda esa atención, que los gerentes se pongan la mano en el corazón y nos vean, porque ellos están activos ahorita también llegarán a su jubilación dentro de unos años», comentó.

10% de jubilados reciben beneficios

No es sólo la falta de atención médica, ni los bajos salarios que perciben, ni la desaparición de su Fondo de Jubilación, los extrabajadores de Corpoelec Lara denuncian que de 700 jubilados, la gerencia solo escoge 70 u 80 personas para recibir el combo proteico.  Afirman que todos deberían recibir ese beneficio pues actualmente las bolsas de comida que reciben vienen muy disminuidas y contaminadas.

Señala que cuando se van a anotar para el combo proteico, ya no pueden porque la lista está «full». Entre ellos mismos se han preguntado quiénes recibieron esos combos con proteínas y ninguno lo tiene. Se preguntan ¿A quiénes se los dieron?.

Raúl Azparren, expresidente de la antigua empresa Energía Eléctrica de Barquisimeto, Enelbar, afirmó que durante la reciente entrega de las bolsas de comida, las mismas venían contaminadas.  «Muchos jubilados recibieron bolsas de comida que tenían insectos en los paquetes. Eso nos motivó a denunciar, a reclamar y a exigir a la compañía que tuviese más cuidado en los artículos que nos entregan».

jubilados de Corpoelec
Los trabajadores indicaron que las bolsas de comida las reciben contaminadas / Foto: Yelitza Figueroa

Señaló que desde hace muchos años han tenido serios problemas como jubilados de Corpoelec, pero el principal ha sido el cobro mensual de su jubilación. Además de la eliminación del servicio médico sin aviso, mismo que exigen sea restituido.

No estamos pidiendo limosnas ni estamos pidiendo cosas extraordinarias.  Estamos pidiendo la restitución de beneficios que deberían ser sagrados de acuerdo a la legislación venezolana pero está siendo irrespetado por los gerentes de la empresa».

Recalcó Azparren que el vencimiento del contrato colectivo que ha estado defendiendo la directiva del Sindicato de Trabajadores Eléctricos del estado Lara y solicitó que se firme lo más pronto posible para ver si es posible que los jubilados aparezcan en el tabulador, que tengan un salario y bolsa de comida dignos así como una atención médica para todos los jubilados que se están muriendo.


Participa en la conversación