Arreaza dice que “ni mil Trumps” lograrán que el Gobierno se levante de la mesa del diálogo

Arreaza

El canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, ofreció una rueda de prensa tras el anuncio de nuevas medidas por parte de Estados Unidos contra el chavismo y dijo que las mismas buscan “implosionar el proceso de diálogo que está en marcha en Venezuela”.

Caracas. Jorge Arreaza, canciller de Nicolás Maduro, ofreció este martes una rueda de prensa en la que criticó las nuevas medidas que el gobierno de Estados Unidos aplicó en contra del Gobierno, asegurando que las mismas buscan “implosionar” el proceso de diálogo nacional antes de que este genere resultados.

“Está dinamitando y tratando de implosionar el proceso de diálogo que está en marcha. El presidente Maduro reiteró ayer que ni mil [Donald] Trumps, ni cuatrocientos [John] Boltons, ni trescientos [Mike] Pompeos, ni trescientos [Juan] Guaidós, van a lograr que nos levantemos de la mesa de diálogo”, aseguró.

Frente a medios nacionales e internacionales, el funcionario de Relaciones Exteriores sostuvo que al mantener el proceso del diálogo con la oposición, se tiene la posibilidad de lograr una solución que permita alcanzar un “acuerdo de convivencia” en el país.

Vendrán importantes noticias y acuerdos de ese diálogo, siempre y cuando desde los centros de poder dejen de bombardearlo. Tengan al menos la decencia de respetar el diálogo el tiempo que dure, dijo Arreaza.

Con respecto a los efectos que las sanciones pudieran tener sobre la población venezolana, indicó que estos “ya se están sintiendo”, porque el embargo anunciado por EE. UU. no es sino “una formalización y el intento de dar un matiz legal de un proceso que ya estaba ocurriendo”.

Lee también
EE. UU. sancionó al diputado Pedro Carreño y a otros cuatro militares de confianza de Maduro

Cuestionó entonces al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, por decir que esto no afectará la entrada de alimentos y medicinas al país y manifestó que las medidas anunciadas el lunes en la noche imposibilitan el acceso de Venezuela a recursos financieros que permiten la entrada de estos recursos al país, algo para lo que el Gobierno ya se “estaba preparando”.

Nosotros ya hemos venido construyendo una arquitectura para bypasear esto. ¿Va a ser más costoso? Sí. ¿Va a dejar heridas? Sí, pero vamos a lograrlo, dijo.

De igual forma, al ser preguntado sobre algún tipo de retribución o represalia contra empresas estadounidenses que aún permanezcan en suelo venezolano, dijo que “todas las opciones están sobre la mesa”, pero que estas serán siempre “sujetas al marco del derecho internacional y de la Constitución”.

“No somos salvajes ni trogloditas para arremeter contra nadie”, agregó Arreaza.

El comunicado de Cancillería

En horas de la mañana de este martes, la Cancillería venezolana emitió un comunicado en el que condena el embargo de EE. UU. contra el gobierno de Nicolás Maduro y sus activos, calificándolo como «una nueva y grave agresión de la administración Trump a través de acciones arbitrarias de terrorismo económico».

El texto asegura que la medida busca «ahorcar al pueblo venezolano» para forzar un cambio de gobierno en el país y que la misma también trata de otorgarle «forma legal» al bloqueo de todos los activos de la República.

En ese sentido, la Cancillería acusa al gobierno estadounidense de apostar al fracaso del diálogo político en Venezuela, algo que, señala, el Gobierno no permitirá, al mismo tiempo que «confirma su voluntad inquebrantable de alcanzar acuerdos nacionales en diferentes dimensiones».

Lee también
EE. UU. sancionó al diputado Pedro Carreño y a otros cuatro militares de confianza de Maduro

«Hace falta mucho más que un magnate supremacista en campaña electoral o un halcón guerrerista, trasnochado, obsesionado y desesperado por no perder su empleo, para deshacer la obra libertaria iniciada por el Libertador Simón Bolívar y retomada en el siglo XXI por el comandante Hugo Chávez», se lee en el texto.

El comunicado también hace un llamado a la «unidad de todos los venezolanos y venezolanas de bien, para enfrentar el terrorismo económico y político en esta nueva fase».


Participa en la conversación