Aunque aún no tienen tarjeta que les sirva de trampolín para llegar al Palacio Legislativo, sindicalistas aseguran que el gremio está decidido a participar en los comicios del 6 de diciembre con la finalidad de llevar sus reclamos a la tribuna de oradores del Parlamento y luchar por cambios que rescaten las reivindicaciones salariales de los trabajadores.

Barcelona. Pronunciamientos, marchas, introducción de amparos ante el Tribunal Supremo de Justicia y solicitud de audiencias en la Asamblea Nacional, es parte de la lista de acciones que la dirigencia sindical ha hecho para, en primer lugar, dar a conocer la crisis que atraviesa la clase trabajadora por la pérdida de beneficios y pulverización del salario y, en segunda instancia, hacer que tanto el gobierno de Nicolás Maduro como el de Juan Guaidó escuchen sus planteamientos y se comprometan a mejorar las reivindicaciones salariales porque hasta ahora ha sido nula la atención que les han prestado.

Los dirigentes sostienen que desde la reconversión monetaria y la implementación, en octubre de 2018, del instructivo Onapre para el cálculo salarial a los trabajadores de la administración pública, los empleados estatales fueron llevados a una especie de “gueto” en donde son tratados peor que un esclavo. “Por los menos un amo en la Venezuela colonial garantizaba la alimentación al esclavo porque le convenía tenerlo fuerte para tener mayor producción en sus tierras”.

En la actualidad las protestas por mejoras socioeconómicas recorren todo el país y prueba de ello ha sido el reclamo que han realizado los trabajadores petroleros en el último mes.

El presidente de la Unión Regional de Empleados Públicos de Anzoátegui José “Cheo” Hurtado, dice que estos reclamos “entran por un oído y salen por el otro” de los responsables de manejar la política laboral, por lo que ahora y mirando el nuevo panorama político, fijaron como norte entrar de lleno en la carrera por algunas de las 277 curules a elegirse el próximo 6 de diciembre y llevar sus reclamos a la tribuna de oradores de la Asamblea Nacional.

Hurtado es consciente de que esta nueva elección, pese a que es un mandato de la Constitución, tiene gran cantidad de detractores que las consideran ilegales por cómo fueron convocadas por un Consejo Nacional Electoral designado por el TSJ que, además, removió y nombró directivas a los partidos: Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo tiempo, entre otros.

Diversas organizaciones sindicales en el ámbito nacional hemos debatido el tema y en particular, como socialdemócrata, considero que mi derecho yo no se lo cedo a nadie, porque cuando eso ocurrió en 2005 legitimó a un chavismo que hizo leyes como un traje a la medida y legalizaron la ilegalidad, y hoy se escudan en esas leyes que aprobaron en aquella oportunidad.

El líder de Trepan sostiene que la indiferencia ante el tema laboral por parte de los actores políticos y la situación de mengua de los empleados públicos son los principales factores que llevaron a la dirigencia sindical a entrar en carrera por llegar al Legislativo.

Lee también
Lo más reciente del 9 de septiembre de 2020

“Hasta ahora no hemos escuchado a ningún diputado hablar en favor de la clase trabajadora del sector público. ¿Cómo es posible que nuestros jubilados tengan que hacer una cola inhumana para mendigar que les den 200.000 bolívares en un banco? No puede ser que los trabajadores jubilados de Pdvsa, que tenían un fondo de 5000 millones de dólares, hoy estén muriendo porque no tienen cómo comprar una pastilla. Que los maestros estén ganando salarios que dan pena, le sale más caro al maestro comprar el jabón para lavar la ropa que lo que devenga por enseñar. Estas son las cosas que no se escuchan en el Parlamento”, refiere.

Propuestas listas

El sindicalista asegura que, de llegar la representación gremial a la AN, no acudirán como simples actores políticos. El primer plan de acción se centrará en luchar por una reforma a la Ley Orgánica del Trabajo que se ajuste a la situación económica del país y así rescatar las reivindicaciones de la clase trabajadora.

“Nosotros tenemos como premisa solicitar una reforma a la Ley del Trabajo para ajustarla a los nuevos tiempos, sobre todo por la hiperinflación, el tema económico y social que tienen los trabajadores es alarmante, las contrataciones colectivas las borraron de un plumazo con el instructivo Onapre. Hay que pelear una indexación del salario porque en la actualidad se trabaja por nada. Las prestaciones sociales se diluyeron, si tienes 25 años en la administración pública y ganas salario mínimo, la ley señala que te corresponde un mes de salario por año y eso equivale a 12,5 millones de bolívares, ¿de qué le sirve a un trabajador esa cantidad de dinero en la actualidad? Perdió su vida”, dice.

