El karateca mirandino regresó hace una semana a Estados Unidos, donde fue objeto de un reconocimiento en su dojo por su participación en los Juegos Olímpicos. El Sensei tiene entre ceja y ceja el Panamericano de Uruguay y el Mundial de Dubai.

Caracas. El karateca venezolano Andrés Madera regresó la semana pasada a la ciudad de Dallas, Texas en Estados Unidos, donde entrena desde hace tres años y también forma nuevos talentos de la disciplina en el dojo Champion Karate Academy.

Al igual que en la mini gira que tuvo en Venezuela, donde además de pasar tiempo con su familia formó parte de varios reconocimientos y eventos de promoción tras participar en los Juegos Olímpicos, el mirandino recibió el cariño de la gente y, en especial, de sus talentos en el dojo, quienes le prepararon un recibimiento especial.

Champion Karate Academy

Madera conversó hace unos días con Crónica.Uno y detalló su experiencia personal en Tokio 2020 y los planes para los últimos meses de 2021. El Panamericano de Uruguay en octubre y el Mundial de Dubai en noviembre son sus próximos eventos, que, si todo sale de acuerdo con lo previsto, le permitirán conseguir su meta de finalizar el año en el top 10 del ranking del arte marcial.

Una experiencia “única”

Según el deportista, los Juegos Olímpicos sirvieron como un elemento de unión entre los venezolanos. «Por primera vez se pudo ver cómo la gente se unió para disfrutar la participación de todos los competidores. No importa la medalla o el diploma. Toda Venezuela estuvo pendiente de estos Juegos Olímpicos y eso nos motivó mucho a todos», subrayó.

«Recibí mensajes de gente que me escribía gracias a ti me dio ganas de volver al deporte y continuar con mi meta y con mi sueño. Eso quiere decir que hicimos las cosas bien y que Venezuela tuvo un respiro de tantas cosas malas que han pasado», agregó Madera.

El combatiente en la modalidad de kumite calificó de «única» la experiencia en suelo japonés, donde se encontró con una delegación venezolana muy unida, especialmente por la buena vibra de uno de los medallistas criollos.

“Daniel Dhers fue una persona clave en la delegación. Llegó y lo que hizo fue unir a todos los competidores y a todos los atletas. Siempre le buscaba algo positivo a todo. Intentó unirnos a todos a pesar de que eran deportes diferentes y teníamos horarios diferentes”.

En cuanto al combinado de karate, Madera aseguró que, además de su competencia, vivió de manera muy emotiva la participación de su compañero de años, el caraqueño Antonio Díaz, quien se despidió en la magna cita del deporte universal.

“Fue un momento muy emotivo. Toda mi carrera he estado con Antonio (Díaz) y en varias oportunidades veía que le pegaba la tristeza y se retiraba. Luego regresaba y lo intentaba en un campeonato más. Verlo hacer su último kata fue triste porque se va esa leyenda del deporte venezolano y del karate a nivel mundial, pero al mismo tiempo él te llena de inspiración para ir a buscar tus metas”, expresó.

Esas metas pasan principalmente por el Panamericano de Punta del Este en Uruguay del mes que viene y el Mundial de Dubai en noviembre en Emiratos Árabes. A más largo plazo, Madera tiene una mínima esperanza de que el karate pueda repetir en el programa de deportes de los Juegos Olímpicos París 2024.

“La campaña empezó desde que terminaron los Juegos Olímpicos para que el Comité Olímpico Internacional estudie esa posibilidad y que la disciplina esté en París 2024, pero no depende solamente del karate, sino también del país organizador. Hay que saber si Francia está de acuerdo de que entre el karate. Está difícil, pero no imposible. Todos los atletas van a a trabajar en la campaña publicitaria a ver si nos escuchan”, concluyó.

Lea también

Los deportistas Ahymara Espinoza y Andrés Madera fueron recibidos como celebridades en el C. C. Millennium


Participa en la conversación