Escasez de gasolina de 95 octanos empieza a ser constante en gasolineras de la capital, donde algunas solo reciben billetes de 1000 bolívares en adelante.

Caracas. Las colas para surtir de gasolina a los vehículos crecen conforme se acerca la reconversión monetaria y con ella un probable aumento de precio del combustible. En diversas zonas de Caracas el panorama es el mismo: conductores a la expectativa y bomberos confusos, aún sin saber cómo será el método de cobro a partir del lunes 20. Crónica.Uno hizo un recorrido por varias estaciones de servicio para constatar la situación.

Juan Hernández reside en el centro de la capital y frecuenta la gasolinera que se encuentra en la avenida Lecuna, a pocos metros del Nuevo Circo de Caracas. Asegura que, si bien ha notado largas colas para recargar el tanque automotor, estas no se comparan con las que se presentan en el interior del país. Señala que llegó recientemente de Cagua, estado Aragua, y notó un panorama mucho peor que el que se ve donde reside.

A dos carros de distancia del señor Hernández, se encontraba el bombero encargado de surtir el combustible, quien afirmó desconocer qué pasará en su lugar de trabajo a partir de la semana que viene. Mientras guardaba los billetes de 100 y 500 bolívares, pese a que algunas gasolineras ya no los reciben, comentaba muy convencido que el lunes no abrirían pues el Ejecutivo lo decretó día no laborable.

Siguiendo por la avenida Victoria, las tres estaciones de servicio que se hallan a lo largo de la zona mostraban la misma cara. La postura de los consultados era unánime: rechazo a un aumento exabrupto del precio de la gasolina. Para Luis Guanipa, vecino de la zona, los futuros anuncios en materia energética del Presidente Maduro lo harán decidir si solicita el carnet de la Patria o no.

Las tres estaciones de la avenida Victoria presentaban alto volumen de vehículos

Al menos veinte vehículos conformaban las tres filas que se encontraban en la gasolinera de Los Chaguaramos, frente a la Universidad Bolivariana de Venezuela. Usuarios manifestaron su descontento con la actual situación económica y duda respecto a cómo influiría el posible nuevo costo en sus bolsillos. Luego de tomar varias fotos y recoger testimonios de los conductores, el encargado de esta estación se acercó al equipo periodístico de Crónica.Uno para indicarle que no podían realizar dicha actividad en sus instalaciones debido a que “podrían alterar el orden público”.

Se pudo notar a su vez que la falta de gasolina de 95 octanos es una constante en diversos surtidores del producto, como los de La Castellana, Los Chaguaramos y Parque Cristal. En esta última los trabajadores se negaron a brindar declaraciones acerca de por qué solo estaban aceptando billetes de 1000 bolívares como forma de pago.

Los inconvenientes para surtir combustible automotor aumentan a pocos días de la reconversión monetaria

La escasez y posible incremento del costo de la gasolina ha llevado a que algunas personas se acerquen a las estaciones con envases, buscando comprar reservas de manera clandestina, pero fallando en el intento, pues los encargados se niegan a hacerlo.

El precio del combustible es un tema «tabú» en Venezuela desde que se nacionalizó la industria petrolera e históricamente dicho monto se ha ubicado por debajo de los de otros países. Los conductores no ven con buenos ojos la intención del Gobierno de acercar los precios al estándar internacional y critican que esta medida no se haya hecho gradualmente hace unos años, como sugirieron varios expertos del área económica.

Fotos: Alberto Torres.


Participa en la conversación