Para evitar la expansión del COVID-19 y situaciones como las ocurridas en los mercados de Maracaibo y Cumaná, la alcaldesa de Sotillo, Herminia García, dictaminó que el expendio de alimentos trabajará desde el día viernes hasta el domingo.

Barcelona. “Si nosotros no podemos trabajar, nadie podrá hacerlo”, fue la consigna que esgrimieron este martes los comerciantes informales de Puerto La Cruz luego de que el lunes pasado la alcaldesa de Sotillo, Herminia García, emitiera un decreto en el que regula los días de trabajo en el mercado municipal a viernes, sábado y domingo.

Ante el aumento de casos de COVID-19 en la entidad, que en la última semana subió la cifra a 80 y según el conteo de las autoridades locales nueve de ellos se registraron en la ciudad de Puerto La Cruz, García tomó la determinación de cambiar la metodología de trabajo implementada al inicio de la pandemia, la cual establecía que el expendio se haría martes, jueves, sábado y domingo. El resto de los días se usaría para la limpieza y desinfección de los espacios.

A pesar de que los vendedores formales dentro del mercado han cumplido la medida, es preocupante la cantidad de personas que en comercios que se hacen por fuera del mercado no cumplen con el uso de tapabocas y el distanciamiento. Ante la falta de cooperación de los vendedores informales tomamos esta medida e insistimos muchísimo en que se aplique, dijo García el lunes en la tarde.

Con el incremento de los casos de COVID-19 y para evitar escenarios como los ocurridos en las ciudades de Maracaibo y Cumaná, se pasó a una nueva modalidad que será supervisada y dependiendo de los resultados se establecerán nuevas acciones. Esto fue rechazado de plano por los comerciantes quienes este martes en la mañana tomaron la sede de la alcaldía.

Estamos aquí reclamando un derecho que está escrito en la Constitución de la República, el derecho al trabajo. Queremos que nos dejan trabajar, necesitamos llevar el sustento a nuestros hogares. Ellos (alcaldía) tienen una hipótesis que el virus tomó el mercado y por eso quieren dividirlo en cuatro sectores, ¿es qué acaso el virus no va a llegar a esos sectores? Queremos seguir trabajando como estábamos, sostuvo uno de los vendedores informales.

Camino turbulento

Al no encontrar solución en el ayuntamiento, el panorama cambió drásticamente. Avanzada la mañana, un numeroso grupo de los manifestantes que se encontraban en la alcaldía decidió recorrer las calles adyacentes al mercado y el centro de Puerto La Cruz exigiendo a los comerciantes formales el cierre de sus negocios.

Yo creo es que ellos no entienden que se tiene que evitar lo que pasó en Maracaibo y Cumaná. El mercado de Puerto La Cruz es el más grande del oriente del país y atiende a Sucre y Nueva Esparta, donde hay focos. Las autoridades tienen que evitar que el virus se expanda porque si no nos fregamos, indicó el ciudadano Oscar Almeida.

anzoátegui-JC-mercado-municipal-Puerto-la-cruz-crónica-uno
La GNB custodió los alrededores del mercado tras las manifestaciones / Foto: Cortesía Diario El Tiempo

Wael Raad es presidente de la Cámara de Comercio de Anzoátegui y sostuvo que no puede privar la “ley del más fuerte” en la lucha por el trabajo. Dijo que ellos deben seguir medidas sanitarias y que las autoridades deben hacer cumplir las medidas.

La alcaldesa y la policía de Sotillo deben sentarse y hablar con ellos para que entiendan por qué se toman estas medidas. Para nosotros tampoco es fácil, trabajamos pocos días a la semana y ellos no pueden ir a cerrar locales así. La policía debe actuar y ellos buscar la manera de poder trabajar.

En horas de la tarde del martes, los vendedores informales y representantes del ayuntamiento sostenían una reunión para llegar a un acuerdo sobre la nueva medida.

Lee también
Desde hace tres meses están sin líneas telefónicas y sin Internet en sector El Manicomio

Participa en la conversación