Cazadores ponen en riesgo a los guácharos que habitan en las cuevas de Guanta

Guácharos-Guanta-Anzoátegui-Cronica-Uno

Las fundaciones ambientales Aún Hay Tiempo y Agua Para Todos indicaron que desde hace varios meses se desarrolla en el lugar la cacería del Steatornis caripensis, ave en peligro de extinción que resulta atractiva para los cazadores por el aceite que produce y que es vendido en el mercado de manera ilegal.

Barcelona. De acuerdo con datos históricos, en septiembre de 1799 el ambientalista alemán Alejandro de Humboldt descubrió en una cueva ubicada en la localidad de Caripe, estado Monagas, el ave Steatornis caripensis conocida con el nombre de guácharo.

El guácharo es un pájaro común en el oriente del país y en la zona norte del estado Anzoátegui, tiene su hábitat en las cuevas húmeda y seca de Rolando, situadas en el sector la Caraqueña del municipio Guanta. Hoy, integrantes de organizaciones ambientales indican que la especie está en peligro ante la caza indiscriminada que moradores y extraños han emprendido en los últimos meses.

La Fundación ambiental Aún hay Tiempo y su par Agua Para Todos sostienen que desde hace dos semanas la caza con fines comerciales de la especie Steatornis caripensis se ha mantenido, sobre todo con los pichones. Las organizaciones expresan que esta ave produce un aceite para calmar dolencias el cual es vendido de forma clandestina y se cotiza muy bien entre quienes regentan spas y lugares de masajes.

[irp posts=»165950″ name=»Hacerse a la mar es una tarea que enfrentan a todo riesgo los pescadores de Anzoátegui»]

Rodolfo Gil, presidente de la Fundación Agua para Todos, indicó que tras una inspección realizada en días pasados a las referidas cavernas, se encontraron con los cadáveres mutilados de 24 de estas aves debido a la caza descontrolada en el lugar.

Estos cazadores furtivos lo que hacen es introducir cauchos y madera dentro de las cuevas para incendiarlos y con el humo ahogar a las aves, descartan a los pájaros grandes y se quedan con los pichones e, inclusive, los huevos. Esto es un doble crimen ecológico porque además de afectar a las aves, dañan el ecosistema allí existente.

Según el Ministerio de Ecosocialismo (Minec), el también conocido como Pájaro de aceite del Caripe es un ave en veda (prohibición de caza) pues se encuentra en peligro de extinción y su cacería está penada en el artículo 77 de la Ley Penal del Ambiente, por lo que Gil hace un llamado tanto a Inparques como al Minec para que actúen en la materia.

“Nosotros tenemos conocimiento de que hay empresas que organizan tours a esas cavernas y les permiten a los turistas ir a visitarlas con antorchas encendidas, con lo cual contribuyen con el crimen ecológico”.

Gil indicó que además de Inparques y el Minec, la Guardia Nacional debería actuar en el resguardo del lugar pues el área pertenece al parque municipal La Sirena y colinda con el parque nacional Mochima, áreas que según el ambientalista, son Abrae (Áreas Bajo Régimen de Administración Especial).

Estamos solicitando el apoyo de las autoridades para que se involucren en esto porque además de los guácharos, los murciélagos que habitan allí también están afectados. También hay moradores que debido a la crisis cazan estas aves, no queremos que pase como con los pelícanos, que se hizo un anuncio de investigación pero no se ha sabido más nada”.

Sin anuncios

A principios de enero se conoció la noticia sobre la muerte de 60 pelícanos en la playa Los Cocos de Puerto La Cruz.

En primera instancia se indicó que la muerte de las aves se produjo tras consumir agua del drenaje de aguas residuales que desemboca en la orilla de la playa; sin embargo, luego se atribuyó la muerte a los vendedores de pescado de la zona quienes, según moradores, golpean las alas de los plumíferos para evitar que les quiten el pescado.

[irp posts=»167845″ name=»Hoteles de Anzoátegui recurren a los descuentos para paliar la baja de estadías en Carnaval»]

A raíz del suceso, el Minec junto con la Fiscalía 21 Ambiental, inspeccionaron el mercado de pescadores adyacente a la playa Los Cocos para emprender las investigaciones y determinar las responsabilidades que hubiera lugar.

Consultada sobre el tema, la directora del Minec en Anzoátegui, Katiuska Homsi, indicó que para saber más sobre el caso debían mantenerse alerta a las publicaciones en las redes sociales del organismo puesto que “no solemos dar entrevistas sobre los temas ambientales”.


Participa en la conversación