Ante la intención de Rafael Lacava de ser reelegido gobernador en Carabobo, la Alternativa Democrática asegura que irán a las elecciones con un candidato único, cuyo nombre revelarán en los próximos días. Rubén Pérez Silva, exsecretario de la MUD en Carabobo, señaló que, de acuerdo con encuestas realizadas, 82,7 % de los venezolanos pide renovar los liderazgos políticos.

Valencia. La oposición en Carabobo está presta, con un candidato único de la Alternativa Democrática, a medirse en las elecciones de gobernadores planteadas para este 2021. Así lo afirmó Rubén Pérez Silva, dirigente político y abogado de amplia trayectoria, quien para las elecciones parlamentarias de 2015 asumió el control de la otrora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en la entidad.

Pérez Silva aseguró que no tiene ningún interés personal o pretensión de asumir cargo político alguno y que solo busca lograr la unidad, tal como la consiguió en 2015, y que se escoja un candidato o candidata que goce de un amplio respaldo y así recuperar la Gobernación de Carabobo, que actualmente regenta Rafael Lacava, quien –sostiene– representa las ideas de Nicolás Maduro y que el pasado 11 de diciembre publicó en la red social Twitter su aspiración a una reelección.

Cronica.Uno realizó dos preguntas puntuales a Pérez Silva: Si no fueron a elecciones en diciembre a la Asamblea Nacional, ¿qué garantiza que el bloque de la unidad decida ir a elecciones de gobernador?, y ¿qué estrategia aplicarían entonces para ir a esas elecciones?

A la primera interrogante, Pérez Silva, que ha sido conocido como una figura conciliadora, respondió que su posición personal como demócrata es reconocer el poder soberano del pueblo de Venezuela, que es el que resuelve mediante elecciones los destinos del país: “Por lo tanto, yo siempre he participado en elecciones”. 

Indicó que fue un error, y algo contrario a sus convicciones, no haber participado en las pasadas elecciones a la Asamblea Nacional convocadas por el Tribunal Supremo de Justicia. Añadió que en su momento no presentó esta objeción por solidaridad con la Unidad Democrática, ya que, según su decisión, a él no le correspondía abrir una brecha en ese momento, y que su línea ha sido de consecuencia con la Alternativa Democrática.

Expresé mi solidaridad en ese momento con la Alternativa Democrática, porque ya no tenía sentido, no se había articulado la oposición ni organizado; las condiciones eran muy difíciles, ni medios de comunicación accesibles existían, ni gasolina, ni cómo transportarse, y la epidemia de COVID-19, en todo su furor”, dijo Pérez Silva.

En cuanto a la estrategia para intervenir en unas futuras elecciones de gobernador, manifestó que la fórmula es hacer lo mismo que hizo en 2015. 

“Lo que hicimos fue organizarnos, preparar los equipos electorales, de liderazgo, buscar los mecanismos de escogencia de los candidatos. Hicimos todo lo que se tenía que hacer, a tal punto de que en febrero de 2015 ya sabíamos que sacábamos siete diputados en la entidad”, agregó.

En esa oportunidad Carabobo sumó al Parlamento nacional ocho diputados, solo perdieron una curul; en ese momento en la región ubicada en el centro norte de Venezuela se elegían 10 diputados. En las elecciones pasadas de 2020 fueron elegidos 15 parlamentarios. El único opositor que logró una curul en este proceso fue el diputado Javier Bertucci, el resto está apegado a las líneas del gobierno de Nicolás Maduro.

Pérez Silva: Lacava no va a la reelección

Para el exsecretario de la MUD, el actual gobernador, Rafael Lacava, no será reelegido para un segundo período, y su aseveración la fundamenta en que, según investigaciones, el dirigente no goza del respaldo del Partido Socialista Unido de Venezuela. Calificó de fanfarronada que Lacava haya anunciado sus aspiraciones.

“Vengo a ratificar qué Rafael Lacava no será más nunca gobernador de Carabobo; que es probable, incluso, que ni siquiera sea candidato, por el fuerte rechazo que tiene dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela. Su anuncio intempestivo de su reelección es un acto de jugar adelantado, por su estrecha vinculación, respaldo y dependencia absoluta de Nicolás Maduro, quien con el poder que detenta podría lograr imponerlo como candidato. Puedo afirmar sin ninguna duda que si Chávez estuviese vivo el señor Lacava no hubiese sido candidato”, sentenció.

Venezolanos piden nuevos liderazgos políticos

Pérez Silva, que aspira a llevar el control de la Alternativa Democrática para recuperar el capitolio carabobeño, sostuvo que, de acuerdo con encuestadoras nacionales del más alto prestigio, en cuanto a intención del voto, si en estos momentos hubiese programada una elección presidencial para los próximos meses, 80 % estaría dispuesto a votar y el Gobierno no llegaría al 20 %, mientras que si fuese para gobernadores, la cifra de intención del voto andaría entre 60 % y 62 %.

Precisó que en una encuesta realizada desde España vía electrónica, ante la pregunta: ¿En este momento cómo ve la situación país?, 92,8 % de los consultados respondió que mal, mientras que a la pregunta de cómo ve a la oposición, 49 % respondió muy mal, y 24 % mal.

En cuanto a los datos estadísticos para la renovación de liderazgos políticos, las encuestas realizadas detallan que 82,7 % de los consultados indicaron que la oposición venezolana pide que se renueven los liderazgos políticos.

Añadió que, de acuerdo con estos estudios, el PSUV no llega a 20 % de aceptación. El rechazo hacia la administración de Nicolás Maduro es de 85 %. Aseguró que en las elecciones de diciembre pasado solo votó 13 % de las personas inscritas en el padrón electoral.

El dirigente sostuvo que en las encuestas nacionales los partidos de la Alternativa Democrática no reúnen 10 % de aceptación, lo que significa que hay una percepción de agotamiento de la población por las contradicciones o las pugnas permanentes del liderazgo.

Pérez Silva insistió en que no quiere asumir ningún papel protagónico o de aspiración política y que solo pretende reunir y conciliar a los diferentes sectores que adversan al partido oficialista para recuperar espacios perdidos, y que desde ya se mantiene en constantes conversaciones con los diferentes sectores de la sociedad para llegar a un consenso y elegir un candidato unitario, que goce de amplia aceptación y no se preste para hacer negocios desde la gobernación.

“¿Qué vamos a hacer nosotros? ¿Quedarnos cruzados de brazos? Las condiciones se pelean abajo, en la lucha. Nosotros en las elecciones de 2015 empezamos a discutir las condiciones o nos metimos para el campo de batalla y derrotamos al Gobierno. ¿Ustedes creen que van a venir los marines de Biden?  Qué otro camino nos queda que no sea la lucha electoral; y las condiciones las peleamos, porque en 2015 era el mismo CNE y con mayoría total del Gobierno. Ellos trataron de hacer trampa, pero nosotros no los dejamos, porque teníamos gente en todas las mesas electorales”, concluyó.

Lee también
Lo más reciente del 19 de febrero de 2021

Participa en la conversación