Los pronunciamientos de deportistas se extienden a los diamantes de las Grandes Ligas y a los tabloncillos de baloncesto.

Caracas. El atacante vinotinto Salomón Rondón rompió el fin de semana una sequía de cerca de cinco meses sin anotar un gol en la Liga Inglesa. Y aunque el West Bromvich Albion no pudo llevarse los tres puntos ante el Burnley, la diana sirvió para que el caraqueño celebrara con una sentida dedicatoria.

“Mi dedicación del gol esta vez fue especial. Fue dirigida a mi gente, a mi país, a los caídos y a los luchadores…a los que día a día están en mi corazón. Sé que con esto no voy a solucionar esta crisis que nos ataca, pero siento que al menos sumo un granito de arena (…) Los venezolanos son unos gladiadores”, escribió Rondón, quien siguió la tendencia de otros internacionales del balón como Tomás Rincón, Roberto Rosales y Juanpi Añor —entre otros— que condenaron la violencia y mandaron una palabra de aliento a los venezolanos.

En los últimos días, la preocupación por la crisis del país traspasó los límites del rectángulo de juego y se extendió a los diamantes y tabloncillos. Como prevenidos al bate, grandeligas y basqueteros no habían alzado la voz en conjunto, pero mediante videos y gestos en los más multitudinarios escenarios deportivos lograron tanta simpatía como cuando la sacan de jonrón o embocan un tiro al canasto.

Un SOS y varios videos

La jornada dominical de las Grandes Ligas suele jugarse en horario vespertino. Por eso, los peloteros buscan la manera de protegerse de los rayos del sol. Los lentes y los llamados “ojos negros” abundan en los jardines y en la caja de bateo, solo que los criollos Hernán Pérez, Orlando Arcia y Francisco Cervelli aprovecharon para protegerse del resplandor con el mensaje “SOS Venezuela” escrito en el rostro.

Al día siguiente, un grupo de 13 peloteros recurrió al video para pronunciarse sobre la crisis política. Aclararon que no hablaban como jugadores sino como “gente que quiere a su patria”. Pidieron libertad y el cese de la represión. “Nos están matando el futuro”, lamentó el zuliano Ender Inciarte.

Otro que se sumó este miércoles por la causa antiviolencia fue el campocorto de los Mets de Nueva York, Asdrúbal Cabrera. “Me uno a mis compañeros para que no haya más represión en Venezuela. Tenemos el mejor país del mundo y no queremos más violencia en nuestro país”, exigió. Miguel Cabrera y Alcides Escobar lo secundaron.

Los timoneles que hacen vida en el mejor béisbol del mundo también salieron de la cueva y expresaron su opinión: “Nosotros, todos, estamos por una Venezuela unida, y la violencia es la última alternativa que queremos», recordó el mánager de la Vinotinto en el Clásico Mundial, Omar Vizquel, mientras que el excaraquista Alfredo Pedrique demandó a sus compatriotas “seguir luchando por la paz, la libertad y el amor que tanto nos merecemos”.

Homenaje en el tabloncillo

En Israel, el campeón del último Preolímpico de Las Américas de baloncesto, Grégory Vargas, pidió el lunes permiso a su equipo Maccabi Haifa para rendir homenaje a las víctimas fatales antes de un partido liguero. El tributo fue una réplica del gesto de Heberth Bayona el 6 de mayo antes del Toros-Gaiteros por la Liga Profesional de Baloncesto. Ese mismo día, los jugadores de Guaros y Marinos guardaron un minuto de silencio antes de chocar en el Domo Boliviariano de Barquisimeto.

No obstante, en la “diversificación” respecto a disciplinas del rechazo a la violencia, los futbolistas no paran de manifestarse. Y prueba de ello es el tricolor nacional que sacó Tomás Rincón en la semifinal de la Champions con la Juventus y la participación de Richard Páez en la marcha de este miércoles en Mérida.

Foto referencial: MLB.com


Participa en la conversación