La Encuesta Nacional Impacto del COVID-19 establece que 90,2 % de la población no cuenta con ahorros ni recursos suficientes para resistir una cuarentena prolongada. Según la más reciente actualización del 16 de abril, solo 1,7 % de los venezolanos tiene dinero suficiente para cubrir económicamente más de un mes. Empresas privadas y organizaciones no gubernamentales se han activado en ayudar a las comunidades y centros de salud más vulnerables.

Caracas. La población venezolana no cuenta con ahorros ni recursos suficientes para resistir una cuarentena prolongada. El sector hospitalario viene colapsando en medio de una crisis humanitaria sin precedentes. Los insumos médicos son muy pocos. Enfrentar la llegada del COVID-19 en el país es un verdadero reto

Empresas privadas y organizaciones no gubernamentales se han activado en ayudar a las comunidades y centros de salud más vulnerables. Un mar de ideas que, en definitiva, aportan en el proceso de superar la pandemia lo más rápido posible.

El venezolano tiene una chispa y en situaciones de crisis se hace grande, aseguró Edgar Grossmann, presidente de Multirecicla. En esa frase destacó que, más allá de la inventiva de su empresa y sus nueve aliados para diseñar protectores faciales a partir de material reciclado, también resulta clave el ingenio de su equipo para superar los obstáculos que puede arrastrar un país paralizado. 

Para hacer llegar las láminas de plástico a Mérida paramos unos camiones de gas que salían desde Caracas e hicimos la conexión. Las montamos a la 1 de la tarde y al día siguiente estaban allá, relató Grossmann, que al igual que el resto de los venezolanos se ha visto afectado por el combustible y la movilidad. 

Organización de las botellas recicladas. Foto: Multirecicla

En tiempos de pandemia también se puede reciclar. Mejor que eso, se pueden separar los residuos para que Multirecicla se encargue de buscarlos, organizarlos y llevarlos a las compañías aliadas que transforman ese material en nuevos productos de carácter humanitario: máscaras faciales para el personal de salud realizadas a partir del plástico de envases de agua mineral o refresco. 

Ya tienen más de 8000 protectores faciales distribuidos en diferentes ambulatorios, centros de diagnóstico integral y hospitales en Caracas, La Guaira, Carabobo, Barquisimeto, Maracaibo y Mérida.

Los emprendedores están trabajando en un horario extendido para hacer entre 600 y 1000 protectores diarios, relató Grossman.

La Comisión de Expertos de la Salud designada por la Asamblea Nacional (AN) presentó la Encuesta Nacional Impacto COVID-19 que detalla la escasez de insumos básicos en los centros de salud.

Aunque no ofrece información sobre las máscaras faciales, establece que, hasta el 12 de abril, 50 % de los centros de salud no tenía tapabocas; 63 % no tenía guantes; 77,27 % no tenía jabón y 90,91 % no tenía gel antibacterial, lo que da una muestra de falta de insumos para seguir combatiendo la COVID-19 en el país. 

La labor de Multirecicla junto con 3DXcub3, Seven Venezuela, En3D Venezuela, Nedraki, Plastitec Group, Ecoplastic, Logistica TBC, Objects y Alexandra Di Benedetto se mantendrá durante la cuarentena para garantizar que el desecho que recuperan de la basura sea transformado en un nuevo producto aprovechando el plástico, que pasa de ser un factor contaminante en el ambiente a una herramienta con otras posibilidades. 

Personal Médico del Ambulatorio El Hatillo recibió la donación de máscaras faciales. Foto: Multirecicla

Muchas empresas en el mundo se han puesto a trabajar en estos protectores faciales. La marca de zapatos Nike utilizó materiales de reciclaje de sus zapatillas para fabricar este producto en Estados Unidos.

En Ecuador, la Pontificia Universidad Católica también utilizó la tecnología de impresión 3D para diseñar sus primeras máscaras. Incluso, en Oaxaca, México, un niño de 12 años decidió juntar sus ahorros y su impresora en tercera dimensión para imprimir estos faciales y donarlos a los trabajadores de la salud. 

“Cuarentena En Caucagüita” 

Casi 51 familias de la parroquia Caucagüita del Municipio Sucre, específicamente de los sectores Ciudad Tablita, Vista Al Ávila, Los Sapitos, Los Guacamayos, Turumo, La Embajada, La H y 28 de junio, se beneficiaron con la entrega de bolsas de comida, tapabocas y gel antibacterial por parte de la fundación Impronta

El proyecto llamado Cuarentena En Caucagüita comenzó por la necesidad de ayudar a los vecinos de esa localidad que viven del día a día y sus ingresos se han paralizado al máximo por la cuarentena. Una red de líderes comunitarios se ha encargado identificar a las familias que estén atravesando una situación crítica. 

Foto: José Fernandes @jafp63

La primera parada fue en Ciudad Tablita. 27 familias recibieron una cesta de alimentos que, además de arroz, harina de maíz, harina de trigo y pasta, también equilibraron con un pollo entero, un kilo de queso y medio cartón de huevos. En el resto de los sectores también repartieron alrededor de 500 tapabocas y 100 antibacteriales, números que duplicarán durante este fin de semana (18 y 19 de abril). 

La bolsa que me dieron en el nombre del Señor fue una gran bendición. Lo mejor que he recibido. Las gracias a Dios por haberlos puesto a ustedes al frente de estas personas que en verdad necesitan ayuda«, mensaje de Julieta Willians a la fundación Impronta.

Foto: José Fernandes @jafp63

Impronta no tiene recursos propios. Se mueve como ente articulador para buscar donantes que se sumen a la iniciativa. Van casi 50 venezolanos en distintas partes del mundo que han ayudado económicamente a través de la plataforma https://donorbox.org/ que comparten con Alsi Foundation, una organización de venezolanos en Estados Unidos. 

En Caucaguita el tema del agua es muy complejo y cuando llega una cisterna una vez a la cuaresma la gente sale. De hecho, dos de las entregas han coincidido con la llegada del agua y la gente sale con sus pipotes de agua gigantescos a exponerse y muchos no tienen tapabocas, los reusan o son caseros, comentó Bernardo Guinand, presidente de Impronta, ante la notable necesidad de esa comunidad de recibir este tipo de insumos de protección del COVID-19. 

Foto: José Fernandes @jafp63

La Encuesta Nacional Impacto del COVID-19 establece que 90,2 % de la población no cuenta con ahorros ni recursos suficientes para resistir una cuarentena prolongada. Según la más reciente actualización del 16 de abril, solo 1,7 % de los venezolanos tiene dinero suficiente para cubrir económicamente más de un mes. 

La inflación en marzo se ubicó en 21, 2 %, según la Asamblea Nacional, y el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó un 15,5 %. Además, el dólar paralelo pisó los 130.000 bolívares. 

Los venezolanos necesitan de estas buenas acciones. Las empresas y fundaciones han sabido cómo actuar durante la crisis del COVID-19. La ayuda dependerá de los aportes económicos que sigan recibiendo para atender a las familias más vulnerables.

Lee también
Un joven abogado construye camas para regalarlas a los damnificados del sur de Maracay

Participa en la conversación