Cómo impacta en la economía la ligera reducción del encaje legal a 73%

Cálculos del economista Hermes Pérez señalan que de acuerdo con las cifras de Sudeban hasta el 30 de noviembre la cartera crediticia en el país se ubicaba en $316 millones, tras la medida que rebaja el encaje legal, la cartera podría alcanzar los $533 millones, lo que significa que esta aumentó un 69 %.

Caracas. El elevado encaje legal que mantienen las autoridades desde enero de 2019 se tradujo en problemas de liquidez para el sector bancario y severas restricciones para otorgar créditos. La reducción del encaje desde entonces es una petición firme por parte de la banca. Este 2 de febrero la ministra de Finanzas, Delcy Rodríguez, anunció que el encaje legal sería reducido, al pasar de 85 % a 73 %, una decisión que los especialistas consideran en la línea correcta para estimar el crecimiento, pero aún muy alto. 

¿Cómo se ha movido el encaje desde hace tres años hasta la fecha? 

En enero de 2019 el Banco Central de Venezuela (BCV) anunció la modificación del encaje legal ordinario que se elevaba de 31 % a  57 % y el marginal que se ubicaba en 100 %. 

En abril de 2020 el BCV flexibilizó la norma, que mantenía al sector con problemas de liquidez. En ese momento la resolución 20-03-01 publicada en Gaceta Oficial N.° 41850 con fecha 30 de marzo estableció un encaje legal que pasaba de 100 % a 93 % para las captaciones semanales en bolívares y un encaje de 31 % para las captaciones en moneda extranjera.

En enero de 2021 en Gaceta Oficial N.° 42050 se fijó que el encaje legal bancario para las captaciones en bolívares pasaba de 93 % a 85 %, mientras que para las captaciones en monedas extranjeras el encaje se mantendrían en 31 %.

¿Cuál fue el conjunto de medidas que anunció el gobierno? 

La vicepresidenta y ministra de Finanzas, Delcy Rodríguez, anunció este 2 de febrero en un encuentro junto a representantes de la banca pública y privada, el vicepresidente de Economía Tareck El Aissami y el mandatario Nicolás Maduro, varios anuncios relacionados con el sector y emprendedores. 

Primera medida: “El primer anuncio tiene que ver con la reducción del encaje legal a un 73 %. Es una medida que ha adoptado el presidente para un periodo de tiempo muy corto, que vamos a ir evaluando y en relación como se vaya desempeñando se va a dar una flexibilización expandida en el tiempo”, dijo Rodríguez.

Segunda medida: Exhortó a la banca a que del 10 % de las divisas que tienen en cuentas custodia otorguen créditos en bolívares, indexados a la tasa del día que fije el BCV en las mesas de cambio. “Eso representa el equivalente a 74 millones de dólares, que van a dar créditos a actividades productivas en el país”, afirmó. 

Tercera medida: Un fondo de financiamiento al emprendimiento que tendrá un capital semilla por el monto de 46 millones de bolívares (unos $10 millones) dirigidos al Fondo Nacional de Emprendimiento. 

Cuarta medida: Se reducen los requisitos para la apertura de cuentas que tenga un capital de hasta 1000 bolívares. La vicepresidenta aseguró que para abrir una cuenta de este tipo los interesados solamente necesitarán dar su nombre, dirección y número de teléfono.

Quinta medida: Las autoridades informaron que están creando un título valor llamado Valore, donde los emprendedores pueden ir a las casas de bolsa a presentar su proyecto y una vez hecho este paso, ya debidamente certificado por la Superintendencia Nacional de Valores podrán pedir financiamiento. 

¿Cuántos recursos liberaría la reducción del encaje legal para dar créditos? 

Cálculos del economista Hermes Pérez señalan que de acuerdo con las cifras de Sudeban hasta el 30 de noviembre la cartera crediticia en el país se ubicaba en $316 millones, tras la medida que rebaja el encaje legal, la cartera podría alcanzar los $533 millones, lo que significa que esta aumentó un 69 %. 

