Los parientes de Ronaiker Betancourt, de 21 años, denunciaron que le dieron dos tiros en el pecho y luego los funcionarios dijeron que se enfrentó. El hecho ocurrió en Mamera. Este año también mataron a Jean Georgil, su hermano, en El Valle.

Caracas. Una comisión de aproximadamente 10 funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), encapuchados, tumbó la puerta de la vivienda de Ronaiker Jorky Betancourt Díaz. Dentro de ella le dieron dos tiros en el pecho. Su familia denuncia que las FAES asesinó al joven y fingieron enfrentamiento.

Ronaiker, de 21 años, se encontraba con su pareja y su hija, de dos años, a las 8:00 a. m. de este martes 25 de junio. La versión de los parientes es que los efectivos le indicaron que se lo llevarían por reconocimiento, pues tenía una denuncia por el robo de un celular. No tenía antecedentes penales.

Los funcionarios de las FAES sacaron de la casa, ubicada en Mamera I, a la esposa del joven y a su hija, y luego las dejaron en plena vía por Caricuao.

Su familia denunció de manera anónima, por temor a venganzas, que al joven lo llevaron muerto al hospital Pérez Carreño. Dijeron que de su casa robaron ropa, zapatos y una cocina eléctrica. Trabajaba con su pareja. Vendían café en su casa.

Lee también
“Las FAES me rompieron el celular porque grabé cómo mataban a un vecino”

Hace cinco meses las FAES asesinó a su hermano en El Valle. Según la versión de los parientes, a Jean Georgil Betancourt Díaz, de 18 años, lo sacaron de su casa en Carapita y lo trasladaron hasta el sitio donde le dispararon.


Participa en la conversación