AN de mayoría oficialista aprobó por 15 años leyes para reforzar controles y permitir al gobierno gastar sin vigilancia

AN de 2015

El oficialismo retoma el control de la Asamblea Nacional. Ya entre 2000 y 2015 los diputados del oficialismo autorizaron normas que complementaron las nacionalizaciones de empresas, que autorizaban declaratorias de utilidad pública de los bienes, así como el financiamiento del Banco Central al sector público, que ha incidido en la hiperinflación.

Caracas. El oficialismo vuelve a tener el control del Parlamento después de unas cuestionadas elecciones legislativas en diciembre. Con el retorno, el discurso de las autoridades se ha centrado en que los nuevos diputados ayudarán en la “recuperación económica”, pero por 15 años, el chavismo tuvo el dominio de la Asamblea Nacional, una etapa en la que fueron aprobadas normativas que apoyaron el modelo de controles impuesto por el fallecido Hugo Chávez y que siguió su sucesor, Nicolás Maduro.

El mandado de Chávez —de 1999 a 2013— se caracterizó en gran medida por imponer un mayor peso del Estado en la economía mediante fuertes regulaciones al sector privado, nacionalizaciones de empresas y el avance de un sistema socialista, todo bajo un boom de ingresos petroleros y elevado endeudamiento. Esa mezcla generó distorsiones en la economía como los altibajos en el crecimiento, un gasto público mal orientado, una sobrevaluación cambiaria y altos precios.

Para consolidar ese modelo, Chávez estructuró un conjunto leyes mediante cuatro Habilitantes y otras normas avaladas por el Legislativo. Cuando Nicolás Maduro llegó al poder a mediados de 2013, y pese a que el modelo de controles hacía aguas, siguió recibiendo el respaldo de la AN con textos legales que aumentaron las regulaciones, y que fueron complementadas con otros instrumentos creados vía poderes especiales. El colapso económico se profundizó y llegó la hiperinflación.

“Con la nueva Asamblea Nacional se va a iniciar una nueva era, un nuevo ciclo de recuperación del país, en especial de recuperación de la economía”, dijo Maduro tras la elección del 6 de diciembre, y cuyo gobierno a fines de 2018 flexibilizó las regulaciones luego de la caída de los ingresos petroleros y las sanciones estadounidenses, proceso que ha llevado a una dolarización de facto en el país, y que ha acentuado las brechas de ingresos entre la población.

El balance del Parlamento entre 2000 y 2015 consiste en la aprobación de textos legales para expropiar y nacionalizar áreas clave, penalizar el uso de las divisas, conformar el sistema económico comunal, elevar la deuda pública, a lo que sumaron reformas legales que permitieron al Banco Central de Venezuela (BCV) financiar al sector público y al Gobierno gastar sin vigilancia.

Aquí algunas leyes relevantes aprobadas por quinquenio:

2000-2005

En el año 2000 arrancó la AN que en sus primeros años aprobó normativas para permitir al gobierno aumentar sus ingresos, en momentos que había menos dinero por los bajos precios del petróleo. Una vez que los aportes petroleros subieron comenzaron a darse los primeros pasos para elevar el rol del Estado en la economía.

De los primeros años destacan las reformas a la Ley de Expropiación y de algunas leyes que Chávez ya había creado vía Habilitante. Aunque hubo ajustes, el contenido principal de los textos autorizados por poderes especiales no cambió como la polémica Ley de Tierras que afectó el derecho de propiedad y dio pie a numerosas ocupaciones y la Ley de Pesca, que impactó en la pesca industrial.

En esa etapa fue aprobada la Ley del BCV para adecuarla a la Constitución, pero tiempo después en 2005- el texto registró ajustes polémicos como la orden dada a Pdvsa de vender al BCV solo una porción de las divisas obtenidas por las exportaciones petroleras y destinar el resto al Fonden, el fondo creada para financiar “proyectos” y que posteriormente permitió a Chávez estructurar un presupuesto paralelo conformado por varios fondos cuya ejecución fue discrecional y sin supervisión.

La AN también dio luz verde a Ley contra los Ilícitos Cambiarios que penalizó por años el uso de las divisas en el país que estaba sujeto un férreo control de cambio.

