En el Día Mundial de la Libertad de Prensa detienen a periodista y gremios señalan que este derecho agoniza

El periodista de Caraota Digital, David Rodríguez, fue detenido en Caricuao por sujetos desconocidos y minutos después liberado.

Caracas. Hoy 3 de mayo cuando se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el periodista David Rodríguez, del medio Caraota Digital, fue detenido por sujetos desconocidos –se presume que serían integrantes de los grupos de choque, denominados colectivos– cuando se encontraba reportando una situación desde una estación de servicio en Caricuao.

El Colegio Nacional de Periodistas, a través de su cuenta en Twitter, informó minutos después que el profesional de la comunicación ya había sido liberado.

El CNP publicó una captura de pantalla con un mensaje del periodista donde afirmó que ya se encontraba en libertad. “Estoy bien, después te cuento. No sé cómo estoy vivo”, escribió Rodríguez.  La ONG Espacio Público también hizo la denuncia en su cuenta de Twitter.

Expresión libre: libertades de prensa y expresión agonizan

Gregorio Salazar, coordinador general de Expresión Libre, afirmó que las libertades de prensa y expresión son derechos agonizantes en Venezuela.

Destacó que hay periodistas bajo medidas judiciales, un mayor asedio y restricciones al trabajo de los reporteros y un clima de temor instigado por “encumbrados voceros oficialistas desde los medios estales”.

Salazar manifestó: “Los espacios para la información amplia, verídica y oportuna, la diversidad, la pluralidad y el disenso propios del sistema democrático siguen angostándose dramáticamente; y de no ser por algunos medios digitales y redes sociales –estas últimas con los riesgos de manipulación– Venezuela sería una sociedad muda, ciega y sorda. Repudiamos la hegemonía comunicacional que están imponiendo”.

Lee también
La ONG Espacio Público documentó ocho detenciones en abril por expresarse

Expresión Libre citó el caso de El Nacional que está obligado a pagar $ 13 millones a Diosdado Cabello de acuerdo con un fallo del TSJ.

CNP le pone la lupa al caso de VPI TV
Como un caso icónico de lo que ha sido la arremetida del gobierno contra un medio de comunicación, el CNP ha escogido el de VPI TV para ilustrar lo que ha sido la vulneración del derecho a la libertad de expresión y, más concretamente, al de la libertad de prensa.

En enero de 2021, el canal de televisión VPI, que se transmitía por Internet, dejó de hacerlo luego de que algunos funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y del Seniat incautaran los equipos de transmisión del canal sin que mediara una orden judicial y sin que se conociera previamente ningún procedimiento administrativo.

Como resultado de esto, aproximadamente unas 100 personas que allí laboraban, como periodistas, camarógrafos y personal administrativo, entre otros, se vieron sin una fuente de trabajo, algunos forzados a emigrar del país tras aducir sentirse perseguidos por el Estado. A la vez, el público venezolano se quedó sin un medio de comunicación audiovisual, lo que ha reducido aún más el ecosistema informativo de Venezuela, que ha visto cerradas 24 empresas informativas en lo que va de año.

Los directivos de VPI TV, en un comunicado publicado ad hoc, consideró que esta acción, que lo inhabilitó para seguir operando, como parte de una campaña de “hostigamiento y censura contra la prensa independiente de Venezuela por parte del régimen de Nicolás Maduro”.

Lee también
Venezolana en Israel narra lo que viven tras más de 30 horas de ataques de misiles

Participa en la conversación