Lee también
Lo más reciente del 10 de septiembre de 2020

Pese a lo complicado que parece el camino, puesto que desde Anzoátegui se introdujo a principios de año un recurso de amparo en el TSJ para revertir el instructivo Onapre y al cual se adhirieron más de 30 centrales sindicales de país y aún no hay respuesta, Hurtado ve una luz de esperanza en el Parlamento y tiene un motivo para creer.

A su juicio, Luis Parra, presidente de la AN paralela, aprobó una convención colectiva para el personal del Poder Legislativo muy beneficiosa.

Esta AN de Luis Parra firmó una convención colectiva con los trabajadores, la cual aplaudimos, en la que entre otras cosas se le otorga un bono de recreación al personal jubilado de Bs. 28 millones y los nuestros cobran Bs. 800.000, un bono de uniformes de Bs. 66 millones al personal administrativo que a los trabajadores de gobernación y alcaldía nos quitó la Onapre. La gente de Ministerio de Salud cobra apenas Bs. 500.000. Si ellos pudieron eludir la cláusula Onapre, nosotros también podemos hacerlo y más desde una tribuna como el Parlamento.

El dirigente gremial agregó: “Esto nos abrió una luz para exigir nuestros derechos. ¿Dónde debemos hacerlo? En el lugar donde ocurrió ese movimiento y si para los trabajadores de la AN se excluyó el tema Onapre ¿por qué a los demás no? Y ahí es donde entra el movimiento sindical en el Parlamento”.

Previo al debate de acudir a una elección, Hurtado indicó que el movimiento sindical logró un derecho de palabra en la Asamblea Nacional dirigida por Luis Parra, sin embargo, la pandemia del COVID-19 impidió la presencia en el Poder Legislativo y además consignaron un documento que, entre otros órganos, aspiraban que llegara a Miraflores e inclusive al gobierno de Juan Guaidó.

“Cómo es posible que la única voz que los trabajadores tenemos en ese Parlamento sea el verdugo de la clase trabajadora del país, el exministro del Trabajo que creó este sistema Onapre, Francisco Torrealba. Hemos conversado con gente de Sucre, Zulia y de diversos estados, llegaremos a un consenso para tener la posibilidad de que dirigentes sindicales vayan al Parlamento”.

Buscando un color

Otros dirigentes sindicales, que prefirieron mantenerse en el anonimato, confirmaron que en las conversaciones que sostuvieron Hurtado y otros gremialistas se tuvo la idea de integrar una organización política propia como el Partido de los Trabajadores de Venezuela, PTV. Sin embargo, el tiempo no les daba margen para crear una tolda política y de ahí que las conversaciones con diversas organizaciones están a la orden del día.

Lee también
Pacto Unitario contempla tender puentes con la FANB y una consulta popular

“En cada entidad se le va a preparar una propuesta a los partidos para debatir los posibles candidatos. Hemos conversado con AD, Copei y otros factores en los que hemos planteado nuestras exigencias. Aquí se quiere estigmatizar a la oposición, si aspiras eres alacrán, pues yo no soy ni alacrán ni escuálido. He sido perseguido, he estado preso, me he enfrentado al gobierno y a la oposición”, aseguró.

“Los partidos se convirtieron en clubes de amigos (esposas, amigos e hijos de), en estos momentos la clase trabajadora debe tener el protagonismo y, como dije, el Parlamento es el principal foro de debates de este país y ahí tenemos que estar”, sostiene Hurtado.

No obedecerán líneas
Hurtado dejó en claro que no irán a la AN ni de rodillas ni para hacer política ni politiquería. “Llevamos un grito de reclamos y el tiempo nos está dando la razón, en estos 20 años los trabajadores no hemos tenido una representación en el Parlamento, solo importamos cuando viene un proceso electoral. Sabemos que las listas son un secuestro de los partidos, no tenemos un partido, pero tenemos una fuerza”.

Para la dirigencia sindical del país, los actores políticos deberían ser más coherentes con el mensaje que transmiten.

Si acusas a alguien de usurpador, cómo pretendes hacer lo mismo extendiendo el período de un ente que finalizó su período”.

El dirigente sindical afirmó que los partidos deberían ser responsables en sus mensajes. “Te dicen que no van a elecciones con este fraude, pero acuden a comicios de gobernadores y alcaldes en los cuales hay plata que administrar. Sectores petroleros, agrarios, de transporte, construcción y salud se han reunido, estamos armando una alianza buena. Hablan de usurpación, pero tú pretendes extender una Asamblea fuera de su período, entonces estás cayendo en lo mismo”, dijo.

Pese a lo que digan, Cheo Hurtado refiere que la carrera por llegar al Palacio Legislativo irá con todo, puesto que “son nueve millones de familias las que están sumergidas en la indigencia por culpa de la política salarial de Maduro”.


Participa en la conversación