Denuncian secuestro judicial de policía metropolitano que cumplió condena

El subcomisario Marco David Hurtado debió salir en libertad el 15 de diciembre. Pero su esposa denuncia su arbitraria retención en Ramo Verde, pese a que ya cumplió los 16 años y 8 meses de condena impuesta en el juicio más largo de la historia, celebrado en Maracay. Maracay. El subcomisario Marco Hurtado cumplió la …   leer mas

913 1
913 1
policia metropolitano

El subcomisario Marco David Hurtado debió salir en libertad el 15 de diciembre. Pero su esposa denuncia su arbitraria retención en Ramo Verde, pese a que ya cumplió los 16 años y 8 meses de condena impuesta en el juicio más largo de la historia, celebrado en Maracay.

Maracay. El subcomisario Marco Hurtado cumplió la condena de 16 años y 8 meses de prisión que la juez del Tribunal Cuarto de Juicio del estado Aragua en aquella oportunidad, Maryorie Calderón, le impuso al policía metropolitano y a otros de sus compañeros de la Policía Metropolitana de Caracas, en el juicio más largo de la historia, llevado a cabo en Maracay.

La esposa del subcomisario Hurtado, María Paz Castillo, denunció desde el Palacio de Justicia de Maracay “un secuestro judicial o el pago de una condena ilegítima” por parte del Tribunal Primero de Ejecución del estado Aragua, a cargo de la juez Ada Marina Armas, que a la fecha no ha entregado la boleta de excarcelación que debía devolver al comisario Hurtado al lado de su familia, luego de más de tres lustros de prisión.

Esto es una privación ilegítima, es un secuestro judicial. Por eso denunciaré ante la Inspectoría de Tribunales este injustificable retraso en la liberación plena de mi esposo, señaló la también exfuncionaria policial.

El 11 de abril de 2002 se realizó la multitudinaria marcha convocada por la oposición para protestar contra el gobierno de Hugo Chávez. El cambio de la ruta hacia Miraflores también cambiaría el destino de muchos, entre ellos varios policías metropolitanos, como Lázaro Forero, Henry Vivas, Iván Simonovis, Héctor Rovain, Erasmo Bolívar, Luis Molina, Arube Pérez y Marco Hurtado.

Ese día, Hurtado no estaba en la avenida Baralt. Tenía la instrucción de resguardar la comisaría Urdaneta, en El Calvario, por la presencia de motorizados oficialistas que amenazaban con tomarla.

Hurtado estaba asignado a la zona de El Calvario junto con otros 30 funcionarios. Desde allí era imposible que hubiese podido asesinar a Erasmo Sánchez y a Rudy Urbano, que murieron en Puente Llaguno y en el portón de la Cancillería, respectivamente.

Fue por esas muertes que se le condenó, pese a que las experticias científicas determinaban que Hurtado, desde El Calvario, no pudo haber matado a Sánchez y a Urbano en la avenida Baralt.

Aun así, pagó condena sin ningún tipo de beneficio, por lo que su esposa denuncia a la juez Ada Marina Armas por mantenerlo privado de libertad de manera ilegítima.

Este 18 de diciembre, desde el Palacio de Justicia de Maracay, en donde se llevó a cabo este juicio político contra el policía metropolitano, Paz Castillo anunció que interpondrá una denuncia ante la Fiscalía 32 nacional en materia de ejecución y ante la Inspectoría de Tribunales, y que  también acudirá ante instancias internacionales.

El juicio contra los policías metropolitanos fue radicado en Maracay, duró 7 años y en ese lapso se realizaron 230 audiencias, se presentaron 265 experticias, 5700 fotografías, más de 20 videos, declararon 198 testigos y participaron 48 expertos.

In this article

Participa en la conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.