Denuncian que gobierno de Sucre incluirá a 400 jóvenes de la Misión Chamba Juvenil como docentes

Misión Chamba

La dirección estadal del Ministerio de Juventud y Deporte llama a los jóvenes beneficiarios de la Misión Chamba Juvenil a alistarse en el sector educativo del estado Sucre. Para los educadores de la entidad “está es una nueva humillación y ofensa para el gremio”. Los docentes piden a padres y representantes que se sumen a la lucha que mantienen por la dignidad del ejercicio profesional y exijan calidad educativa en la formación académica de sus hijos.

Cumaná. Dirigentes gremiales, maestros y profesores del estado Sucre calificaron la pretensión de la dirección estadal del Ministro de la Juventud y el Deporte de incorporar a 400 jóvenes de la Misión Chamba Juvenil en la lista de docentes como una prueba más del colapso del sistema educativo en Venezuela.

La convocatoria de la Gran Misión Chamba Juvenil y la dirección estatal del referido ministerio, publicada ayer 11 de marzo,  invita a todos los “chamberos” a formar parte del sector educativo de esta entidad oriental. En el aviso se puso la coletilla: “Por lo que no pueden perderse de esta oportunidad”.

Este anuncio del gobierno regional del estado Sucre, para la gran mayoría de los docentes y profesores consultados al respecto, es “otra humillación para el gremio venezolano”.

El profesor Manuel Moya, dirigente gremial y directivo del Colegio de Licenciados de esta entidad oriental, considera que “el hecho de dejar la educación del pueblo en manos de los llamados chamberos es una prueba más del colapso general del sistema educativo público”.

Misión Chamba

 Moya sostiene que el gobierno de Nicolás Maduro pretende justificar la medida de sustitución de docentes “a propósito de la deserción y renuncia masiva de los profesionales de la educación, cuyo número alcanza ya los 200.000 docentes”.

Lee también
Cuarentena radical en Caracas se cumple en medio de fallas constantes en el suministro de agua

Al respecto asegura que los docentes han sido obligados a abandonar sus cargos para desempeñar otros oficios y poder sobrevivir, en virtud de que “el Estado venezolano abandonó su responsabilidad de garantizar el salario digno, la protección social y las condiciones mínimas requeridas para educar”.

Sin embargo, asevera que “bajo ninguna circunstancia es conveniente que cualquier ciudadano ajeno a la vocación pedagógica y desprovisto de los conocimientos y herramientas metodológicas aplicadas en la labor docente, asuman la formación de los niños, jóvenes y adultos de Venezuela”.

En ese sentido, advierte que este decisión de seleccionar e incorporar a los “chamberos” al listado de docentes “ es la sentencia a muerte definitiva de la educación de calidad”.

Mison Chamba
Los niños no recibirán una educación de calidad. Foto: Tairy Gamboa/ Archivo

William Figueroa, secretario general de la Federación Venezolana de Maestros, capítulo Cumaná, afirma que esta medida que quiere implementar el gobierno de Nicolás Maduro deja en minusvalía al estudiante que pretenden educar con jóvenes que no han recibido ninguna formación académica ni pedagógica en institutos ni universidades acreditados ni reconocidos.

Con esta medida con la que pretenden sustituir a los docentes y profesores preparados académicamente en las diferentes áreas del saber, con estudios y especializaciones de cuarto nivel, solo expondrán una triste realidad en la que los más afectados serán los estudiantes”, acota Figueroa.

El dirigente sindical de la FVM-Cumaná insiste en que con esta sustitución de cargos quedará comprometido el proceso de enseñanza-aprendizaje: “Con ello no alcanzarán las competencias ni los objetivos de los contenidos programáticos que les aseguren la calidad educativa que demanda una sociedad y un mundo tan competitivo como el de hoy”.

Figueroa recuerda que el gobierno lo que debe hacer es garantizar y proteger el derecho a la educación gratuita que tiene el pueblo venezolano, así como dignificar los salarios de los trabajadores, tal y como lo establece la Constitución, y “no pretender adoctrinar con un ideal político partidista a los estudiantes venezolanos”.

Lee también
Cumaná, Carúpano, Casanay y Yaguaraparo en alerta por COVID-19
Es el turno de padres y representantes

Para la profesora Luisa Mendoza, docente cumanesa, la incorporación de la Chamba Juvenil en las aulas “es una nueva estafa del gobierno al futuro de Venezuela”.

Afirma que pretender que cualquiera puede ser docente sin tener el perfil para ello es comprometer aún mas el desarrollo del país.

Para los educadores constituye el desconocimiento de la formación profesional, y, con ello, el gobierna de Nicolás Maduro evade el compromiso social y económico que mantienen con los trabajadores educacionales”, señala.

misión chamba
Docentes califican de nueva estafa del gobierno incorporar a los de la Chamba Juvenil a los salones de clases.  Foto: Luis Morillo/ Archivo

La profesora Mendoza llama a padres y representantes y al país en pleno a que alcen su voz en rechazo ante este abuso del gobierno, cuando lo que quiere es mantener a la población estudiantil en las aulas sin que se le ofrezca una educación de calidad.

Se pregunta: “¿Qué pasará con nuestros jóvenes cuando quieran competir con sus iguales en otras latitudes? Evidentemente estarán en gran desventajas en cuanto a conocimiento y formación integral en relación con sus pares”.

Mientras, para la docente carupanera Sioleidys Granado está incorporación de activista de la Misión Chamba Juvenil como docentes “es otra ofensa para los profesionales de la educación en Venezuela, y sin duda va en desmedro de la calidad de formación de nuestros hijos”.

Tenemos derecho a mejores condiciones laborales y salariales, y nuestros hijos tienen derecho a una educación de calidad”, subraya.

Agrega que esta situación sin dudas no debe pasar inadvertida: “Todos debemos exigir a una sola voz una educación de calidad para nuestros hijos. Ahora más que nunca padres y representantes deben sumarse a la lucha de los docentes. Esto es un duro golpe a la calidad educativa en Venezuela”.

Lee también
Cuarentena radical en Caracas se cumple en medio de fallas constantes en el suministro de agua

A este llamado de la profesora Granados se suman las voces de los dirigentes gremiales del sector educación, quienes insisten en que los padres y representantes en general deben activarse y acompañar a los docentes para exigir el debido respeto por el sistema educativo público.

Para ellos, el sector educativo “debe atenderse en forma privilegiada para salvaguardar la adecuada formación de los venezolanos”; por ello proponen que se declare una emergencia familiar y social en rechazo a la mediocridad educativa y para evitar la pérdida total de la educación de calidad.

Esta iniciativa no es nueva en el país. “A mediados de 2017, unos 10.000 docentes del Plan Chamba Juvenil graduados en 12 semanas a través de la Micromisión Simón Rodríguez estaban por incorporarse a las aulas para impartir Física, Biología, Química y Matemáticas, según declaraciones que hiciera entonces Franklin Estévez, director académico del Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza y la Ciencia (Cenamec)”, de acuerdo con lo reseñado por Crónica.Uno el 9 de septiembre de 2019.


Participa en la conversación