En el marco de la conmemoración del Día del Maestro, docentes se concentraron en varias regiones del país para mostrar la crisis por la que atraviesa el magisterio nacional. Los educadores aseguraron que es tal la situación del gremio, que aunque tienen la motivación para salir a protestar, muchos no pudieron llegar a las concentraciones por no tener recursos para movilizarse. 

Regiones. “Nada que celebrar”. La frase se ha mantenido de forma reiterativa en el gremio docente del país, que este viernes 15 de enero, Día del Maestro, se concentró en diferentes puntos del país para reclamar mejores salarios, beneficios contractuales y mejores infraestructuras educativas.

Aunque un grupo salió a manifestar, el gremio docente aseguró que es tal la situación que vive el magisterio venezolano, que no cuentan con los recursos suficientes siquiera para trasladarse a los sitios de concentración donde estaba pautada la exigencia de reivindicaciones, por lo que representantes gremiales mantuvieron la postura de no retornar a clases, mientras sus condiciones de trabajo no mejoren de forma sustancial. 

“Es imposible vivir con 2 dólares mensuales”

Un grupo de docentes del Litoral Central se congregó este viernes en la plaza Los Maestros de Maiquetía, para explicar a los transeúntes que ellos devengan salarios inferiores a 2 dólares cada mes y que de esta manera, «es imposible no solo mantener a la familia sino enseñar con ese Internet lento y que nos sale carísimo».

Los maestros y profesores que acudieron a la concentración recibieron el apoyo de los transeúntes de la zona. Algunos de ellos les manifestaron su preocupación por «el año escolar pésimo» que están cursando sus representados. La jornada pacífica en honor al Día del Maestro estuvo acompañada por representantes sindicales de la salud y de los trabajadores regionales.

Educadores venezolanos estamos en la indigencia

La clase de este viernes 15 de enero fue en la calle. Varios docentes aragüeños se congregaron en zonas como Maracay, Cagua y La Victoria, para denunciar las deplorables y precarias condiciones salariales en las que se encuentran los profesionales de la educación en Venezuela.

“Estamos sometidos a la indigencia”, asegura el profesor Julián Rojas, docente jubilado para quien no hay razón alguna para celebrar la labor del maestro, en un país donde el educador no percibe beneficios que le permitan cubrir sus necesidades más básicas.

Pese a ello, un grupo de educadores aragüeños tomó cívicamente la plaza Bicentenaria de Maracay, para, pancarta en mano, recordarle al gobierno de Maduro y a la sociedad civil, la necesidad de rescatar la infraestructura educativa actualmente deteriorada y de otorgar mejores condiciones socioeconómicas a los maestros venezolanos. No tenemos nada que celebrar. Apenas estamos sobreviviendo, dijo el presidente del Colegio de profesores de Aragua, Richard Rivas.

Maestros de Carabobo no irán a clases por bajos salarios

En Carabobo, los docentes se agruparon en la plaza Bolívar de Valencia, y aseguraron que no regresarán a las aulas hasta que las condiciones no estén dadas. De acuerdo con el relato de los maestros, estos afirman devengar un salario mensual equivalente a los 2,5 dólares, con el que no pueden satisfacer sus necesidades alimenticias, entre otras. Además aseguraron que actualmente tampoco pueden cumplir con sus funciones por las fallas de conectividad, y no pueden asistir a los centros educativos por no contar con los recursos económicos para costear la movilización.

En el estado Carabobo hay 40.000 educadores que dependen de la nómina pública, distribuidos en unos 690 centros educativos.

En Guayana deserción docente amenaza con llegar al 90 %

Docentes en Ciudad Guayana no salieron a manifestar en el Día del Maestro. Aida González, secretaria general del Colegio de Profesores en Bolívar, alegó que no se dio convocatoria en la entidad porque la mayoría manifestó no contar con recursos para siquiera pagar el pasaje de transporte público.

Advirtió que este año la deserción docente en Bolívar podría incrementarse hasta en 90 %, ya que la mayoría no se reincorporó a sus labores el pasado 11 de enero. Además, sostienen que prefieren dedicarse a oficios de la economía informal, con los que obtienen mayores ingresos para subsistir.

En Monagas se sumaron a la protesta nacional

Este viernes los educadores conmemoraron su día en medio de protestas donde ratificaron sus exigencias.

Hace más de dos años los educadores de Monagas han emprendido una serie de acciones que van desde manifestaciones de calle hasta reuniones del magisterio para exigir al Gobierno garantizar sus beneficios contractuales y un salario digno.

