Los electores anzoatiguenses acudirán el próximo 6 de diciembre a los 645 centros electorales habilitados en la entidad para elegir a 11 diputados que los representarán en la nueva Asamblea Nacional. La elección estará entre diputados cuestionados, exalcaldes y dirigentes sindicales. Cuatro de los ocho diputados actuales por la entidad en el parlamento buscan renovar sus curules.

Barcelona. Una variada oferta tendrán los electores anzoatiguenses el próximo 6 de diciembre, cuando asistan a las elecciones parlamentarias convocadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para renovar la Asamblea Nacional, pese a que el proceso ha sido objetado por la Comunidad Internacional, al considerar que el mismo no brinda garantías de confiabilidad. 

Exministros, exalcaldes, exconcejales, líderes sindicales, promotores de DD. HH. e inclusive parlamentarios en ejercicio, buscan captar el voto del electorado anzoatiguense en las cuatro circunscripciones de la entidad.

En 2015, 793.535 electores anzoatiguenses (75,26 % de participación), de un padrón estimado en 1.054.266 votantes, acudieron a los 650 centros electorales de la entidad para determinar quienes serían los ocho representantes del estado en la actual gestión parlamentaria. Según las proyecciones del CNE, la proporción poblacional en Anzoátegui aumentó y con ello también se incrementó el número de parlamentarios a escoger este próximo 6 de diciembre.

En esta oportunidad, y bajo la nueva modalidad, los electores anzoatiguenses acudirán a 645 centros de votación donde tendrán que escoger a 11 parlamentarios, siete nominales y cuatro por lista regional, entre los opciones dispuestas por las 29 organizaciones partidistas, entre oficialistas, de corriente opositora e independientes, que realizaron sus respectivas postulaciones.

El menú electoral de Anzoátegui asoma cuatro candidatos que buscan la reelección. Earle Herrera, quien de ser electo vía Lista Regional, estaría en su cuarto periodo consecutivo como legislador por el estado Anzoátegui, tras haber conquistado la curul en las elecciones de 2005, 2010 y 2015. Además de Herrera, el trío integrado por José Brito, Chaim Bucaram y Richard Arteaga, también buscan preservar la investidura obtenida en 2015. En el caso de Artega de hacerlo sería la tercera en fila. 

Trío señalado

Brito, Bucaram y Arteaga son el centro de atracción en la entidad. El trío cobró notoriedad a finales de 2019, cuando protagonizaron un antes y un después en el devenir del accionar de la oposición venezolana.

Para la elección de la última Junta Directiva de la AN, el trío formó parte de lo que bautizaron como “la rebelión de las regiones”. Movimiento que, según ellos, buscaba denunciar presuntos hechos de corrupción en la presidencia interina de Juan Guaidó, en lo que respecta a la ayuda humanitaria.

Una investigación realizada por el portal Armando.Info, los involucró junto con otros parlamentarios en una presunta operación de “limpieza de imagen” del empresario neogranadino Alex Saab (detenido actualmente en Cabo Verde por blanqueo de dinero), por lo que fueron bautizados como “alacranes”, al ser acusados por los partidarios de Juan Guaidó de armar una operación para “compra de conciencias” de parlamentarios para establecer una AN paralela, acción última que al final concretaron.

Por el lado de las fuerzas oficialistas, además de Earle Herrera, el candidato que se perfila como “portaaviones” del movimiento chavista es el exalcalde de Barcelona, Luis José Marcano, quien buscará llegar a la AN mediante el voto lista regional.

electores anzoatiguenses
Las fuerzas oficialistas apelan a los altos lideres para captar los votos / Foto: Cortesía

Marcano, un periodista barcelonés que ocupó la cartera de comunicaciones en 2016 y fue presidente de Venezolana de Televisión en 2015, dejó la Alcaldía de Barcelona para competir por una curul en la próxima Asamblea Nacional, pese a que en 2017 fue electo diputado por Anzoátegui en la Constituyente.

El resto de los candidatos oficialistas, son prácticamente desconocidos para el común de los anzoatiguenses. 

En tres platos

La perfecta unidad asumida en 2015 por las fuerzas opositoras anzoatiguenses, para esta venidera elección no fue posible concretarse. La oposición que alienta el proceso convocado por el CNE designado por el Tribunal Supremo de Justicia, va dividida en tres fracciones. 

Por un lado está la plancha conformada por las organizaciones: Cambiemos, Avanzada Progresista (AP), El Cambio, Copei y la compuesta por la directiva de Acción Democrática (AD) nombrada por el TSJ, esta alianza fue la que reunió más tarjetones.

El segundo grupo opositor está integrado por las tarjetas de: Voluntad Popular (VP) —designada por el Poder Judicial—, Primero Venezuela (el ala que hizo tienda aparte de Primero Justicia pero compite con simbología similar a la de la tolda dirigida por Julio Borges) y Venezuela Unida, antiguo MIN.

En esta fracción los electores anzoatiguenses se encontrarán el dirigente sindical José “Cheo” Hurtado, quien actualmente es el presidente del sindicato Unión Regional de Empleados Públicos de Anzoátegui (Urepanz) y aspira que los 27.000 trabajadores de la Gobernación de Anzoátegui le presten su apoyo.

Cierra el grupo de los llamados opositores, las fracciones del Movimiento al Socialismo (MAS) y el partido regional Unidad Soberana. Además de los tres platos opositores, otras nueve agrupaciones políticas que afirman adversar al oficialismo, inscribieron candidatos, estas son: Prociudadanos, Unión y Progreso, Soluciones para Venezuela, Nuevo Pacto, Nuvipa, Dale, Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev), La Fuerza del Cambio y UPP 89.

Anzoátegui elegirá diputado indígena y para ello las organizaciones: Conive, Pieb, Fedekayaurima y Cacique Guaicaipuro van en alianza, mientras la organización Mopive también presentó su candidato.

La alianza de cuatro partidos postuló a Kariela Aray, mientras que Mopive puso en su plancha a Ezequiel Robles.

Lee también
AN elegida en 2015 dio inicio al “periodo anual adicional 2021-2022”

Participa en la conversación