“Los enemigos internos de la revolución son más peligrosos: ¡Actúan a la sombra!”, dijo Wilmer Nolasco sobre sentencia del TSJ que entregó el partido a descendientes de Luis Beltrán Prieto Figueroa

Hernán Lugo-Galicia/@HLGNapita

Caracas. A la oposición la inhabilitan y a los aliados disidentes los deja sin partidos. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) actúa así en la política, a juzgar por las declaraciones de quienes han sido víctimas de las maniobras de Miraflores, como Marea Socialista y ahora el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP).

El viernes, entre 11:00 am y 2:00 pm, la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) quitó el MEP a Wilmer Nolasco, quien había sido ratificado en el cargo de secretario general en una asamblea nacional, efectuada el 20 de junio, que además, escogió al Comando Táctico Nacional (o dirección nacional), las comisiones de Ética, Electoral y el Contralor Interno.

“La Sala Electoral fue un proceso express”, afirmó Nolasco, en la Casa Morada, donde ayer 200 dirigentes se reunieron y rechazaron que el TSJ haya entregado el MEP a familiares del fundador Luis Beltrán Prieto Figueroa: Gilberto Jesús Jiménez Prieto, y al director de Mi Casa Bien Equipada, José Francisco Espinosa Prieto; por ser sobrinos del maestro Prieto Figueroa.

La militancia o “combatientes del MEP” permanecía en las afueras de la Casa Morada en previsión de que la “junta ad hoc” pudiera presentarse y reclamara la edificación, de gran valor financiero, por estar ubicada en la urbanización Las Palmas, en Caracas, y de un “valor histórico” por ser el lugar donde “El maestro Prieto” y los fundadores del MEP enfrentaron a sus rivales. El miércoles, marcharán hasta el TSJ, donde impugnarán la sentencia y esperan que se resuelta con la misma rápidez con que actuaron el viernes 17.

Lee también
PNB rompió la puerta de la residencia Livia Gouverneur, desalojó a los estudiantes y los trasladaron a la fuerza a hoteles

“Espinosa Prieto no es militante del MEP; él está en el PSUV”, dijo Nolasco, quien no entiende cómo el TSJ resolvió a favor de otras personas, cuando las autoridades del MEP habían electo sus autoridades y habían consignado las resoluciones de la asamblea nacional el 23 de junio.

Las razones de la expropiación son varias:

1)     Que el PSUV temía que el MEP postulara candidatos propios, fuera del Polo Patriótico, como pasó en las elecciones municipales de 2012, cuando en Anzoátegui y Bolivar defendieron sus dirigentes y se lanzaron a contracorriente de la alianza. Al final, ganaron dos municipios, luego de enfrentar al PSUV y a la MUD.

2)     Que en la fundación del partido morado participó el padre de Nicolás Maduro y, por lo tanto, quieran recuperar un “bien patrimonial”, ironizaron dirigentes mepistas.

“Ustedes, algunos dirigentes del PSUV, han hecho todo por sacarme del proceso, pero hagan lo que hagan, jamás me verán en la acera del frente. ¡Somos irreverentes, pero no traidores o desleales! Vamos a defender la revolución de los enemigos internos y externos, aunque los internos son más peligrosos: ¡Actúan a la sombra! Presidente, a su lado, a quienes se llaman revolucionarios y tienen un puñal preparado. Wilmer Nolasco no tiene yate, ni dólares para irse del país cuando esto se caiga, así que defenderé la revolución a costa de mi propia vida; me sacarán muerto”.


Participa en la conversación