Hubo baja asistencia a las clases presenciales en la mayoría de los estados, luego de 19 meses de ausencia por la pandemia de la COVID-19. En algunas entidades también falló el plan de vacunación para niños y adolescentes.

Regiones. La baja asistencia al regreso a clases presenciales fue la tónica en la mayoría de los estados del país luego de 19 meses de ausencia por la pandemia de la COVID-19.

De acuerdo con representantes del magisterio, en Anzoátegui hubo un ausentismo escolar por el orden del 91% en los colegios públicos, en contraste con la asistencia significativa de estudiantes a los centros de enseñanza privados.

Maira Marín, secretaria general del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en la entidad, indicó que los padres decidieron no enviar a sus hijos a las escuelas por temor al contagio de la COVID-19, sino que además debían llevar implementos de bioseguridad, cuestión que los padres indicaron no poder comprar por falta de recursos.

Padres consultados indicaron que estarían dispuestos a vacunar a sus hijos, siempre y cuando sea con vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aragua se superó la expectativa
Una mayor cantidad de estudiantes de educación secundaria concurrió este lunes 25 de octubre a los operativos de vacunación contra la COVID-19 en varios centros educativos de Aragua, así como en centros de vacunación masiva, como El Coliseo de El Limón, en el municipio Iragorry.

En el Liceo Julio Morales Lara, uno con la mayor población estudiantil del área metropolitana de Maracay, inmunizaron a más de 50 estudiantes de un total de 150 que se incorporaron a las actividades escolares al inicio de la jornada.

Para los docentes, la incorporación a clases superó las expectativas de asistencia.

En Bolívar, Sinopharm sí, Abdala no

En Bolívar, el regreso a clases también inició con las vacunaciones contra la COVID-19 a mayores de 12 años de edad, con dosis de la vacuna china Sinopharm. Padres y representantes afirmaron tener mayor confianza en esta vacuna que con la cubana Abdala.

Ni loca dejo que a mi hijo le pongan la vacuna cubana que todavía no la han aprobado. Ni siquiera lo he querido mandar al colegio para clases presenciales», comentó Stephanie Sánchez, madre de un hijo de 13 años de edad.

En Ciudad Bolívar, el médico endocrinólogo Marcos Lima fue uno de los que manifestó su confianza hacia la Sinopharm para mayores de 12 años, tal como lo hizo con su hija de 14 años de edad.

«El ejemplo comienza por casa. Hoy mi hija Amelie recibió su primera dosis de la vacuna Sinopharm contra el COVID-19. Les recuerdo que es una vacuna de virus SARS-COV-2 inactivado y cuenta con estudio fase media que mostró seguridad y una buena respuesta inmunológica», destacó en sus redes sociales.

Ausentismo reinó en Carabobo

Solo 10 % de la población estudiantil en Carabobo atendió el llamado del regreso a clases, así lo informó el presidente de la junta sindical transitoria del Sindicato Venezolano de Maestros de la entidad carabobeña, Luis Guillermo Padrón. Además, indicó que los docentes no recibieron material de bioseguridad para prevenir la COVID-19.

En cuanto a la vacunación a estudiantes dijo que el estado recibió vacunas, pero desconoce cuándo se iniciaría el proceso de inmunización, pues es un operativo que adelanta la Fundación Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud).

regreso a clases
En planteles de las regiones los estudiantes fueron inmunizados con la vacuna Verocell / Foto: Gregoria Diaz

Padrón también informó que 30 % de las escuelas regionales no pudieron recibir alumnos por falta de mantenimiento.

Es un regreso a clases bastante triste, como se esperaba. No hay cloro, ni alcohol, incluso hay escuelas que no tienen agua. Hay mucho temor entre los docentes porque hay casos de maestros que se han contagiado de COVID-19 teniendo las dos dosis de la vacuna”.

24 % se incorporó en Lara

El profesor Nixon Arrieche, director de la Zona Educativa del estado Lara, informó que, de las 2055 escuelas y liceos en la región, más de 600 han sido rehabilitados y el resto se irá reacondicionando progresivamente.

Destacó que, durante agosto y septiembre, hubo algunas situaciones irregulares en los planteles y por eso, ″se realizó el plan de cuido y seguridad de instituciones educativas con organismos de seguridad del Estado″.