Este 15 de enero no fue la excepción. Los educadores de Monagas se concentraron en la plaza Piar de Maturín para sumarse a la protesta que se realizó de manera simultánea en todo el territorio nacional. «Hoy conmemoramos el día del educador y salimos a las calles para reclamar las condiciones necesarias para impartir una buena educación. Eso que llaman ‘cada familia una escuela’ es una estafa al pueblo venezolano, porque no se está dando el mensaje significativo en ninguna de las áreas», comentó Jesús Sánchez, presidente de la Federación de Maestros seccional Monagas.

En Anzoátegui docentes rogaron a Dios para lograr reivindicaciones

Con una misa celebrada en la catedral de Barcelona, los docentes de Anzoátegui se plegaron al llamado de protesta nacional elevado por la dirigencia sindical del magisterio. Aunque la jornada en Anzoátegui estuvo marcada de acuerdo con las tendencias políticas, a escasos 300 metros, los maestros adscritos a la Zona Educativa también participaron en una eucaristía celebrada en la iglesia Ermita El Carmen. 

Día del Maestro
En Anzoátegui y otros estados del país, maestros elevaron plegarias a Dios / Foto: Cortesía

En la catedral de Barcelona la consigna fue la misma que en el resto del país: salarios justos, beneficios contractuales y mejoras en las instalaciones educativas. Por el lado oficial, los educadores sostuvieron un acto con el protector de la entidad, Luis José Marcano. 

En Sucre maestros emplazan a las federaciones a formalizar huelga nacional 

Los maestros de Sucre tomaron la plaza Andrés Eloy Blanco de Cumaná, para alzar su voz ante lo que consideran la injusticia, el irrespeto y la desconsideración que tiene el Ejecutivo de Nicolás Maduro para con los educadores: “Nos han mantenido en una situación de miseria, de hambre y desolación que, lamentablemente, ha provocado el fallecimiento de varios docentes ante la imposibilidad de costear de tratamientos médicos de enfermedades terminales y padecimientos producto del estrés con el que tiene que lidiar todos los días”, apuntó Jesús Malavé, dirigente de la coalición sindical del magisterio sucrense.

En consecuencia, los educadores emplazan a las federaciones nacionales del magisterio venezolano para que formalicen y profundicen el conflicto y declaren la huelga nacional por un sueldo digno en virtud de que más del 80 % de los docentes no están asistiendo a sus centros de trabajo. A la par de ello, rechazaron “el injusto y arbitrario encarcelamiento” del profesor Robert Franco, dirigente gremial del colegio de profesores de Carúpano, y exigieron su inmediata y plena libertad.

En Barquisimeto hubo más policías que docentes

Los docentes en el estado Lara se reunieron con representantes de la Federación Venezolana de Maestros para manifestar en el Día del Maestro su descontento por la pérdida de sus salarios y beneficios laborales asegurando que actualmente han tenido que hacer muchos sacrificios y otras labores para poder subsistir. Pocos fueron los que lograron llegar hasta el punto de la convocatoria ya que afirmaron que no tienen siquiera los medios para trasladarse.

La concentración se realizó frente a la Zona Educativa de Lara, e incluyó una gran cantidad de funcionarios del orden público, lo que fue visto por los maestros como un atropello más a la docencia pues fueron ellos y sus colegas quienes entregaron muchas horas de sus vidas en las aulas de clases para enseñar a quienes los amedrentan, e incluso les podrían dar clases a los hijos de esos funcionarios. En la manifestación, los educadores exigieron al gobierno un aumento salarial digno y que se reactiven los beneficios, entre estos, la reactivación total del Ipasme.

Maestros marabinos no salieron a protestar por la pandemia

Marlene Hernández, presidenta de la Federación de Maestros del Zulia, se pronunció a propósito de celebrar el Día del Maestro en Venezuela. «No tenemos nada que celebrar y sí mucho que protestar». Aclaró que no salieron a protestar este viernes porque «las condiciones no están dadas».

La situación del maestro en el estado es la misma, según explicó Hernández: «Salarios de hambre, deuda, sin previsión social, servicio funerario, entre otros y no hay respuestas por parte del Estado-Patrono. Dada la situación tan especial y de emergencia que tiene el Zulia con la pandemia, actuando con responsabilidad y en actitud preventiva al salvaguardar la vida de todos, nuestra voz de protesta es online«.

Lee también
Personas de la tercera edad exigen vacuna contra la COVID-19 en calles de Maiquetía

Participa en la conversación