Con el año nuevo regresó la cuarentena radical bajo el esquema 7×7 aplicado por el Gobierno nacional. Las calles lucen mucho más solas que durante la última semana de diciembre, pero los comerciantes, por miedo a afrontar la caída de las ventas, prefieren aferrarse a trabajar con la puerta a medio abrir.

Caracas. La ciudad se vio con poca cantidad de personas en las calles este 4 de enero luego de un diciembre en el que las aceras de bulevares, como Catia y Sabana Grande, estaban a tope. El 2021 arrancó con el regreso de las medidas de prevención de la COVID-19, que se traduce en la cuarentena radical por siete días continuos, mientras que los comercios tratan de no tener pérdidas, así eso signifique volver a trabajar con la santamaría a medio abrir.

Desde la mañana de este lunes los usuarios de las redes sociales reportaron que los accesos hacia Caracas estaban trancados por puntos de control de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en especial para poder salir de Guarenas-Guatire y La Guaira.

Por otra parte, dentro de Caracas no hubo el mismo despliegue de funcionarios de seguridad del Estado para limitar la movilidad a solo sectores priorizados, como se vio entre marzo y abril de 2020. La mayoría de los puntos de control estaban en los accesos a la autopista Francisco Fajardo o en zonas como Plaza Venezuela y Santa Mónica, donde hay unidades fijas de seguridad.

cuarentena
Foto: Tairy Gamboa

Ya casi es mediodía y no ha pasado el primer policía por aquí, dijo impresionado un buhonero del bulevar de Catia y precisó que, por lo general, trabajan hasta que los corren del sitio o muchas veces les piden algo de mercancía para dejarlos trabajar.

Lee también
IPYS registró 636 violaciones a la libertad de información incluyendo dos asesinatos

Menos cantidad de personas en las calles no significó más cuidado ante el virus. Se sigue viendo personas que no llevan el tapaboca o lo llevan mal puesto. Además, a pesar de la cuarentena radical, que se mantendrá desde este 4 de enero hasta el domingo 10 de enero, los comerciantes prefieren abrir solo una puerta de su local para que los clientes sepan que están trabajando, algo que ya se veía desde el año pasado.

Cerramos cuando pase la policía; mientras tanto, tratamos de vender alguito, comentó un vendedor de zapatos.

cuarenetena
Foto: Tairy Gamboa

El mandatario Nicolás Maduro aseguró el 3 de enero que entre septiembre y noviembre se mantuvo una tasa de 13 casos activos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes, pero hizo especial énfasis en que a partir de la segunda semana de diciembre hasta los primeros días de enero hubo un incremento de 15 casos activos por cada 100.000 habitantes.

No obstante, el número de contagiados que ofrece la administración de Nicolás Maduro tiene altas y bajas de un día para otro. Por ejemplo, el sábado 2 de enero la Comisión Presidencial para la Prevención y Control de la COVID-19 reportó 435 nuevos infectados, mientras que el 3 de enero solo informaron 174 contagiados.

Yo sé que está el virus, pero tengo que comer, señaló el dueño de un negocio en Catia al preguntársele si aún tiene temor de contagiarse de COVID-19.

Otros comerciantes del bulevar de Catia aseguraron que abrieron sus puertas solo para limpiar y hacer inventario. Por su parte, algunos peatones decían que estaban buscando comprar algo de comida o ver si conseguían alguna oferta del mes en las tiendas de ropa o zapatos.

Lee también
Aumentan casos de COVID-19 en La Guaira y 25 enfermeras han renunciado en lo que va de año

El transporte tampoco estuvo limitado a trabajadores de áreas esenciales como se esperaba. El Metro de Caracas informó en su cuenta de Twitter que solo permitirían la entrada de personas con salvoconducto, guantes y tapabocas. Esto no se vio en la estación Plaza Sucre, donde, aunque había presencia de milicianos, no estaban pidiendo algún tipo de carnet.

Foto: Tairy Gamboa

Los choferes de rutas de transporte terrestre, como Plaza Venezuela y Catia, aseguraron que este lunes fue un día flojo, pero, más allá de la cuarentena, consideraron que es normal que las calles estén solas los primeros 15 días de enero. Por otro lado, durante esta semana radical están suspendidas las rutas interurbanas en todo el país, lo que incluye el cierre de los terminales de pasajeros.

No se tiene certeza de hasta cuándo se aplicará el esquema 7×7 en el país. Otras naciones del mundo avanzan con los nuevos aires de esperanza que dan las vacunas contra la COVID-19; mientras que en Venezuela, según declaraciones del ministro de Salud, Carlos Alvarado, se tiene planteada la adquisición de 10 millones de dosis de la vacuna producida en Rusia, Sputnik V, para el primer trimestre de 2021, y la meta total para final de año sería de 25 millones de dosis.

cuarentena
Foto: Tairy Gamboa

Participa en la conversación