Decreto de compras por terminal de la cédula causó molestias y sorpresas en Guarenas

terminal de la cédula

“¡Señor, por Dios! el bono se me hizo efectivo hoy y no tengo comida, déjeme comprar. ¡No puedo esperar hasta el sábado!». Este fue uno de los reclamos de habitantes de Guarenas que se enteraron este miércoles de las compras de productos y bienes esenciales por el terminal de la cédula de identidad en comercios del municipio Plaza del estado Miranda.   

Caracas. Josefina, vecina de Las Clavellinas de Guarenas, no sabía que a partir de este 29 de julio se venderán productos y bienes esenciales por el terminal de la cédula. Ella y otras personas se aglomeraban en los negocios y decían que desconocían el decreto N.° 2020-0100 anunciado por el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, en su cuenta de Twitter, como medida asumida ante la gran cantidad de contagios en la entidad regional. 

Los vecinos insistían en entrar a uno de los comercios, donde la harina de maíz cuesta 8000 bolívares menos que en otros negocios. En ese lugar, los encargados colocaban papeles en la entrada con la información publicada en la Gaceta estadal. El dueño de nacionalidad china manifestó no entender las preguntas referidas a la aplicación de la medida regional, tampoco permitió la toma de fotos en su establecimiento. 

Mientras los insistentes compradores se quejaban porque “comemos del día día”, “no tengo comida en mi casa y cobré hoy”, los responsables de otros negocios explicaban que deben cumplir esa medida aplicada por la Gobernación con el objetivo de ponerle un freno al coronavirus. Hasta el martes 28 de julio se contabilizaban 16.571 contagios y 151 fallecidos en el país. 

Lee también
Caracas, Miranda y Aragua fueron los más afectados por los 1213 casos de COVID-19 de este martes

Los comerciantes dijeron a los malhumorados y preocupados compradores que se ven obligados a cumplir el referido decreto para evitarse sanciones como multas o cierre. 

terminal de la cedula

Algunos compradores auguraron que la medida no será efectiva porque sale mucha gente a la calle. Otros esperan que al término de los 30 días de aplicación, contados a partir de este miércoles 29 de julio, se eche para atrás la medida que, consideran, no es eficaz para evitar la COVID-19. 

Otros dijeron que el decreto se debió activar para la semana que viene y no en forma inmediata para que la gente asimilara ese cambio y tomara sus previsiones. Algunos coincidieron en que el coronavirus se previene con el uso de mascarillas, lavado de manos y distanciamiento físico. 


Participa en la conversación