“Chico, solo tengo dos dólares para cambio, con otra empanada no tendría que darte el ‘tiquecito’”

dólares para cambio

Hasta el acto de comprar un desayuno implica tener dólares para cambio. Algunos comercios sortean la escasez de divisas en efectivo mediante vales o depósitos en billeteras electrónicas para futuras compras; otros ofrecen cervezas para completar el monto y hasta pagos por adelantado de cortes de cabello a clientes fijos.

Caracas. La trastocada economía venezolana hace que hasta lo más simple, como dar vueltos, sea todo un reto al momento de hacer una operación comercial. Ante la escasez de bolívares en efectivo y de divisas de baja denominación, en los comercios grandes y pequeños de Caracas buscan alternativas para evitar perder ventas o tener que recurrir a la compra de billetes con sobreprecio.

Las molestias de usuarios y comerciantes por el tema de los vueltos cada vez son más frecuentes y, a veces, llegan a acusaciones de unos a otros. En un país en el que entre 60 % y 70 % de las transacciones comerciales se realizan en moneda extranjera, hasta el acto de comprar un desayuno implica tener dólares para cambio.

En Santa Mónica, por ejemplo, el encargado de un local de venta de empanadas señaló a Crónica.Uno que ofrecen a clientes asiduos la posibilidad de entregarles un “ticket” o vale con el monto adeudado, en caso de no tener suficientes billetes extranjeros para dar vuelto, que el cliente puede usar en otra ocasión siempre y cuando tenga el sello del comercio.

Tratamos de que el tique no exceda de un dólar, y por eso le explicamos a la gente que es preferible que paguen con montos exactos o pasen la tarjeta para completar si pagan con un billete de $1 o $5, porque rara vez tenemos para dar cambio, esos así como llegan, se van”, explica.

Según cálculos de la firma Ecoanalítica, en Venezuela circulan alrededor de 2000 millones de dólares en efectivo y, de acuerdo con sus estudios, al cuarto trimestre de 2020 el 51,4 % de los pagos con moneda extranjera se hacía en efectivo, cuando a inicios de año esa modalidad llegó a ocupar 80 %. Sin embargo, el hecho de no contar con emisión de dólares (que depende de la Reserva Federal) hace que los billetes de baja denominación escaseen al ser los más demandados.

Lee también
Dólar paralelo aumentó 33 % en tres semanas de abril
dólares para cambio
Foto: Luis Morillo
La creatividad de las ventas

En otro negocio de empanadas, pero en Los Símbolos, las mujeres que atienden optan por ofrecerles a los clientes opciones que se ajusten a la realidad de su caja. “Chico, solo tengo dos dólares para cambio; si agregas otra empanada, evitas que te dé el tique”, le dice una de ellas a un funcionario policial que estaba comprando el desayuno.

La joven explica que, por la naturaleza del local, suelen recibir billetes bajos: “Pero llega un punto de la mañana en el que ya no tenemos, todos los dimos en vueltos. Nosotros ofrecemos el tique en última instancia porque sabemos que no todos van a querer aceptarlo, y por eso también les sugerimos que agreguen otra empanada o bebida para completar y darles su cambio como se debe”.

Sin embargo, la idea de los vale, aunque es novedosa, parece ser práctica dependiendo del negocio que la implemente. Elías Silva, encargado de un abasto de Santa Mónica, cuestiona que son pocos los clientes que ven con buenos ojos la estrategia y que el auge de las divisas a veces es un “dolor de cabeza” para él y los suyos por las ventas. 

Cuando la gente empezó a usar más dólares, hace dos años, no pensé que terminaría siendo tan trabajoso todo, y eso es algo que escapa completamente de nuestras manos, porque no tenemos flujo suficiente de billetes como para darles cambio a todos los clientes. Eso, al final, nos afecta”, se excusa.

dólares para cambio
Los apagones de marzo y abril de 2019 impulsaron la masificación del uso del dólar en Venezuela debido a las fallas de puntos de venta y falta de bolívares en efectivo. Foto: Luis Morillo

Mientras, negocios como peluquerías y licorerías ofrecen otras modalidades. En Baruta, Karla Tamayo, peluquera, llega a acuerdos con sus clientes fijos para que el vuelto lo dejen abonado para futuros servicios. “El corte de caballeros cuesta tres dólares, así que si pagan con un billete de $10, tienen otros dos servicios ya cubiertos”, explica.

En el caso de las licorerías es más “sencillo” –como explica Marco Fereira, encargado de una en Chacao–, pues suelen ofrecer cervezas (cuestan alrededor de un dólar), botellas de entre dos y cuatro dólares o, como último recurso, los vales. “Hay gente que confía más en esos papeles que en el bolívar”, asegura.

Supermercados empiezan a tantear opciones

En el caso de las grandes cadenas de supermercados que hay en Caracas, que cuentan con infraestructuras tecnológicas más avanzadas, destaca que Excelsior Gama tiene un sistema automatizado que permite depositar hasta 20 dólares para cambio en una billetera personalizada para cada cliente, que puede utilizar en futuras compras.

Johanssen Sandoval, encargado de la tienda de Santa Mónica, explica a Crónica.Uno que el depósito es completamente opcional y “una de sus ventajas es que los fondos que se depositan allí pueden ser utilizados por el cliente en cualquiera de las sucursales” de la cadena. Resalta que la idea empezó a ser implementada hace dos meses a raíz de la falta de billetes de baja denominación. “Si la compra es de $16 y pagas con un billete de $20, puedes guardar ese cambio, como última instancia, para otras compras”, indica.

Un gerente de Automercados Plaza’s, que pidió mantener su nombre en reserva, dijo que esa cadena también está trabajando en la implementación de esa modalidad dadas las ventajas que ofrece tanto a la empresa como a los clientes a la hora de, incluso, agilizar el proceso de compra, pues reduciría el tiempo de espera en las cajas.

Lee también
En comercios el pago C2P es poco utilizado y sigue sin resolver problema del vuelto

Foto: Luis Morillo.


Participa en la conversación