En cuanto a los servicios públicos, aseveró que el agua por tuberías está llegando a las instituciones y donde no, se han habilitado camiones cisterna. Por otro lado afirmó que 1700 escuelas están recibiendo comida para la alimentación de los estudiantes, uno de los factores que incide directamente en la asistencia a las aulas.

Mencionó que unos 200 profesores de una nómina de 63.000 se retiraron y han sido sustituidos por otros profesionales. Estos cobrarían el 10 de diciembre.

De manera simultánea inició vacunación de los estudiantes en el liceo Lisandro Alvarado, centro piloto en Lara, por tener una matrícula de más de 1200 estudiantes.

El secretario para la Educación, Cultura y Deporte de la gobernación de Lara, Eleamer Elkatrib, informó que el plan cuenta con la anuencia del Ministerio de Salud para la inmunización masiva y progresiva a los niños de entre 12 y 17 años de edad. Subrayó que, aunque no es obligatorio, es un derecho que tienen los niños y adolescentes de ser inmunizados contra la COVID-19, y que en este plan se usará la vacuna china Sinopharm.

Retorno en La Guaira no fue masivo

Aunque la Zona Educativa de La Guaira había adelantado que el regreso a clases presenciales se haría en pequeños grupos de estudiantes y espacios amplios, este lunes 25 de octubre el regreso estuvo condicionado por el temor de los padres y representantes tras el repunte de la COVID-19 en esta entidad federal, que sumó un total de 1.376 nuevos contagios en los últimos siete días.

De acuerdo con cálculos de los gremios educativos en la región, aproximadamente el 70 % de las escuelas de la Gobernación de La Guaira y el Ministerio de Educación abrieron sus puertas para recibir a decenas de estudiantes en medio del aumento de renuncias de profesionales de la enseñanza e infraestructuras dañadas y sin servicios básicos.

Tras 19 meses de educación a distancia, en el Litoral Central debían regresar unos 87.000 alumnos de 95 escuelas dependientes de la gobernación, 105 del Ministerio de Educación, y otros 55 planteles de gerencia privada, entre ellos, los afiliados a la Asociación Venezolana de Educación Católica.

Tengo que trabajar y traje a mi hijo que empieza el primer grado, pero la maestra que le tocaba renunció el viernes de la semana pasada. En mi barrio, muchos dejaron dormir a sus niños porque temen a ese COVID que está desatado”, comentó Aleida Blanco, luego de acompañar a su hijo hasta la Escuela Francisco Fajardo, en Macuto.

Tampoco hubo asistencia masiva de los educandos en el plantel Emilio Gimón Sterling de Catia La Mar. Sus docentes coincidieron en afirmar que era una irresponsabilidad llamar a clases ″en estas condiciones tan precarias″.

En colegios privados como el San Vicente de Paúl, en Maiquetía, un puñado de estudiantes retornó a las aulas con actividades de bienvenida, bajo los protocolos de bioseguridad. Allí se decidió que las asignaciones de las distintas materias se calificarán por las aulas virtuales.

En la mayoría de las 36 escuelas rurales de Carayaca se reportó la inasistencia no solo de estudiantes sino de maestros.

regreso a clases
En los colegios privados, se constató mayor cumplimiento de las medidas de bioseguridad / Foto: Mónica Salazar

″Tuve que dejar a mi chamo en la escuela de La Macanilla y el propio director los iba a atender en el aula, porque la maestra de tercer grado no llegó por falta de transporte público″, relató la representante Oneida Perdomo vía Whatsapp.

El plan de inmunización de niños y adolescentes contra el COVID-19 comenzó en 10 liceos de la entidad federal: Narciso Gonell, en Catia La Mar; Guaicaipuro, en Carayaca; Hugo Chávez, en la urbanización Playa Grande; José María Vargas y Fernando Toro, en Maiquetía; República de Panamá, en La Guaira; Guaicamacuto, en Macuto; Juan José Mendoza, en Caraballeda; además de los centros de bachillerato de Naiguatá y La Sabana. La dirección regional de salud informó que pondrán la vacuna china Sinopharm.

