Estudiantes de Mérida y Caracas FC sortearon la adversidad y el tiempo sin jugar para imponerse en sus respectivos choques del torneo continental.

Caracas. Estudiantes de Mérida y Caracas FC supieron recuperarse de situaciones adversas antes y durante la vuelta a la cancha y redondearon un regreso triunfal en la Copa Libertadores de América, que finalmente se reanudó esta semana.

Los triunfos de andinos y capitalinos 3-2 ante Alianza Lima de Perú y Deportivo Independiente de Medellín de Colombia sirvieron para completar una noche de miércoles memorable, pues es apenas la segunda vez en la historia del famoso torneo suramericano que dos escuadras del patio suman de a tres en una misma jornada. Portuguesa FC y ULA FC ya lo habían hecho el 21 de marzo de 1984 al batir a los peruanos Sporting Cristal y Melgar, respectivamente.

El caso de Estudiantes es muy meritorio. Los serranos no pudieron contar con su técnico, el argentino Martín Brignani, quien se quedó varado en su país sin encontrar algún medio para volver a Venezuela y encomendó la conducción a su asistente José “Buda” Torrealba, pero el exvinotinto se enfermó de coronavirus días antes del pitazo inicial y tampoco pudo sentarse en el banquillo.

Ante las dos bajas, el preparador de porteros José Gregorio Rodríguez y el técnico del filial René Maldonado asumieron las riendas del equipo con asesoramiento de Brignani y el propio Torrealba vía WhatsApp. La mano del cuerpo técnico se vio en la reacción que tuvo el bando académico a partir del minuto 64 luego de ir abajo en el marcador 0-2, especialmente con el ingreso del colombiano Wilson Mena, autor de un tanto y generador del penal que José Rivas cambió por el gol de la victoria en el descuento del encuentro disputado a puerta cerrada.

Lee también
Caracas FC apuesta por consolidar su proyecto juvenil en la nueva campaña

“Nos habíamos preparado. Esta pandemia nos ha hecho más fuertes. En mi caso la idea era entrar y aportar mi granito de arena”, comentó Mena en la transmisión televisiva.

El lauro permite al conjunto estudiantil sumar los primeros tres puntos del evento. El martes recibirá en Mérida al uruguayo Nacional, que accedió a traer a Brignani en el vuelo chárter que los traerá al país.

Caracas tampoco la tuvo fácil

El Caracas no tuvo las cosas sencillas para el regreso a la acción, si bien hace vida en la “burbuja” capitalina, donde los cortes de luz y el deterioro por la crisis es menor que en las ciudades del interior.

Los Rojos tuvieron que parar los entrenamientos una semana por tener jugadores positivos por COVID-19 en su plantilla y sufrieron la pesada baja de Bernardo Añor, quien decidió rescindir su contrato con la institución.

Ya en el césped del Atanasio Girardot, Caracas FC se puso en ventaja 0-2 con los goles de Eduardo Fereira (min. 6) y Anderson Contreras (min. 24). Un penal dudoso antes del descanso y un error en la salida al inicio del complemento borró la ventaja visitante, pero los avileños tuvieron la fortaleza mental para reaccionar con el gol decisivo del argentino Alexis Blanco al minuto 54.

El manejo del banquillo, la actitud y la buena condición física del campeón nacional fueron claves en la primera victoria de un equipo venezolano de visitante en Colombia en la historia de la Copa Libertadores.

“Después de tantos meses de más vicisicitudes que las ya existentes, el trabajo duro e inteligente más el compromiso de todos te acercan a estos resultados”, resumió el central Carlos “Kaki” Rivero, mientras que el contención Ricardo Andreutti no olvidó a la afición caraqueña que tendrá que ver el resto de la Copa por televisión.

Lee también
¿Qué hay que hacer para volver a las escuelas de forma segura?

“La alegría de la victoria es para todos los que nos apoyan y para todas las personas que la necesitan. Me quedo con el trabajo tan duro que hicimos en estos siete meses bajo unas condiciones muy adversas”.

Con el triunfo a domicilio, CFC acumula cuatro puntos en tres partidos. El miércoles será local ante Libertad de Paraguay en un solitario Estadio Olímpico de la UCV.

Lea también

Caracas y Mérida albergarán partidos de la Copa Libertadores en septiembre


Participa en la conversación