“Doble elección de directiva en la AN representa el retroceso político más grave de la historia”

escandalo de cucuta, Grupo de Lima, doble elección de directiva

De acuerdo con politólogos y analistas políticos, el vacío institucional continúa y no hay nuevas alternativas para una negociación. Después de este 5 de enero oficialistas y opositores “ganaron” un país más deteriorado.

Caracas. “El país enfrenta el retroceso político más grave de la historia y urgen nuevas rutas insurreccionales para propiciar el cambio y recobrar la institucionalidad”, concluyen analistas y expertos a propósito de la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, jornada que culminó con la elección de dos presidentes para el Parlamento.  

Para los analistas, el vacío institucional continúa y no hay nuevas alternativas para propiciar la negociación entre las élites políticas enfrentadas por obtener el Poder Legislativo. Por un extremo, Luis Parra, diputado disidente de la oposición acusado de corrupción y que ahora se posiciona como presidente del Parlamento con el respaldo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Y por el otro, Juan Guaidó, el líder opositor reelegido como jefe de la Asamblea Nacional con 100 votos que, a pesar del descenso de su popularidad cuenta con el apoyo de la comunidad internacional.

Ante esta situación tan particular e incierta, cinco analistas políticos consultados por Crónica.Uno ofrecen su interpretación de los hechos y sus implicaciones para el panorama político de este 2020.

Algunos consideran que la dirigencia opositora aún tiene oportunidad de reconducir el país y plantear una nueva agenda de acciones por la vía democrática, aunque el Gobierno tiene el poder fáctico. 

Para Ricardo Ríos, politólogo y profesor de la UCV, lo ocurrido en la Asamblea Nacional es resultado de la reducción del debate político a un conflicto entre las élites que actuaron de forma ilegal en desapego a los reglamentos constitucionales y las verificaciones propias de la elección parlamentaria. 

“Ambos —oficialismo y oposición— intentaron ser tramposos y aunque la mayor viveza es actuar de forma legal fue algo que no cumplieron”. El experto considera imprescindible convocar a la instalación de una nueva Asamblea y verificar el quorum, algo que no se cumplió y que dejó en evidencia la ruptura estructural de las instituciones y la incapacidad para solventar las diferencias políticas.

Guillermo Tell Aveledo, politólogo, discrepa de Ríos y sostiene que las acciones del Gobierno podrían conducir a la radicalización del sector opositor que rodea a Guaidó y que ahora integra la nueva directiva de la Asamblea Nacional reconocida por más de 60 países, entre ellos los integrantes del Grupo de Lima.

En ese contexto la toma de decisiones definitivas estaría determinada por la búsqueda una salida insurreccional y arriesgada. Será necesario que la oposición evalúe cómo va a ser su política hacia un futuro y calibrar si puede hacer una presión fuerte desde la sociedad hacia la apertura política que es lo que desean la mayoría de los ciudadanos, dijo.

Ríos afirmó que la ingenuidad de la fracción opositora es un error que no debe volver a cometerse en un contexto de inviolabilidad constitucional. 

Lee también
Guaidó convocó a marcha el 10 de marzo y pidió unificar reclamos en un “pliego nacional de conflicto”

Al hablar de las fallas que condujeron a la usurpación del Poder Legislativo, el profesor de la UCV menciona las siguientes:

  1. La AN no debía estar rodeada de Ejército ni impedir el ingreso de la prensa a través del Ministerio de información y Turismo, porque no es su competencia. Es una intervención del Ejecutivo en la AN. 
  2. La directiva de la AN tenía que entregar la lista de las personas que votarían y no lo hizo. Entre los integrantes del Parlamento había suplentes y principales lo que constituye un irrespeto a la legalidad del proceso.
  3. Se violó la votación uninominal establecida en los reglamentos. 

Tell Aveledo, en cambio, precisa que la fracción opositora erró al pensar que se tendría libre acceso al Palacio Federal Legislativo, sin contar con un plan alternativo para enfrentar los obstáculos que en el pasado propiciaron hechos similares.Se dejaron sorprender por los flancos de esta disidencia y la ofensiva de un gobierno que no ha cesado. Estos hechos demostraron que la FANB fue la barrera física de la Estado para violar la voluntad popular.