″No, esa cubana (Abdala) no lo voy a aceptar para mi muchacho″, indicó en voz baja una mujer a su vecina de Playa Grande. Su hijo de 12 años de edad no asistió al primer día de clases presenciales en el liceo Armando Reverón, ubicado en Guaracarumbo.

En escuela de La Llovizna en Maturín pidieron un pupitre

La Autoridad Única de Educación en Monagas, Carolina Estaba, indicó que se registró 50 % de afluencia en el regreso a clases del año escolar 2021-2022. La jefa regional de la Zona Educativa precisó que este porcentaje deriva del hecho de que no todos los estudiantes asistirán todos los días a las aulas de clases como se hacía anteriormente.

En esta oportunidad se asignaron días por grados para evitar aglomeraciones y como prevención ante el COVID-19. En escuelas de la Zona Industrial de Maturín se registró poca asistencia de niños a las aulas de clases y no se observó puntos de vacunación contra la COVID-19.

En la Unidad Educativa Padre Juan Vives Suriá, del sector La Llovizna, en Maturín, entre los requisitos para que los estudiantes iniciaran las clases era que llevaran un pupitre. Los padres explicaron que desde la coordinación de la institución les solicitaron como requisito obligatorio la compra o reparación de un pupitre como garantía para que sus hijos tengan donde sentarse en clases.

Ante esta situación los representantes afirman que entienden las condiciones en las que se encuentran las escuelas de Monagas, pero consideran descabellado pedir pupitres a los estudiantes pues esto debe garantizarlo el Estado.

En este sentido aseguraron que no cuentan con los recursos para costear la reparación o comprar un pupitre pues el monto del mismo oscila entre 30 y 40 dólares nuevo y si se trata de la reparación tiene un costo entre 10 y 20 dólares dependiendo el estado del pupitre y los arreglos que se tengan que hacer.

Para la reparación de los pupitres la escuela pone a disposición con los que cuentan y han sido sacados de las aulas porque no están en condiciones para su uso.

La coordinadora nos dijo que teníamos que reparar o comprar un pupitre de manera obligatoria sino nuestros hijos no tendrían donde sentarse″, comentó Vanessa Gascón.

Los representantes mencionan que este nuevo gasto no estaba dentro de su presupuesto. Piden a las autoridades competentes atención a esta circunstancia pues esta institución está adscrita a la Zona Educativa y al Ministerio para la Educación.

Liceístas predominaron en Táchira

Con una asistencia mayor de la esperada iniciaron actividades escolares en San Cristóbal. Desde muy tempranas horas de la mañana se vieron a los pequeños ir uniformados unos y otros no, camino a las diferentes escuelas, colegios y liceos de la entidad.

En un breve recorrido se pudo apreciar que tanto niños como adolescentes llevaban consigo sus tapabocas y otros más precavidos portaban careta.

Bajo la condición del anonimato, directores de los planteles informaron que la semana pasada se inició el proceso de desmalezamiento en los planteles, así como de desinfección en las aulas.

Este lunes, en el liceo Gonzalo Méndez, inició la vacunación de adolescentes. A estos se les aplicaba la dosis de la vacuna anticovid Sinopharm. Sin embargo, en otros liceos desconocían la llegada del material biológico a esas instalaciones.

Sobre la metodología se pudo conocer que, si la plantilla de estudiantes es superior a los 16, se divide el grupo en dos para garantizar el distanciamiento social. Por ahora se tiene previsto que tanto estudiantes de primaria como de bachillerato vean clases solo dos veces por semana. La convocatoria está a cargo de cada docente.

En Sucre obligan a los planteles a abrir las puertas

La Coalición Sindical regional del estado Sucre ratificó su calificación de «irresponsable y temeraria» la convocatoria del regreso a clases ″por cuanto no existen las condiciones para la normalización de las actividades académicas ni para la reincorporación de los docentes para sus actividades habituales″.

William Figueroa, secretario general de la Federación Venezolana de Maestros capítulo Cumaná, destacó que ″este 25 de octubre en las escuelas privadas la asistencia fue masiva, mientras que, en las públicas, la asistencia de educadores y alumnos no supera 35 %″.

