En Aragua son insuficientes las camas para pacientes con coronavirus

Aragua

Cálculos del presidente del Colegio Médico de Aragua indican que existen unas 250 camas de hospitalización que ya estarían totalmente ocupadas. Las autoridades, por su parte, insisten en que los pacientes deben acudir a los centros asistenciales durante los primeros síntomas. Hay denuncias contra el recién inaugurado Centro Especializado de Patologías Respiratorias, Cepar.

Maracay. En Aragua, paradójicamente, durante la última semana de cuarentena radical repuntaron los casos positivos para COVID-19. En el período del 4 al 11 de abril, se reportaron oficialmente 560 casos positivos para coronavirus e inclusive, el pasado viernes 9 de abril, la entidad registró uno de los picos más altos, con 168 casos.

Y es que en Aragua se ha detectado la presencia de las variantes P.1 y P.2 del COVID-19.

“De los 97 casos registrados el día domingo, 51 eran del municipio capital, Girardot. En Santos Michelena, por ejemplo, se registraron seis casos, una cifra alta para un municipio tan pequeño, pero que está al lado de Los Teques y muy cerca de la gran Caracas y Miranda”, reportó  Rodolfo Marco Torres, gobernador del estado Aragua.

La tarde de este 12 de abril, a través de su programa radial por Aragüeña 99.5 FM, el gobernador reportó 1119 casos activos de COVID-19 en los actuales momentos, para un total de 6661 contagiados y 281 fallecidos.

Aragua
El recién inagurado Cepar está alejado del centro en Santa Cruz de Aragua.  Foto: Cortesía.

Girardot, Mariño, Libertador, Mario Briceño Iragorry y Linares Alcántara son los municipios con el mayor número de casos de coronavirus, con 2876, 629, 441, 416 y 374, respectivamente.

Le siguen Sucre con 371, Zamora con 274, Ribas con 240, Lamas con 173, Santos Michelena con 126, Tovar con 96, Revenga con 96, San Casimiro con 68, Camatagua con 57, Urdaneta con 46, San Sebastián con 40 y Costa de Oro con 38 casos.

Para el presidente del Colegio Médico en la entidad, doctor Ramón Rubio, la situación que se vislumbra después de tres semanas de cuarentena radical no es halagadora.

Estamos llegando al colapso del sistema sanitario y las camas de hospitalización para COVID-19 dispuestas en Aragua están ocupadas casi en su totalidad”, advirtió.

Rubio señaló que en los últimos 15 días muchos pacientes debieron ser atendidos de manera ambulatoria, aunque requerían hospitalización.

De acuerdo con los cálculos del Colegio Médico, en Aragua existen unas 250 camas para la hospitalización de pacientes con COVID-19, todas ocupadas. Al déficit de camas, se suma la carencia de insumos y medicamentos en los centros asistenciales.

“Los centros de salud de Aragua cuentan con toda la capacidad, equipamiento y personal médico y sanitario para atender pacientes contagiados por COVID19. Tenemos camas disponibles”, aseguró Marco Torres, según reseña del portal oficialista Ciudad Maracay.

El mandatario regional informó que en el Seguro Social de San José, que ya cuenta con 61 camas, le fueron entregadas otras 37, mientras que al Seguro Social de La Ovallera, se le dotó de 31 camas, además de un equipo de rayos X portátil para cada uno de estos centros centinelas.

“Quedarse en casa es un error. El llamado es para que acudan a los diferentes triajes que tenemos distribuidos en los municipios o a cualquier centro de salud del estado,”, dijo por su parte, Juan Dávila, presidente de Corposalud Aragua a través del programa radial del gobernador.

Dávila informó que en Aragua existe un sistema centralizado desde donde se controla cada una de las camas disponibles y el nivel de atención que requiere la persona. Insiste en que es importante que al presentar los primeros síntomas, acuda al centro de salud más cercano.

Lee también
Lo más reciente del 3 de mayo de 2021
“No quiero morir de mengua en un hospital”

José Cañizalez (*) acudió al Ambulatorio del Norte, en Maracay, apenas sintió fiebre, tos y malestar. Las radiografías de pulmones confirmaron su temor. Pese al diagnóstico, debió regresar a su casa con una larga lista de medicamentos e indicaciones, que significaron la erogación de 180 dólares solo en ese primer momento.

No me quiero morir de mengua en un hospital”, dijo, mientras aislado, recibía el tratamiento en casa y su compañera intentaba adquirir un oxímetro, que en farmacias ya ronda los 35 dólares.

Un paciente con COVID-19 moderado, que requiere antibióticos, retrovirales, anticoagulantes y hasta ventilación asistida, por ejemplo, puede gastar un promedio entre 200 y 250 dólares diarios, de acuerdo con los cálculos hechos por algunos médicos.

“Necesito ayuda. Aquí no le hacen nada a uno, solo debilitarse. No me dan antibióticos ni dexametasona, nada, puro dormir. Esta asfixia me está matando. Averigua porfa qué le harán a uno. No me puedo ni parar”. Este texto fue escrito por una paciente recluida en el recién inaugurado Centro Especializado de Patologías Respiratorias, Cepar, ubicado en Santa Cruz, antes de fallecer el pasado 1° de abril.

Aragua
La solicitud de ayuda de una paciente. Foto: Cortesía.

Carmen, de 53 años de edad (*), ingresó al Cepar el 29 de marzo luego de ser atendida en el triaje del Hospital Central de Maracay. De allí fue remitida al nuevo centro especializado. Sus familiares, quienes además temen represalias por hacer la denuncia, aseguran que en el centro les solicitaron hasta un oxímetro y una mascarilla de alta concentración, que nunca les regresaron tras el fallecimiento de la paciente.

