Son 400 adultos mayores censados para recibir el beneficio de alimentación, muchos de ellos se encuentran en situación de calle. Este martes no pudieron recibir alimentos porque no había productos de limpieza.

Valencia. Ylario Hernández, de 80 años de edad, es uno de los 400 adultos mayores que se alimenta a diario en el comedor popular del Instituto Nacional de Nutrición, ubicado en Puerto Cabello. Con gran malestar recibió la noticia de que este martes no les servirían almuerzo, pues no cuentan con materiales de limpieza para despachar la comida.

Hernández relató a Crónica.Uno que el menú consta solo de arroz, caraotas, pasta y lentejas. Asegura que esa dieta no cumple con los nutrientes que necesitan para una alimentación balanceada.

“Esa comida tendrá algunos nutrientes, pero no todos los necesarios. Antes nos daban una leche, avena, refresco, un postre, pero eso se acabó hace tiempo”, comentó.

Rafaela Tovar también se beneficia del Comedor Popular María Olavarría. Ella camina casi cuatro horas diarias desde el sector El Cambur, para poder comer. A las 11de la mañana de este 19 de febrero tenía 24 horas sin alimentarse. “Me iré a mi casa sin comer, no tengo nada en la casa”. Esta mujer de 50 años solo quiere comer carne con papa.

Un trabajador de la institución, ubicada en el sector Marina Center de Puerto Cabello, que prefirió resguardar su identidad, refirió que los productos cárnicos, lácteos y frutas no son despachados por Mercal desde hace más de un año. Sostuvo que no les dan explicación sobre el recorte de rubros alimenticios.

El hombre, que tiene ocho años trabajando en el lugar, aseguró que desde hace seis años empezaron a recortar los rubros alimenticios. Según su relato, la dieta era balanceada, pues constaba de carbohidratos, proteínas, frutas y bebidas: “Se les servía chuleta de cerdo, se les daba ensalada de frutas, jamón, queso, arepa, muchas cosas que ya no se les puede dar”.

Reveló que siente “impotencia e indignación”, pues muchos de los censados solo tienen como sustento alimenticio esta ayuda. Explica que muchos están en situación de calle y a otros, con la crisis económica, no les alcanza la pensión de vejez para cubrir los gastos de la canasta básica. Dijo que la falta de productos de limpieza se podrá resolver en 24 horas, y espera poder ofrecer la atención alimenticia este miércoles.

Videos: Leomara Cárdenas


Participa en la conversación