Francisco Reyes Terán fue visto por última vez el 23 de noviembre de 2017, cuando salió de su casa en la avenida Sucre. Llevaba una camisa de cuello rosado y pantalones grises. Iba a buscar su carro pero ni siquiera llegó al estacionamiento. 

Caracas. Francisco Javier Reyes Terán, de 30 años, salió de su casa, ubicada en Catia, el pasado 23 de noviembre de 2017 y aunque solo salió a hacer una diligencias, nunca regresó.

Desde entonces sus familiares no saben de su paradero. E incluso realizaron la búsqueda en la morgue de Bello Monte, donde no supieron darles respuesta.

El último día que lo vieron vestía una camisa de cuello «v» color rosada con pantalón gris. Salió a un estacionamiento cercano a la avenida Sucre para buscar su carro modelo Aveo, color gris. Sin embargo, ni siquiera llegó al sitio pues el vehículo no fue retirado.

Su esposa, al percatarse de la situación y no recibir respuestas de parte de Reyes, comenzó a llamar a sus familiares, hasta que decidieron colocar la denuncia de su desaparición. Hasta el momento, nadie se ha comunicado con ellos.

Reyes se desempeña como comerciante informal y taxista. Tiene cuatro hijas menores de edad. Sus familiares confían en poder encontrarlo con vida.

Foto referencial: Angeliana Escalona


Participa en la conversación