Damnificados del Sur del Lago tienen dos meses sin asistencia gubernamental

Refugios Sur del Lago

El alcalde del municipio, Fernando Loaiza, informó que su despacho no tiene recursos para cubrir la alimentación y la salud de los afectados por las inundaciones en el sur del Lago. Alertó sobre el crecimiento de la pobreza y la ruina de más de 200 microproductores en la zona.

Maracaibo. “Solo los que vivimos en carne propia quedarnos sin nada de la noche a la mañana, sabemos lo que se siente”, afirmó una de las madres damnificadas, refugiada en el sector El Gallinazo, kilómetro 40 del municipio Catatumbo al Sur del Lago del estado Zulia.

Son tres meses los que han pasado desde que el río Zulia salió de su cauce y provocó la ruptura del muro de contención en el kilómetro 43 de la carretera nacional El Guayabo-Encontrados. Desde ese momento más de 200 familias fueron trasladadas a refugios temporales en los que solo por 15 días recibieron atención del gobierno regional, fundaciones y alcaldías de otros municipios, hoy la realidad es diferente.

El llanto de los niños retumba en los salones de la escuela básica estadal doctor Alberto Roncajolo de Encontrados, un refugio en el que 23 familias pasan hasta dos días sin comer porque la asistencia social por parte del gobierno nacional y de la gobernación del Zulia tiene dos meses que no llega.

Eliani Mercado es una de las madres que perdió todo en la tragedia, desde entonces está ahí con sus hijos. “Ayer no comimos en todo el día y hoy vamos por el mismo camino. Los niños lloran de hambre, a veces hay arroz y harina pero no tenemos que echarle. Estamos desesperados, ayúdennos por favor que los adultos aguantamos, pero los niños no, no se olviden de nosotros”, dijo con voz entrecortada.

Las familias del refugio de Encontrados dicen estar preocupados porque pronto comienza el año escolar y van a tener que desocupar la institución. “Que vamos a hacer si no tenemos para dónde ir, aquí está todo lleno de agua”, manifestó uno de los afectados.

Refugios sur del lago
Las familias que continúan en los refugios temporales de El Gallinazo y Encontrados pasan hasta dos días sin comer/Cortesía
De manos atadas

Fernando Loaiza, alcalde del municipio Catatumbo, confirmó la falta de alimentos, medicinas y atención médica en los refugios. Recordó y agradeció la ayuda que recibió durante los primeros días de la tragedia, pero asegura que su despacho no cuenta con los recursos para atender a las familias afectadas.

Hace más de un mes que la gobernación del Zulia no envía recursos para atender los refugios, en los que actualmente quedan 33 familias. Pero también tengo damnificados en Limones, Guasimales,  Caña Dulce y El Caimán. La gente me pide que vaya a visitarlos, pero no tengo que llevarles, no tengo para 200 bolsas de comida”, dijo vía telefónica el mandatario local.

Loaiza denunció los recortes presupuestarios que ha sufrido su despacho en medio de la crisis. “A todos los alcaldes del Zulia nos recortaron el situado en 50%. Necesitamos el apoyo verdadero de la gobernación y del gobierno nacional. Si Manuel Rosales no tiene recursos, tiene que salir a decirlo, pero que por lo menos nos atienda y nos diga si es así. Manuel es mi amigo, mi hermano, pero la realidad es que nos ha abandonado”, criticó Loaiza.

Hasta ahora la alcaldía de Catatumbo ha podido llevar a los refugios alimentos como queso, huevo y mortadela para cubrir algunos desayunos y cenas, pero Loaiza confesó que el mayor problema se presenta con los almuerzos por falta de proteína animal.

“En un mes pudimos llevar una vaca, nos estaban ayudando los ganaderos de El Guayabo pero ya no. Estamos peleando solos con este problema. A veces me llaman que no tienen desayuno y salgo corriendo a comprar pasteles para solventar, y de una vez comenzamos a buscar almuerzo y cena, pero a veces no da chance”, contó.

Loaiza dijo que su intención no es pedir, sino exigir al gobierno nacional y regional lo que corresponde para atender una situación de emergencia como la que enfrenta su municipio. “Tengo un jumbo arrumado hace más de cinco años y con el situado pasado apenas pudimos comprar los repuestos y así vamos, poco a poco, porque necesitamos reparar la maquinaria, hace falta”.

Refugios sur del lago
Los sectores Limones, Caña Dulce y Guasimales no han recibido atención por parte de la alcaldía del municipio Catatumbo, porque que no tiene recursos para atenderlos/Mariela Nava

Recalcó que las vías que dan acceso al caserío El Rull siguen deterioradas y alertó sobre nuevos derrumbes en la zona. Además, refirió que los muros que lograron hacer en el pueblo de Encontrados deben ser aliviados cada vez que llueve para evitar inundaciones. “Si está dañada la retroexcavadora que nos prestó un amigo, lo hacemos a punta de pala«.

