Cerca de 40 organizaciones, entre movimientos y federaciones estudiantiles, ONG y redes de activistas, trazaron un plan y dijeron “Estamos Contigo”. Hisvet Fernández, psicóloga social y coordinadora del proyecto Liderazgo Femenino de Aula Abierta, explica que hay una “enorme preocupación derivada de los distintos casos de suicidio ocurridos recientemente en el país a causa de la depresión y la ansiedad”.

Caracas. Alejandro Urdaneta, un activista zuliano por los derechos humanos, se suicidó el 14 de abril. “Espero que sean felices”, escribió en una red social antes de morir. El hecho dejó sin aliento a las ONG, los movimientos estudiantiles y a los jóvenes activistas. Aunque no había palabras, sabían que algo tenían que hacer. ¿Cuántos jóvenes más están pasando por situaciones difíciles? ¿Cómo apoyarlos? Hay que hablar del tema, se dijeron. 

Cerca de 40 organizaciones, entre movimientos y federaciones estudiantiles, ONG y redes de activistas, trazaron un plan y dijeron “Estamos Contigo”. Hisvet Fernández, psicóloga social y coordinadora del proyecto Liderazgo Femenino de Aula Abierta, explicó que hay una “enorme preocupación derivada de los distintos casos de suicidio ocurridos recientemente en el país a causa de la depresión y la ansiedad”. 

“Estamos Contigo” quiere escuchar a los jóvenes y comprenderlos, concientizar a la sociedad acerca de la importancia de la salud mental y la gravedad de los problemas que pueden originarse cuando se resiente. Esta iniciativa tiene como enfoque principal el derecho a la salud integral. 

“Tenemos la idea de desarrollar un proyecto de salud mental en el ámbito universitario, ya que esta necesidad cobra más vigencia al ser sentida por toda la comunidad universitaria en medio de una crisis humanitaria compleja y que se agrava con la crisis de salud magnificada por la pandemia del COVID-19”, dijo Fernández. 

“Estamos Contigo” por ahora es una campaña, pero la aspiración es que a futuro pueda ser un proyecto para crear y ser un espacio seguro para la comunidad universitaria, donde puedan obtener información, formación y recibir apoyo psicológico de manera gratuita. 

“Hay un incremento de la desesperanza en medio de esta grave crisis cruzada que estamos viviendo en Venezuela, y la salud mental de la población está muy comprometida”, expresó Fernández. 

Adriana Adrián, presidenta de la Unión Femenina Venezolana, mencionó que este proyecto también honra la memoria de Urdaneta: “Fue algo que nos afectó directamente y decidimos transformar ese momento en algo positivo y que sirva para ayudar a otras personas”. 

Las organizaciones como Psicoshalom y Psicontentos los están apoyando. El día del lanzamiento de la campaña recibieron seis solicitudes de jóvenes para orientación psicológica. Las consultas son online o por videollamada. 

¿De qué va el proyecto?

  • Campañas educativas sobre la salud mental y sobre el derecho a la salud integral: física y mental. 
  • Acciones de apoyo grupal: crear grupos de reflexión y apoyo con estudiantes y comunidad universitaria en general, que permitan manejo de la salud mental. 
  • Acciones formativas: talleres y foros para brindar conocimiento sobre salud integral, salud mental, derecho a la salud, reconocer síntomas y alarmas de nuestra salud mental, herramientas de autocuidados en salud mental. 
  • Crear una guía o agenda de apoyo a la salud mental virtual, con contactos nacionales y regionales que brinden este servicio gratuito y confidencial.

Algunas recomendaciones generales, según la psicóloga Fernández 

  1. Cuidemos nuestro cuerpo y mente. Diariamente hacer algún ejercicio físico suave (caminar, correr), podemos hacer respiraciones profundas, ejercicios de estiramiento, relajación y meditación. 
  2. Cuidar la alimentación, de ser posible comer alimentos saludables y comidas balanceadas.
  3. Dormir lo mejor posible y dedicar el tiempo suficiente a descansar. 
  4. Atienda su área sexual con autoerotismo de manera regular, eso le genera hormonas de satisfacción y placer necesarias para la salud mental, y con medidas preventivas lleve una vida sexual compartida, si le es posible y satisfactoria.
  5. Evite el consumo excesivo de alcohol, tabaco y el uso de otras sustancias. 
  6. Siga tomando las medidas preventivas de rutina según las recomendaciones. Vacúnese contra el COVID-19 cuando la vacuna esté disponible. 
  7. Hacer otras actividades que disfrute, algunas que antes no hacía por falta de tiempo libre.
  8. Comuníquese con otras personas. Hable con personas de su confianza acerca de sus inquietudes y de cómo se siente. Tratando de mantener el distanciamiento social mínimo, haga conexión con sus seres más cercanos en línea, a través de redes sociales o por teléfono o correspondencia.
  9. Conéctese con sus organizaciones comunitarias. Participe de actividades en beneficio de su comunidad vecinal o estudiantil. 
  10. Involúcrese en el trabajo colectivo, eso le hará sentir útil y con propósitos adaptados a las circunstancias actuales.
  11. Si siente que los sentimientos y emociones están perturbando otras áreas de la vida y que se convierten en un obstáculo para transitar, es el momento de buscar ayuda con un especialista. 

Lee también
En dos ruedas va y viene el personal de salud en Altagracia de Orituco 

Participa en la conversación