#EnClaves ¿Cómo se comportaron el dólar y los precios de bienes y servicios en el primer semestre del año?

semestre | alza de inflación

El precio en bolívares de la carne de res se disparó entre 35 % y 50 % y en dólares lo hizo alrededor de 30 %. La inflación acumulada supera el 50 %, pero el dólar aumentó tan solo poco más de 20 %, con lo que pierde poder de compra.

Caracas. La inflación y el tipo de cambio se desaceleraron de forma importante en el primer semestre del 2022 con cifras que, al menos en el primer caso, distaron mucho de lo ocurrido años anteriores.

Hasta mayo, de acuerdo con las últimas cifras divulgadas por el Banco Central de Venezuela (BCV), el índice de precios al consumidor se disparó 24 % respecto a diciembre de 2021, mientras que el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) proyecta una inflación acumulada de 53,8 % en los primeros seis meses del año.

Aunque la desaceleración de la inflación –que hasta mayo mantuvo una racha de nueve meses con tasa de un solo dígito según el BCV– resulta un alivio macroeconómico tras años con aumentos desproporcionados de precios, el poder de compra del dólar se ha ido a pique debido a las políticas cambiarias gubernamentales.

¿Qué fue lo que más aumentó?

Las últimas cifras oficiales disponibles muestran que en el año los precios de servicios de educación se aceleraron 92,8 % hasta mayo de este año. Ese rubro también fue el que tuvo las tasas de inflación más altas en cuatro de los cinco meses con datos disponibles.

El OVF, por su parte, proyecta que el rubro educación registró aceleraciones importantes de precios en mayo (55 %) y junio (7,4 %), luego de que en los meses previos tuviera incrementos mínimos e incluso disminuciones de precios finales.

Detrás de educación se ubicó el rubro de comunicaciones con 58 % de incremento acumulado entre diciembre 2021 y mayo 2022. Este fue uno de los sectores a los que más les afectó el período de controles de precios y aún se mantiene rezagado respecto a otros rubros. Le siguen esparcimiento y cultura (38,9 %) y transporte (26,5 %). 

¿Y el dólar?

En el mercado oficial, que promedia los precios de compra y venta de divisas en las mesas de cambio de los bancos, el dólar acumula una variación de 22,5 % entre el 3 de enero y el 30 de junio de este año, mientras que al 11 de julio (con la tasa actual de Bs. 5,61/$) el incremento es de 22,2 %.

En el caso del dólar paralelo (que cerró junio en Bs. 5,80/$ y este 11 de julio se ubicaba en Bs. 5,81), la variación en los primeros seis meses del año es de 21,8 %. La diferencia entre la inflación acumulada en el semestre (53,8 %) y el alza del dólar hace que cada mes se necesiten más divisas para adquirir los mismos productos.

La canasta alimentaria del OVF, por ejemplo, en junio aumentó 3 % en su costo en dólares respecto a diciembre de 2021 y 27 % respecto a hace un año. Expertos y firmas privadas calculan que en el primer trimestre de 2022 el dólar perdió al menos 35 % de su poder de compra en Venezuela debido a la inflación.

Los alimentos no dan tregua

Pese a que productores, comerciantes e industriales reportan que han tenido que disminuir sus precios y márgenes de ganancia para adaptarse a un mercado que, en su gran mayoría, es pobre por ingresos, en los mercados y supermercados caraqueños los incrementos no se detienen.

Entre diciembre 2021 y junio 2022 el precio de la carne de res se disparó entre 35 % y 50 % en sus distintos cortes y en dólares lo hizo alrededor de 30 % en el mercado municipal de Quinta Crespo: el solomo pasó de $6,26 a $7,91 (29 a 42 bolívares), la pulpa negra de $6,20 a $7,34 (28 a 39 bolívares) y la costilla de res de $3,50 a $4,70 (16,5 a 25 bolívares).

El cartón de huevos aumentó 45 % en bolívares y 26 % en dólares (de $4,30 subió a $5,50 en seis meses) mientras que el tomate, si bien detuvo su ascenso en marzo y disminuyó de precio, aumentó 67 % en el semestre y su costo en dólares se incrementó 45 %. El aceite de maíz –afectado directamente por la crisis mundial de esa materia prima– aumentó 76 % y la harina de maíz lo hizo un 42 %.

Entre las pocas excepciones que hubo, principalmente por factores externos y estacionales, se encuentran los quesos, que disminuyeron en casi todas sus presentaciones entre 2 % y 12 % y producto de la apreciación del dólar bajaron hasta 20 % sus precios en moneda extranjera.

¿Cuáles son las proyecciones para el cierre del año?

Visto el panorama del primer semestre, y la volatilidad de una economía aún deprimida y sin políticas y entes creíbles, los expertos, firmas y organismos internacionales afirman que cualquier estimación para Venezuela puede cambiar en poco tiempo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula en su último informe (abril 2022) que el país podría cerrar el año con una inflación de 600 %, aunque en la práctica y viendo el comportamiento en el primer semestre (una inflación interanual de 170 % respecto a junio de 2021), hay razones para pensar que pueda ser inferior.

El Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) estima que Venezuela culminará el año con 225 % de inflación y el tipo de cambio se mantendrá apreciado, es decir, por debajo de su valor real de mercado, que actualmente sufre las intervenciones del BCV.

Lea también

Bajo nivel de consumo en el país afecta la producción y relega los precios

OVF proyecta que en junio la inflación mensual se aceleró a 14,5%


Participa en la conversación