Aumenta la pobreza

De acuerdo con las cifras de la alcaldía de Catatumbo, más de 200 microproductores quedaron totalmente arruinados. “Son pequeños productores que contaban con el quesito que vendían a diario y ahora están subsistiendo con el pescado que les trae el río porque perdieron todo. La pobreza en el municipio es mucho más grande ahora”, dijo Loaiza.

Neris Castellares es maestra del sector El Rull y actualmente está en el refugio El Gallinazo con sus dos hijos. “Los que están a cargo del refugio a veces tienen que salir a pedir o fiar en las tiendas para que nosotros podamos comer. La falta de alimentos hizo que muchos refugiados volvieran a sus casas, pero nosotros todavía tenemos agua en los ranchos. Mucha gente ha bajado de peso”, dijo.

En el Gallinazo se come tres veces al día pero las porciones cada vez son menores. Además, deben cocinar con leña porque hace tres semanas que la alcaldía no lleva bombonas de gas doméstico. “Mi esposo es trabajador del campo, pero como las parcelas están inundadas despidieron a mucho personal de las fincas, ahorita está lejos de aquí buscando trabajo. Aquí se acabó todo”, dijo la educadora.

El Sur del Lago está paralizado

Este fin de semana, el Ministro de Relaciones Interiores Justicia y Paz, Remigio Ceballos, anunció a través de las redes sociales que luego de 60 días de intervención en el Sur del Lago, había resultados positivos.

“Hemos ampliado el canal de alivio en el Kilómetro 43, continuamos con el dragado del Río Zulia, y la colocación de barreras metálicas tipo erizos. Paralelamente, hemos garantizado la atención social de las familias afectadas. #68AnosEnElCorazonDelPueblo”, se lee en su cuenta de Instagram acompañado de un video donde asegura que el gobierno nacional ha invertido más de 15 millones de dólares en la obra.

El alcalde del municipio desmintió la información. “Los ganaderos hicieron una subasta, un desvió y están buscando poner una barrera para encausar el río. La alcaldía ha ayudado con lo que hemos podido, pero esa obra está paralizada. Yo no sé en qué gastaron ese dinero que dice el ministro porque el gobierno siempre nos ha dicho que no hay recursos. Vi por ahí unos videos que son mentira, lo que dice el ministro el falso”, sentenció el alcalde.

Refugios Sur del Lago
El alcalde del municipio Catatumbo, Fernando Loaiza, alertó sobre el aumento de la pobreza y la ruina de mas de 200 pequeños productores de leche y queso en el Sur del Lago/Mariela Nava

Sobre la atención social replicó: “No entiendo de donde salen esas cifras que dice el ministro porque la verdad es que quien está atendiendo los refugios es la alcaldía del municipio Catatumbo y las fundaciones, que hace mes y medio no han dado más nada, entonces no sé de dónde sacan esa información”.

Maite Cánova, agroporductora y miembro del Comité de Mujeres afectadas por la crecida del río Zulia, fue tajante:

El boquete del kilómetro 43 sigue igual, ahí no hay ni una máquina.  No sabemos con qué intención ni quién es el que está mintiendo, pero nos preocupa que supuestamente se hayan invertido 15 millones de dólares, cuando cerrar el boquete cuesta un millón de dólares aproximadamente y el gobierno nos ha dicho en reiteradas oportunidades que no tiene dinero. Estamos contrariados e indignados y nos preguntamos: ¿Dónde están los recursos del Sur del lago?”

Para Cánova la situación empeora cada día más. “Esta semana hubo otra crecida del río Zulia y las pocas unidades de producción que medio habían logrado secarse con un poquito de verano que hubo estas semanas, se volvieron a llenar de agua. Las vías de acceso a las fincas tienen el río por encima de los camellones, el agua le llega a los caballos por el cuello, entonces no entendemos como Jacqueline Faría y el ministro Ceballos dicen que aquí ya todo está solventado cuando tenemos ese nivel de agua”.

La representante de el Comité de Mujeres informó que los productores se están organizando para hacer una segunda subasta ganadera el próximo 18 de agosto. “De la primera subasta quedaron 78 animales por subastar, con su venta esperamos recaudar al menos 40.000 dólares más que se sumarían a los 80.000 recaudados en la primera subasta”.

Los agroproductores del Sur del Lago esperan invertir ese fondo económico en la compra de 24 contenedores que se usarán para hacer la escollera y faltarían 24 contenedores más para el cierre del boquete por autogestión.


Participa en la conversación