El equipo capitalino tuvo que «driblar» las dificultades con las pruebas PCR y después debió remontar un marcador adverso para imponerse 2-1 a Libertad en el regreso del fútbol al Olímpico.

Caracas. Horas antes del pitazo inicial en el estadio Olímpico extrañaba el inusual hermetismo del Caracas FC en sus redes sociales. No había ningún post con la alineación y ni siquiera se podía conocer la convocatoria que el departamento de prensa avileño suele divulgar con bastante antelación antes de cada compromiso.

La razón la explicó en rueda de prensa el técnico de los capitalinos Noel «Chita» Sanvicente. Y es que al campeón del fútbol venezolano le tocó jugar dos partidos en la vuelta del fútbol al coso de Los Chaguaramos.

«Tuvimos problemas con los resultados de las pruebas PCR, no sabía quiénes jugaban y los muchachos estaban bastante golpeados. Nos tocó jugar un partido fuera de la cancha», señaló el guayanés tras la victoria de su equipo 2-1 ante el Libertad paraguayo, en el duelo correspondiente a la Copa Libertadores de América.

El plantel del bando rojo se realizó las muestras el sábado como establecen los protocolos de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), pero los resultados se demoraron y eso podía significar un buen número de bajas en caso de confirmarse algún positivo.

No ocurrió, pero ante tanta adversidad, el triunfo rayó en lo heroico porque, además de lo extradeportivo, el joven cuadro caraqueño apenas disputaba su segundo encuentro desde marzo y el rival, esta vez, era un equipo con 13 careos encima. «En el primer tiempo, los problemas antes del partido se vieron reflejados en la cancha», admitió Sanvicente.

Lee también
El fútbol volvió y el básquet arranca el 31 de octubre

Y ciertamente la etapa inicial del Caracas FC fue muy discreta. La pérdida constante de balones, las imprecisiones y la falta de ritmo del local justificaron la ventaja paraguaya con el gol de Mathias Espinoza un minuto antes del descanso. La charla y los cambios del entrenador fueron claves en la inesperada remontada.

«Hablamos de que ese no era nuestro juego. Les dije que si había que perderlo, se perdía, pero les pedí más valentía y tratar de jugar el partido porque estábamos en nuestra casa», recordó el estratega, quien acertó con los cambios.

Sanvicente ingresó a Jorge Echeverría en el inicio del complemento y el volante le dio más presencia ofensiva a los Rojos, que igualaron con el tanto de penal del propio Echeverría al minuto 48. Luego de un cuarto de hora de dominio, el CFC volvió a resignar la iniciativa en el ataque y nuevamente cayó en errores en la entrega. Allí, el timonel movió otra vez el banquillo. La entrada del juvenil Saúl Guarirapa  —autor del 2-1 a tres del final— fue su gran apuesta ganadora.

«Este proyecto se basa en dar oportunidades a los jóvenes. Gracias a Dios los muchachos tuvieron la respuesta y aprovechamos las oportunidades para seguir en competencia», concluyó el DT bolivarense.

El resultado le permitió al Caracas FC asegurar su presencia en la Copa Sudamericana y seguir en liza por la clasificación en la Libertadores, donde suma siete puntos en cuatro choques. El miércoles recibe al Independiente de Medellín en un Olímpico que mantuvo el verdor en su césped pese a la prolongada pausa por la pandemia del coronavirus.

Lee también
El fútbol volvió y el básquet arranca el 31 de octubre

Lea también:

Equipos venezolanos tuvieron un regreso triunfal en la Copa Libertadores

Foto principal: Prensa Caracas FC


Participa en la conversación