La representación sindical del magisterio también denunció que están obligando a todos los planteles a abrir sus puertas, incluyendo a los 42 centros educativos que la Zona Educativa de Sucre reconoce como no aptos para iniciar clases. 12 de esos centros se encuentran en el municipio homónimo.

Los docentes de la entidad insisten en que el Estado-patrono debe cumplir con el mejoramiento sustancial de salario, la reparación y adecuación inmediata de la planta física de los planteles educativos, la reactivación del plan de alimentación escolar, garantía de movilidad a través del transporte público, continuidad de jornadas de vacunación para los 26 mil docentes en todo el estado y los casi 274 mil estudiantes en todo el estado; al mismo tiempo rechazaron la inmunización con vacunas no aprobadas por la OMS.

Padres y representantes consultados sobre el regreso a clases insistieron en que ″es necesario que se reanude la asistencia a las aulas”, pero también dicen estar convencidos de que, “de no garantizarse una incorporación segura y con condiciones óptimas que aseguren una buena calidad de la enseñanza, será nulo todo esfuerzo y los más perjudicados serán los estudiantes″.

No obstante, el magisterio sucrense exhortó a los padres y representantes que se abstengan de enviar a sus hijos a clases presenciales mientras las condiciones de los planteles no mejoren, y que exijan su inmunización con vacunas reconocidas y aprobadas por los organismos internacionales competentes.

Zulia reporta 70% de inasistencia en los plantes

Gualberto Mas y Rubí, presidente del Sindicato Único del Magisterio (Suma) del estado Zulia envió a Crónica.Uno el siguiente reporte de asistencia por municipio:

Maracaibo: 10 %.

San Francisco: 15 %.

Lagunillas: 13 %.

Valmore Rodríguez: 10 %.

Tenemos un total de asistencia de apenas 12% en preescolar y primaria, sin embargo, siguen abiertas las inscripciones en la mayoría de los planteles. Hasta el momento la matrícula escolar del Zulia descendió 70%″, aseguró.

Marlene Hernández, presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (FVM) seccional Zulia, informó que iniciaron una gira por varios planteles de Maracaibo para verificar la situación en la que los muchachos comenzaron sus clases.

regreso a clases
En el Zulia, el ausentismo escolar se sintió con fuerza / Foto: Mariela Nava

″No hay laboratorios, electricidad, agua y los baños están inoperativos. Los niños tienen que ir a la intemperie a hacer sus necesidades″.

Hasta el momento las cifras que maneja Hernández son de una asistencia menor de 20% en las escuelas de Maracaibo, mientras que el personal docente y administrativo asistió en 40%.

″En la mayoría de los planteles los niños están viendo clases con calor porque durante este tiempo de pandemia las escuelas fueron desvalijadas, pero lo que más nos preocupa es que no hay un sistema que garantice la bioseguridad de los niños y jóvenes contra el COVID-19″, señaló.

La Federación recomendó a los representantes a no acatar el llamado a clases. ″Invitamos a la responsabilidad para preservar la vida de sus hijos, porque las condiciones no están dadas″.

El plan de alimentación escolar también se ausentó de los planteles zulianos en este regreso a clases, al igual que no hubo reportes del plan de vacunación en liceos de Maracaibo.

En un recorrido de Crónica.Uno, los maestros manifestaron su preocupación por las condiciones en las que consiguieron las escuelas en este regreso a clases.

El gobernador debe saber la situación país que hay, aquí uno viene a trabajar por vocación, pero con miedo. Porque no hay ni alcohol que echarles a los muchachos, ni agua para lavarles las manos. Yo no sé hasta qué día me van a alcanzar los pasajes para venir a dar clases, esto es para morirse llorando″, lamentó Antonia Rivero, una maestra de 3 grado de primaria.

Los padres y representantes también mostraron su angustia. ″Yo de aquí no me muevo para estar pendiente de mis hijos, hoy los traje con un cuaderno y un lápiz, más nada porque no tengo. La verdad que después de ver la escuela como está no los voy a mandar mañana, mis hijos no pueden estar en estas condiciones″, lamentó María Antúnez, mientras se cubría del sol con una sombrilla frente a un colegio del oeste de Maracaibo.


Participa en la conversación