Con fe y devoción se ha logrado la convivencia en el barrio El Nazareno de la parroquia Filas de Mariche

barrio El Nazareno

En el barrio El Nazareno de la parroquia Filas de Mariche, en el municipio Sucre, con la fe y devoción al santo milagroso se ha logrado la convivencia entre vecinos. El fervor une a residentes de ésa y otras comunidades. En Semana Santa hubo mucha afluencia de asistentes a las actividades conmemorativas, en especial el Miércoles Santo, día en que se realiza la procesión de Jesucristo cargando la cruz camino al Calvario. La tradición cumplió 32 años esta Semana Santa.

Caracas. Desde sus orígenes hace más de 60 años, en el barrio El Nazareno de Filas de Mariche, municipio Sucre, la fe y devoción al santo milagroso ha posibilitado sana convivencia entre los residentes de ese sector y aledaños como Vuelta del Águila, La Estrella.  Esta Semana Santa se cumplieron 32 años de la procesión de Jesucristo cargando la cruz camino al Calvario. La actividad culminó con una misa en el liceo.

Ramón Ojeda Guillén, residente del sector, afirma que la  comunidad siempre ha sido religiosa, por ello, la fe la buena voluntad y las energías positivas los motivaron a  luchar por la construcción de la capilla para venerar al Nazareno de San Pablo. Eso sucedió hace más de 30 años, cuando él  se desempeñaba como presidente de la asociación de vecinos.

Eso fue un momento grandioso, bonito en la historia de Filas de Mariche,  eso estuvo marcado por el empeño de los dirigentes vecinales y del señor Gregorio Rodríguez, él se echó al hombro la construcción de la capilla. Ese Nazareno ha resultado muy milagroso. Aquí ocurrió un accidente con un camión que pudo haber sido aparatoso, pero no tuvo mayores consecuencias. El camión se detuvo a las puertas del Nazareno».

 

Ojeda Guillén recuerda que la asociación de vecinos de la época y un grupo de religiosos, encabezados por  la familia Rodríguez, decidieron bendecir la figura del Nazareno. Con esa intención, contactaron a monseñor Mario Moronta, actual  Primer Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana,  para cumplir su objetivo. También se unieron para lograr la construcción de una capilla frente a la casa de la familia de Gregorio Rodríguez.

Desde allí se hace una posesión en forma ininterrumpida el Miércoles Santo desde hace 32 años. Los vecinos dijeron que durante los dos años de pandemia la procesión se realizó con menos personas. En 2020 se sacó la imagen con el debido protocolo de protección. El año pasado hubo una pequeña procesión y este año estuvo muy nutrida la asistencia de feligreses.

El pasado Miércoles Santo, los vecinos se acercaron a la capilla Divina Pastora y con el santo milagroso recorrieron cuatro cuadras de la zona. En el recorrido pasaron por los sectores La Estrella; Las Residencias Eliana; El Nazareno; Vuelta del Águila; Los Unidos y La Fortaleza. También por Plan de la Avioneta, donde se encuentra la capilla, en cada uno se pararon para rendir homenaje a su santo patrono. Este año la feligresía fue numerosa, por ello, la misa se hizo en el colegio Almirante Luis Brión. Simultáneamente a esta visita, habitantes de los sectores Apolo 8 y Santa Isabel llegaron en procesión con dos imágenes más pequeñas del Nazareno de San Pablo.

Barrio El Nazareno

Parroquia eclesiástica

Filas de Mariche forma parte de las 23 parroquias eclesiástica que desde el  16 de noviembre de 2021  forman parte de la Diócesis de Petare, fundada por el Papa Francisco. Su primer obispo es monseñor Juan Carlos Bravo Salazar, quien es el actual obispo de Acarigua-Araure.

A través de las misas que se realizan en la capilla Divina Pastora, ubicada en el sector Plan de la Avioneta, la gente se ha venido involucrando con la religión católica.

La familia Rodríguez lideró la construcción de la capilla Divina Pastora y es la cuidadora de la imagen del Nazareno. Todos sus integrantes han estado conectados con la iglesia, hay catequistas.

Con información del cronista popular Ramón Ojeda

Lea también

Papa Francisco erige en Venezuela la nueva Diócesis de Petare


Participa en la conversación