Si se hace un balance de lo sucedido este 5 de enero, se puede decir que el chavismo y los opositores disidentes ganaron un país más deteriorado y el repudio de los ciudadanos y la comunidad internacional, sostienen los expertos.

En términos políticos, puntualiza Tell Aveledo, la fracción progobierno que se proponía sacar a Guaidó del terreno político solo logró victimizarlo al perturbar sus planes de una forma torpe y violenta. “En un tiempo nadie los recordará y si sucede solo los recordarán con oprobio”.

Ríos señala que los que hoy encabezan la AN paralela con el apoyo del PSUV, serán rechazados por encima del funcionamiento institucional y la profundización de la crisis que afecta al ciudadano de a pie.

Más presión internacional

En el ámbito internacional la acción de los opositores disidentes y de los oficialistas lo más seguro es que traerá como consecuencia más presiones de la comunidad de países en contra del gobierno de Nicolás Maduro, lo que aislará más a Venezuela y dificultaría las relaciones diplomáticas, incluso con países aliados como el es caso de Argentina, dado que el canciller Felipe Solá rechazó el bloque al Parlamento e instó al Ejecutivo a respetar el derecho de la AN a elegir su presidente con total legitimidad. Asimismo, se complicaría aún más una negociación y la posibilidad de buscar alternativas para salir de la crisis a corto plazo.

Lee también
Guaidó sostiene que gira internacional sirvió para exponer estrategia y cohesionar aliados

Jesús Enrique Mazzei, internacionalista y profesor de la UCV, indicó que una mesa de negociación dependerá del interés y la motivación tanto del diputado Parra como de Guaidó de llegar un convenimiento. El chavismo no cederá porque tiene el poder fáctico, los recursos, la logística y los medios para formular y desarrollar el poder en sus dimensiones. Todo dependerá de si la oposición logra un consenso de solución y de eso va a depender el desarrollo de todo este año.

El experto aseguró que lo sucedido en la AN demuestra que Venezuela es un país subdesarrollado políticamente y que atraviesa la involución más grave desde el siglo XIX, cuando el Parlamento fue asaltado durante la época de José Tadeo Monagas.  

Juan Francisco Contreras, miembro del Colegio de Internacionalistas de Venezuela, aseguró que los hechos ocurridos en la AN afectarán al chavismo a largo plazo. Al Gobierno se le complicará la vida porque no podrán asistir o visitar a los países de la región y de Europa. Se les va a cerrando el círculo, lamentablemente eso redunda en contra del país y sus posibilidades de buscar salida a la crisis, sostuvo.

No veo disponibilidad de discutir o ceder algo en el chavismo. Lo de Parra es una muestra de cómo pretenden burlarse de los venezolanos y la comunidad internacional haciendo una pantomima de Asamblea y comprando diputados. Tendrán que haber hechos concretos que demuestren esa disponibilidad en el Gobierno.

Guaidó podría sacar provecho de la situación porque su popularidad se puede incrementar y surgir nuevas oportunidades de cambio.

Marcos Hernández, presidente de Hercon Consultores, indicó que aunque de febrero a diciembre de 2019 la aceptación de Juan Guaidó descendió de 75 % a 42 %, ahora podría ubicarse cerca de 50 % en el primer trimestre del año, debido a lo ocurrido durante la reelección de la junta directiva de la AN y su separación momentánea de la militancia de Voluntad Popular.

Desligarse del partido le permitirá trabajar en función de la unidad para tomar acciones como un líder independiente, eso es aplaudible y es acertado. Aunque fue una decisión tardía es una gran estrategia para recuperar puntos frente a Maduro, que cuenta apenas con 16 puntos de aceptación, aseguró Hernández.

Para el analista, las estrategias para recuperar la motivación de los ciudadanos deben ser enfocarse en la protesta para exigir elecciones libres y democráticas y lograr el cambio político en el 2020.

Lea también:

Con 100 votos presenciales oposición reelige a Guaidó como presidente de la AN

Lee también
Guaidó y la AN diseñan fondo para funcionamiento del gobierno interino y atender casos médicos urgentes

Participa en la conversación