#EnClaves ¿Cómo evitar caer en estafas relacionadas con los tratamientos del COVID-19?

En Venezuela, las estafas se adaptan a las necesidades de los ciudadanos. Si bien antes de la llegada de la pandemia ocurrían distintos tipos de fraudes relacionados con la venta de fármacos, en contexto COVID-19 aumentaron los delitos informáticos.

Caracas. Oxígeno, medicamentos y hasta vacunas contra el coronavirus. En tiempos de pandemia, abundan las ofertas de medicamentos y tratamientos para la COVID-19. Sin embargo, muchas pretenden aprovecharse de la vulnerabilidad del venezolano. Expertos comparten sus recomendaciones para detectar y evitar caer en estafas:

No confiar en tiendas virtuales. Raymond Orta, director del Instituto Venezolano de Derecho Tecnológico y perito en informática, señala que las redes sociales y las plataformas de comercio electrónico son los principales canales para estafas. “Incluso hemos detectado que las bandas criminales pagan publicidad por Instagram”, advierte.

En este sentido, recomienda verificar que la empresa esté autorizada para la comercialización del producto. Además, sugiere buscar referencias de la ubicación física de la tienda y solicitar una línea fija de la empresa.

Llamar y hacer todas las preguntas necesarias. Al conversar con el presunto comerciante se pueden detectar indicios de un fraude. Cuando se mantiene conversación con el vendedor se debe prestar atención a las expresiones que usa. Las palabras vulgares o un lenguaje poco profesional apuntan a un posible delincuente.

Otra señal de alerta se manifiesta cuando la persona desconoce el lenguaje técnico o científico del producto o servicio. Busque información sobre el tratamiento y haga todas las preguntas posibles. Por ejemplo, presentaciones del medicamento, dosis, cantidad, etc. También puedes solicitar la fecha de vencimiento del fármaco y luego una fotografía para verificar.

No aceptar realizar transferencias a nombre de terceros. Es importante solicitar los datos bancarios de la empresa. Sobre todo si se trata de alquiler de concentradores o bombonas de oxígeno. En caso de acordar entregas en lugares públicos, hacer la transacción al momento de recibir la mercancía. Sin embargo, según el especialista, todavía es peligroso ya que pudiera tratarse de un grupo de delincuencia organizada.

Verifica información. Los buscadores de redes sociales como Twitter y Facebook son una excelente herramienta para buscar reseñas negativas. Se puede detectar un fraude al ingresar palabras clave como “oxígeno” o el nombre del medicamento junto con el nombre de la presunta empresa, vendedor o el número de teléfono.

No caigas en la trampa de “María”. De acuerdo con información difundida a través de las redes sociales, María ahora tiene “cupos disponibles” para vacunación contra la COVID-19. También vende medicamentos y otros tratamientos necesarios para combatir el virus.

Este método consiste en un mensaje, generalmente a través de WhatsApp, que se recibe de un número desconocido para ofrecer la venta de un producto. El delincuente se identifica como “María”, “Ana” o “Juan” o cualquier nombre común para engañar a sus víctimas, dice conocerte, pero no es así.

Toda venta de vacuna es una estafa. En Venezuela, los únicos entes autorizados para recibir, distribuir y administrar las dosis de vacunas contra la COVID-19 son el Ministerio de Salud y el Estado. Huníades Urbina, secretario de la Academia Nacional de Medicina, asegura que, sin importar el costo, toda empresa o persona que oferte vacunas contra el virus en el país es una estafa.

Inlcuso podría tratarse de otra sustancia desconocida, que pudiera poner en riesgo la salud. En caso de que sean dosis robadas de algún sistema de resguardo del Ministerio de Salud, posiblemente no cumpla con la cadena de frío necesaria para su preservación. Por lo tanto, es preferible evitar a toda costa comprar vacunas.


Participa en la conversación