El especialista apunta en conversación con Crónica.Uno la reducción del encaje libera unos recursos que rondan entre $76 millones y 189 millones, “podríamos estar hablando de un promedio de $133 millones por liberación del encaje, a eso le sumamos $10 millones para el fondo a los emprendimientos y le sumamos los $74 millones asociados al 10 % de las cuentas custodia, con eso sumaríamos un monto de $217 millones que es el monto adicional que debería estar destinado a nuevos créditos”, detalla.

 ¿Puede esta medida impactar en el crecimiento del PIB?

Para la economista María Antonia Moreno una disminución del encaje legal estimularía el crédito y el crecimiento del PIB en un ambiente de negocios transparente e institucionalmente fuerte, indica a Crónica.Uno. Según el gobierno la economía creció 4 % en 2021, luego de siete años consecutivos de contracción. Firmas independientes proyectan que el PIB cierre en 5 % este año.

Pérez por su parte comenta que si aumenta el crédito aumenta la inversión y si esto pasa la actividad económica debería verse favorecida. “Cualquier economía saludable se respalda en crédito e inversión para sustentar su crecimiento”, dice. Sin embargo, agrega que a pesar de que la medida está en el sentido correcto es muy insuficiente aún, para ello los niveles de encaje deberían ubicarse a los históricos que mantuvo el país entre 10 % y 20 %. 

Para el economista Leonardo Vera la reducción del encaje no va a tener ningún impacto sobre el volumen de crédito. Los bancos pagan hoy un encaje efectivo cercano al 34 % y esa razón explica las multas astronómicas. Así que bajarlo a 73 %, es ignorar la realidad”, dice.

¿Puede impactar la reducción del encaje en la inflación y el tipo de cambio? 

Para el economista Vera la reducción del encaje no va a generar ningún impacto importante en la liquidez, «por el hecho que esta medida en dólares tiene ya un tamaño poco significativo». «Así que el incremento de liquidez que generaría la liberación parcial o total del encaje no tiene fuerza ya para generar un ataque importante sobre la paridad cambiaria, que es el ancla que ha detenido la hiperinflación».

Hermez Pérez señala que puede tener un impacto puntual en el aumento de precios de bienes y servicios, así como en el tipo de cambio porque hay más liquidez, no obstante, explica que como la liberación de recursos es muy pequeña el impacto en los precios no debería ser importante, ni sobre la tasa de inflación, ni en la del tipo de cambio.

¿Los créditos solo favorecerán a emprendedores o también a personas naturales?

La economista María Antonia Moreno indica que el aumento del crédito a personas naturales depende del nivel de informalidad, de su grado de bancarización y de sus condiciones de solvencia . “Esperaría un mayor aumento al crédito de personas jurídicas”, advierte. 

Por su parte, Pérez explica que habría que esperar los detalles de la resolución que emita el BCV, pero que en líneas generales menciona que la oferta de créditos para el público también dependerá de cada banco, pues cada banco maneja montos de depósitos particulares. “A lo mejor la liberación de recursos de un banco va a ser menor o mayor y en función de eso van a estar entonces los nuevos créditos. No creo que solo se verán favorecidos emprendedores y empresas, ya hay un pote particular para los emprendedores es de $10 millones, el resto debería ser para empresas y personas naturales”.

El economista Leonardo Vera apunta que un fondo especial para proyectos de emprendimiento o start UPS es importante y más en el caso venezolano, donde el avance de la economía informal es impresionante y se carece de apoyo financiero.

Lamentablemente la magnitud del financiamiento puede ser insuficiente frente a las necesidades y la sostenibilidad de ese fondo es incierta. La sostenibilidad es incierta porque devolver bolívares con menor poder de compra, aunado a la tasa de fracasos natural de los emprendimientos, extinguirá el fondo en poco tiempo.

¿En cuánto debería ubicarse la cartera de crédito? 

En condiciones normales la cartera de crédito debería ubicarse alrededor de $12.000 y $17.000 millones, calcula Hermes Pérez. Por eso los montos actuales siguen siendo bajos para el tamaño de la economía. La cartera actual representa alrededor del 1% del PIB, cuando esta debería ser del 25 % al 35 %. 


Participa en la conversación