Los casos de los expulsados marabinos del programa para becarios serán evaluados para comprobar que cumplan con el reglamento. A 896 zulianos les quitaron sus becas presuntamente por firmar.

Maracaibo. Luego de ser excluidos del programa de becas de la Gobernación del Zulia, Jesús Enrique Lossada (JEL), una parte de los exbeneficiarios tendrá la posibilidad de continuar con sus estudios financiados. Y es que la Alcaldía de Maracaibo asumirá los casos de aproximadamente 400 estudiantes marabinos.

Elimar Díaz, diputada a la Asamblea Nacional (AN) informó que fue una decisión de Eveling Trejo de Rosales, alcaldesa de Maracaibo. Esto luego de que 896 jóvenes fuesen expulsados del listado de Fundalossada presuntamente por firmar para activar un referendo revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro.

Evaluarán todos los casos de los marabinos con el objetivo de otorgar la oportunidad a los estudiantes que cumplan con los requerimientos del reglamento; como materias reprobadas y rendimiento académico. Este año tienen previsto conceder tres mil becas a los casos estrictamente necesarios, reseña el Diario La Verdad.

Luis Pérez, presidente de Fundalossada anunció que los afectados pueden solicitar la revisión de sus casos para su reincorporación de cumplir con los preceptos de la institución. Una estudiante de segundo trimestre de psicología de la Universidad Rafael Urdaneta, que pidió su anonimato, afirma: “Todavía no he ido a la fundación. Muchos han ido y les han dicho que es por firmar, entonces me voy a evitar la molestia”.

Espera estar dentro de la selección efectuada por la Alcaldía, pues no cuenta con los recursos para pagar su matrícula universitaria: “Es difícil cuando uno lucha tanto para entrar en la carrera y le quieren quitar este beneficio”.

Pérez confirma solo 833 casos, pero atribuye su exclusión al incumplimiento del reglamento interno, mayormente en la reprobación de asignaturas y la permanencia de los estudiantes en sus casas de estudios privadas por un tiempo superior a siete años. Una premisa rechazada por becarios que aseguran que dentro de la lista de expulsados existen personas que figuran en el cuadro de honor de las instituciones o tienen 21 años de edad, por lo que sería imposible que acumulen el tiempo límite aceptado por la fundación.

Romer Rubio, concejal de Maracaibo, emitió un documento a la Defensoría del Pueblo para exigir que la institución interceda por los estudiantes para que vuelvan a obtener el beneficio. “Es inconstitucional que se violenten los derechos de los jóvenes por ejercer su deber como ciudadano establecido en la Constitución Nacional”.

Foto: Cortesía Urbe


Participa en la conversación