Ya no es solo “Las tumbas de café” que encuentran trabajadores de la empresa, sino una serie de presuntas irregularidades sobre la administración de la compañía estatal en Barquisimeto.

Caracas. Café Venezuela cesó operaciones en Lara, pero VTV transmite aquella conseja de José Vicente Rangel, cuando era vicepresidente en época que mandó Hugo Chávez: “Total normalidad”.

El inventario de café verde se agotó y, por ello, los trabajadores fueron puestos a pintar y a barrer los galpones en la zona industrial de Barquisimeto, estado Lara, como una forma de ganarse el salario. Sin embargo, entre el lunes y el jueves, los trabajadores efectuaron otras tareas para hacer valer y respetar sus derechos:

1)  Se reunieron con el presidente de la Corporación Venezolana del Café, Fidel Ferrer, y le plantearon la destitución de la gerencia de CV-Lara, encabezada por Carlos Silva, a quien le pidieron que no participara en la asamblea debido a que los acusan de presionar a trabajadores y de amenazar a la dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores del Café, Carlos Andrade en Trujillo y Juan Escalona  en la Lara.

2) Conversaron con consejos comunales larenses y obtuvieron el apoyo a que se audite la administración de Silva y, en general de la empresa CV que tiene otras sedes en Yaracuy, Portuguesa, Barinas y Trujillo; además que consiguieron pruebas de “tumbas de café” y de una serie de cheques que Silva había entregado a sus familiares, que no tienen responsabilidad con la empresa.

Un informe, elaborado por el Consejo Campesino Padre Diego, revela cómo Silva favoreció a sus allegados con fondos públicos. El reporte detalla que “la Inteligencia Social de compañeros cooperantes detectó la utilización de fondos de la empresa para la adquisición de activos personales los cuales fueron cancelados a través de los siguientes desembolsos: Cheque N°83711020  a favor de Carlos Manuel Silva Natera por un monto de 638.147,80 bolívares. Cheque N° 33841022  a favor de Liyismary Silva Cañizalez por 489.293,63 bolívares. Cheque N°  89251019  a favor de Dilia Rosa Hernández Escalona por 465.002,75 bolívares. Cheque  N° 38341021 a favor de Leida Rosa Aponte Padilla por 465.002,65 bolívares.  El desangramiento al patrimonio público compromete a más que un grupito de personas, que se comportan como verdaderas mafias internas utilizando los recursos que tienen a su alcance  para satisfacer sus necesidades particulares, violentando así el artículo 73 de la Ley Contra la Corrupción”, denunció la representante del consejo, Migdalia Vivas.

3) La organización popular describe otras anormalidades: “Entierro y ocultamiento de café, fallas en el manejo y control de los inventarios nacionales, corrupción operativa con despachos o destinos fantasmas de café tostado y verde; y el “terrorismo e intimidación laboral” con todos sus trabajadores para mantenerlos “silentes”.

Ante los hechos, exigen que las empresas adscritas a la Empresa Nacional del Café: Fama de América, Café Madrid y Cafea, así como a la corporación, sean auditadas y supervisadas periódicamente por la Contraloría General.

“La sucursal de la región Centroccidental tiene una gerencia débil, viciada y de gestión comprometedora, que ha obligado a la masa trabajadora y comunidades organizadas a empoderarse de sus deberes y derechos contralores previstos en la Constitución y las leyes», señalaron los miembros de la Comuna “Padre Diego”, que rechazaron que la gerencia de Café Venezuela Centroccidente se declare en “negación y rebeldía evidente frente a su compromiso y deber al Poder Popular (comunas, trabajadores, comunidades productoras y otras fuerzas vivas de Lara) al no aceptar y permitir asambleas populares, la contraloría social y el libre tránsito del pueblo en una empresa de propiedad social”.

Debido a la negativa de la gerencia, el 31 de mayo los trabajadores hicieron una asamblea en la entrada de la sede principal de CV-Barquisimeto, y no dentro de sus instalaciones.

En respuesta a la inercia dentro de la empresa, instan a la Contraloría General, al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), a la Comisión de la Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) como garante del cumplimiento de la Ley Anticorrupción, al Ministerio Publico, Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT), a la Comisión Presidencial Anticorrupción, al Ministerio de Alimentación (MA) a revisar compras y almacenamiento del café verde así como las contrataciones de obras y servicios.

Foto: Cortesía del Consejo Campesino Padre Diego


Participa en la conversación