El atraso en la entrega de dólares y en los permisos afecta a la industria cervecera, que tiene severas limitaciones para producir la bebida más popular

Redacción Crónica.Uno

Caracas. El abastecimiento de cerveza, que es la bebida más popular para los venezolanos, está en riesgo. El retraso en la entrega de dólares y de los permisos para importar la materia prima tiene en crisis a la industria cervecera, la cual podría operar hasta agosto.

La directora de la Cámara Venezolana de Fabricantes de Cerveza (Cavaface), Omaira Sayago, señaló en un comunicado que “la industria de cerveza y malta está operando con niveles históricamente bajos de materia prima e insumos, principalmente cebada malteada y materiales de empaque como tapas de botellas, gaveras, aluminio y otros que no se producen en el país”.

“Ante los niveles actuales de producción, y si no se reponen con la urgencia del caso, estos insumos nos permiten operar solo hasta principios del mes de agosto”, detalló Sayago, quien apuntó que “una eventual interrupción de operaciones tendría consecuencias importantes, no solo en la disponibilidad de uno de los productos más apreciados, sino en el empleo”.

En Venezuela operan ocho plantas industriales de cerveza y malta, y 171 centros de distribución. Adicionalmente estas empresas generan 12 mil empleos directos y 100 mil indirectos y aportan más de 3% del total de la recaudación de impuestos internos.

La directora de la Cámara de Fabricantes de Cerveza añadió que “la producción industrial de cerveza y malta es un proceso continuo y complejo, que no es susceptible de ser interrumpido sin que se afecte gravemente la operación y el producto final. Una planta que se pare por falta de insumos durante tres semanas, puede requerir hasta 16 semanas para arrancar y volver a producir normalmente”.

Lee también
Mayoría de dólares que circulan en efectivo los maneja un número muy reducido de la población

La deuda en dólares que tiene el Gobierno con las industrias asciende a 217 millones de dólares y desde finales de año hay atrasos con la aprobación de los permisos que se requieren para importar los insumos que se necesitan para producir.

Sayago reiteró que por los retrasos “existe el riesgo inminente de que se interrumpan los despachos de materia prima e insumos”, y añadió que “la situación se agrava porque, si los permisos se aprobaran de forma inmediata, el proceso de reposición de inventario puede demorar hasta 60 días”.

Explicó que la situación ha sido informada a las autoridades en numerosas comunicaciones tanto de la Cámara como de sus empresas afiliadas. “Es por esto que confiamos en que vamos a recibir la respuesta urgente que necesitamos, antes de que se produzca cualquier escenario de parada de plantas”.


Participa en la conversación