Allí no nos daban ninguna información sobre ella ni le elaboraron una historia clínica. Jamás nos preguntaron nada, siendo que era hipertensa”, contó un familiar que resguardó su identidad.

La familia de Carmen (*) asegura que en el Cepar no hay ni siquiera una área de espera y que no existe ni una farmacia cerca, porque el centro está ubicado en una zona alejada del casco central del municipio Lamas.

Lee también
En Venezuela solo se han administrado 0,8 dosis de vacuna contra la COVID-19 por cada 100 habitantes

“Allí no hay ninguna logística hospitalaria, el trato es inhumano y fue una odisea inclusive, hacerle llegar la comida. Entre los envases, le mandamos papel y lápiz y logró escribirnos. En vista de nuestro reclamo, llegó la policía y nos obligó a alejarnos aún más de las cercanías del centro”, cuenta un familiar cercano a la víctima.

Aragua
Carmen fue atendida en el triaje del HCM antes de ser trasladada al cepar.  Foto: Cortesía.

El 29 de marzo, Marco Torres anunció la inauguración del Cepar, un centro asistencial equipado con 70 camas de hospitalización, de las cuales, 10 camas son para cuidados intensivos, 10 camas para cuidados críticos, 20 camas de cuidados especiales con oxígeno y 30 camas de aislamiento.

“Estamos entregando el Cepar con todo el equipamiento, con 10 ventiladores mecánicos, sus monitores multiparámetros. Adicionalmente, el Cepar cuenta con servicio de rayos X, área de laboratorio y terapia de ozono. Este centro beneficiará a más de 2 millones de habitantes, convirtiéndose en un centro especializado de referencia nacional con equipamiento de alta tecnología y personal capacitado”, dijo en su momento el mandatario.

Sobre la denuncia, Crónica.Uno se comunicó vía mensajería de Whatsapp con el alcalde de Lamas, Erick Ramírez, pero no se obtuvo ninguna respuesta.

Aragua
No hubo respuesta. Foto: Gregoria Díaz.
Es un error atender en casa

“Algunos médicos, deben ser conscientes de que en estas circunstancias, no tienen los instrumentos y mecanismos reales de atención. Nos ha pasado más de una vez, que nos han llamado para que traslademos al paciente a un centro de salud, porque el médico ya no puede. Esa es una actitud irresponsable”, refirió el gobernador Marco Torres durante el programa radial.

Por su parte, el presidente de Corposalud Aragua admitió que han sido muchos los casos de pacientes que han llegado a los centros asistenciales con niveles de saturación tan bajos, que han fallecido a escasas horas después de su llegada al triaje respiratorio.

“En la primera etapa es cuando nosotros de manera oportuna podemos atender de manera eficiente a los pacientes. Lamentablemente, vemos como hay personas que se quedan en sus casas y acuden a los centros asistenciales después de ocho o diez días. Los virus deben atacarse los primeros cinco días de evolución y para esa etapa tenemos tratamientos para evitar que el virus se replique en el organismo”, explica el presidente de Corposalud.

Lee también
Eglée Monyele: “Siempre me he dedicado a mi trabajo de enfermera, pero también a ser madre”

Pese a estas recomendaciones y advertencias de las autoridades sanitarias, la realidad es otra. José Cañizález (*) es apenas un ejemplo de los cientos de pacientes con COVID-19 que prefieren quedarse en casa y ser atendidos por médicos o enfermeras particulares.

Aragua en los primeros lugares

Aragua ocupa el sexto lugar como la entidad con el mayor número de personal sanitario fallecido como consecuencia del coronavirus. Así lo registra la ONG Médicos Unidos de Venezuela, en su más reciente reporte del mes de abril.

Al 8 de abril se reportaron 29 profesionales de la salud en la entidad que han muerto por el coronavirus: 16 médicos, 11 enfermeras y dos de otras áreas.

“El personal de enfermería se encuentra totalmente vulnerable ante la pandemia. En Aragua no contamos con los equipos de bioseguridad y en algunas instituciones los suministrados resultan insuficientes ante la alta demanda de contagios comunitarios. Que el gobierno asuma su responsabilidad. Esto no es juego”, señaló Yelitze Quiñones, representante del gremio de enfermería.

De acuerdo con los registros de Médicos Unidos de Venezuela, entre el 2 al 8 de abril, dos enfermeras del estado Aragua fallecieron por complicaciones asociadas al coronavirus.

El elevado número de personal sanitario contagiado con el virus, es el resultado de la persistente falta de dotación de equipos de bioseguridad, señala el presidente del Colegio Médico, Ramón Rubio.

A ello le suma que el plan de vacunación no ha cubierto ni siquiera 20 % del personal sanitario que labora en instituciones públicas de la región. Mucho menos de los centros privados o mayores de 60 años.

“Ante el inminente y preocupante aumento de casos de COVID-19, hacemos un llamado de manera contundente a las autoridades responsables de la salud en Aragua, a fin de que se realicen las diligencias necesarias para el suministro urgente de vacunas con un programa planificado de inmunización, sin que medie otra cosa que no sea la urgente necesidad de vacunar al personal sanitario”, refiere un comunicado emitido por el Colegio Médico de Aragua.

Mientras tanto, reitera la necesidad de que la ciudadanía sea más consciente con las medidas de prevención contra el virus, para que Aragua deje de ocupar los primeros lugares con mayor número de casos.

Rubio puntualizó que si para los meses de junio o agosto, no se logra vacunar a más de 50 % de la población, los efectos de la pandemia seguirán en dramático ascenso.

(*)A solicitud de los informantes, se cambiaron sus nombres por razones de seguridad


Participa en la conversación