2006-2010

Tras la reelección presidencial de 2006, y con altos ingresos, Chávez aceleró nacionalizaciones en las áreas de electricidad, telefonía, petróleo, agro, industria, comercio y construcción.

En materia petrolera, Pdvsa inició la transformación de convenios operativos a empresas mixtas donde los socios, compañías extranjeras y nacionales, pasaban a ser minoría, porque la petrolera en esas empresas pasaba a tener hasta 60 % de participación. Proceso que tuvo el aval del Parlamento al igual que las reformas tributarias que estuvieron vinculadas a esa modificación.

A la par de las empresas mixtas, la estatal petrolera también nacionalizó proyectos de la Faja y expropió los servicios conexos, lo que requirió de una normativa que los diputados autorizaron en 2009.

La AN, que estuvo presidida por la hoy primera dama, Cilia Flores, volvió a efectuar ajustes a la Ley de Tierras, reformó la Ley de Puertos y autorizó la Ley del Indepabis que profundizó las regulaciones y contempló la declaratoria de utilidad pública de bienes y servicios, lo que le facilitó al Gobierno realizar ocupaciones de unidades productivas y expropiaciones. Actuaciones que con el tiempo impactaron en la actividad productiva.

El cerco legal se estrechó hacia el sector financiero. La AN autorizó una Ley del Sistema Financiero Nacional y modificaciones a las leyes de bancos y seguros cuyo articulado decía que esos servicios eran de utilidad pública y tenían que adaptarse a los planes socialistas. Aunado a esas normas, siguieron revisiones a Ley contra los Ilícitos Cambiarios para elevar multas por el uso de las divisas.

Algunos otros cambios controvertidos que autorizó el Parlamento en ese quinquenio fueron las reformas a la Ley del BCV que se centraron en adecuar las funciones del emisor al plan socialista y permitir al emisor comprar instrumentos emitidos por Pdvsa. En la medida que el Central adquiría papeles de la petrolera y de otros entes imprimía más bolívares para cubrir gastos del sector público, y esa fabricación desordenada de bolívares incidió en la aceleración de los precios y ha sido una de las causas de la hiperinflación que los venezolanos padecen desde fines de 2017.

Los diputados además permitieron mediante reformas a la Ley de Administración Financiera que más entes públicos, adicional al Ministerio de Finanzas, pudieran endeudarse. Esa norma llegó a tener más de 10 cambios en 15 años.

Para cerrar el 2010 la AN aprobó las leyes de comunas y sistema económico comunal que le garantizaban a Chávez seguir consolidando su modelo socialista en el que las comunas tendrían un tejido de empresas y manejarían los servicios. En la Ley de Comunas fue incluido el Parlamento Comunal que Maduro ha mencionado en sus alocuciones más recientes.

2011-2015

En este período, el Parlamento autorizó tres Habilitantes. Una para Chávez que abarcó desde 2011 hasta mediados de 2012, es decir, en plena campaña electoral. Y dos para Maduro, la primera arrancó a mediados de 2013 hasta fines de 2014, y la segunda para todo 2015. Años en los que las leyes que se iban publicando afianzaban controles.

Pese a los poderes especiales, la AN, que durante gran parte del quinquenio fue presidida por el segundo hombre fuerte del oficialismo, Diosdado Cabello, aprobó varios textos para cercar actividades entre los que estuvo la Ley contra la Estafa Inmobiliaria que impuso condiciones para la construcción de viviendas y la Ley de Arrendamientos que golpeó más al mercado de alquileres. A esos textos se sumó la ley para regular la compraventa de autos nuevos y usados.

En momentos que el precio del barril superaba los 90 dólares, los legisladores le dieron luz verde a Pdvsa para ajustar la contribución especial sobre los precios exorbitantes del crudo que buscaba incrementar los ingresos ordinarios. Al tiempo que permitieron tres endeudamientos complementarios, con lo cual tanto la administración de Chávez como la de Maduro elevaron los niveles de deuda pública.

Ese modelo de controles, reforzado con las leyes, hizo que la economía durante muchos años tuviera altibajos y desde fines 2013 haya entrado en una larga recesión con elevados precios que han empobrecido a la población.


Participa en la conversación