En la Cota 905 no había ni un funcionario después del operativo

Este martes no hubo presencia de la GNB ni PNB en las adyacencias de la comunidad, luego de que este lunes tomaran varios sectores en un procedimiento Caracas. Este martes la Cota 905 estaba como si nada. La mayoría de los comercios abrieron y la gente salió a trabajar o hacer las diligencias, que por el …   leer mas

2416
2416

Este martes no hubo presencia de la GNB ni PNB en las adyacencias de la comunidad, luego de que este lunes tomaran varios sectores en un procedimiento

Caracas. Este martes la Cota 905 estaba como si nada. La mayoría de los comercios abrieron y la gente salió a trabajar o hacer las diligencias, que por el operativo de este lunes no pudieron.

Los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB), que minaron el lunes el barrio, no estaban a lo largo y ancho de la zona; solo una alcabala abajo en la avenida Páez, a la altura de la plaza Madariaga.

La vía, que es bastante transitada a diario por ser un camino verde, estaba vacía, solamente abundaban las camioneticas de la ruta y uno que otro vehículo que sí se atrevía a pasar por ahí, sabiendo los antecedentes de violencia.

“En los barrios la gente no le tiene miedo a eso (en referencia al operativo de este lunes). Aquí la gente necesita trabajar y por eso no se detienen”, contó un comerciante, quien por seguridad resguardó su nombre.

Comentó que el lunes salió a las 5:00 am a comprar una mercancía y cuando regresó, a las 8:00 am, se encontró con los accesos cerrados por el procedimiento. “Le pedí a los funcionarios que me dejaran pasar porque llevaba un pescado y se me podía dañar, pero no me dejaron”.

A las 2:00 pm pudo regresar a su casa y abrió su local como si nada, eso sí, no fue mucha gente a comprarle.

“Aquí uno no puede hablar de esos líos, hay que estar bien con Dios y con el diablo. Uno siempre ve pasar a los antisociales con las armas en la mano como si nada, pero ¿qué vamos a hacer? Ya nos acostumbramos”.

Las calles no estaban minadas de funcionarios, como este lunes. Crónica.Uno/Yohana Marra
Este martes la Cota 905 no tuvo presencia policial. Crónica.Uno/Yohana Marra

Otro comerciante de las Brisas de El Paraíso prefirió no abrir su local el lunes por seguridad, además sabía que nadie iba a comprarle. Aunque el paso estuvo cerrado sus hijos sí salieron a trabajar; bajaron por unas escaleras del barrio que dan hacia el Parque Naciones Unidas en El Paraíso.

“Tengo 15 años en la zona y ya conocemos a los malandros desde pequeños, por eso no me piden vacuna. El operativo que hubo aquí fue un pañito de agua tibia, los policías solamente pasan para pedir para el refresco, más nada”.

Se los come la inseguridad

Habitantes de la avenida Coromoto, en Los Laureles, contaron que la inseguridad cada día empeora más y a veces no ayudan a las víctimas por miedo a que los maten.

“Los taxistas no quieren venir para acá, te dejan en la panadería porque no les gusta subir”, detalló.

Los empleados de la Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor de la avenida Guzmán Blanco comentaron que por esta semana no trabajarán por la situación que se registró en la Cota y porque algunos de sus compañeros fueron detenidos, aunque ya los liberaron.

cota 2 martes
La mayoría de los comerciantes abrieron este martes, con normalidad. Cónica.Uno/Yohana Marra

Fotos: Yohana Marra

In this article

Participa en la conversación