La paralización del servicio no fue oficial. No obstante, en la medida que avanzaba el día se veían menos unidades circulando por las vías. Los pasajeros se quedaron varados en las paradas. Hacia las barriadas altas fue difícil el retorno, pues también los «jeepseros» se recogieron temprano, alegando “medidas de seguridad”.

Caracas. Las calles de  Caracas este lunes 15 de mayo lucieron como día domingo. Una pertinaz llovizna arropó casi todos los sectores de la capital, que desde muy temprano se observaron sin la bulla del corneteo y de los motores encendidos.

El llamado «plantón» convocado por la Mesa de la Unidad Democrática puso en alerta a los ciudadanos, quienes salieron más temprano que de costumbre previniendo el cierre de las estaciones del Metro de Caracas.

En la superficie, quienes pusieron la restricción a la movilidad de los peatones fueron los camioneteros: salieron por cuentagotas a primeras horas del día y, luego, se fueron recogiendo en el trascurso de la mañana.

Por las avenidas Nueva Granada, Solano, Casanova, Libertador, Bolívar, Sucre, Urdaneta, Páez, Morán, San Martín y Fuerzas Armadas; además de las intercomunal Valle-Coche y la autopista que lleva el mismo nombre, para ser lunes, el flujo vehicular fue muy escaso.

La gente pasaba más de 40 minutos en las paradas y, muchas veces, los conductores no cumplían con la ruta. Hubo denuncias en el trayecto de Coche a La Hoyada, cuyas unidades solo estaban llegando a La Bandera por la concentración que se desarrollaba en la avenida Victoria.

Richard Gómez, directivo de la ruta Coche-Vargas, dijo que tomó la decisión de ir retirando las unidades por seguridad.

Nadie nos está garantizando la seguridad de los carros. Sí recrudecen las protestas y el cierre de vía no nos vamos a exponer, expresó.

El flujo vehiular bajó en casi toda la ciudad.

La línea a la que representa tenía en circulación 154 carros, de los cuales más de la mitad están paralizados por falta de repuestos. No hace falta declarar un paro, ya estamos afectados, y eso también debe entenderlo el usuario.

[irp posts=»54924″ name=»Vecinos de El Paraíso son atacados con lacrimógenas y tiros»]

Hugo Ocando, presidente del Bloque del Oeste, destacó que los choferes están protegiendo sus unidades, principalmente los que hacen trayectos interurbanos, pues son los más afectados con el cierre de vías.

Hizo referencia al robo, la semana pasada, de más de 50 unidades que se encontraban en una estacionamiento de la parroquia Coche.

“Por eso se tomó la precaución de disminuir las flotas este lunes. Ante cualquier amenaza o ataque es mejor resguardar las unidades”, refirió Pedro Jiménez, de la organización Bloque Sur-Oeste.

La avenida Nueva Granada lució libre.

Dijo que en vista de la situación se hizo necesario tomar esta política. “El domingo pasado, los representantes del Bloque nos reunimos y esa fue la instrucción: ‘no salir y el que lo hiciera, que tomara precaución’. Esto porque estamos viviendo una situación muy puntual, ya quemaron una camioneta y todavía no se había enfriado cuando el mismo presidente de la República, Nicolás maduro, estaba diciendo que tenía conocimiento de que iban a quemar otras seis. Eso no lo dijo la gente de la oposición, lo dijo el Presidente. No vaya a ser que cualquier loco le haga caso y empiece a incendiar las unidades”.

A Jiménez le llamó la atención que a las pocas horas, al conductor agraviado le estaban entregando una unidad yutong, cuando han tenido situaciones con otros compañeros en los estados andinos y en Aragua a los que se les ha hecho cuesta arriba acceder a esos beneficios gubernamentales.

Señaló que, ante la incertidumbre, se mantendrán en alerta y frente a cualquier problema en las vía suspenderán el servicio.

[irp posts=»54801″ name=»PNB cercó la marcha de los abuelos y usó gas pimienta»]

Los pasajeros, la cuerda más floja de este rollo, mostraron desconcierto ante la situación e hicieron de tripas corazones respecto a la deficiencia del servicio. Las pocas camionetas que se vieron circulando estaban abarrotadas de pasajeros. “Decidí salir más temprano del trabajo, si se me hace más tarde no puedo llegar a mi casa. Vivo en el pueblo de Baruta y ya está diciendo el chofer que llega hasta Las Minas, uno es el que siempre sale perjudicado”, expresó Marisol Rondón, oficinista.

En la avenida Sucre los pasajeros pagaron plantón.

La gente se quejó de que estaban cobrando entre Bs. 200 y Bs. 300 para subir a las partes altas, en vista de que también las rutas troncales se sumaron a la acción.

Se conoció extraoficialmente que los directivos de los distintos bloques intentarán conversar con las autoridades del Ejecutivo a fin de acordar planes de contingencia ante cualquier eventualidad.

Ya el servicio del transporte público venía cojeando de una pata. Los conductores alegan escasez de repuestos básicos, como baterías y cauchos, y una escalada de la delincuencia. “Esto nos obliga a guardarnos más temprano. Los estacionamientos también están cerrando antes de las 8:00 p. m. y no podemos hacer recorridos luego de esa hora”, destacó Humberto Salas, de la línea Chacaíto-La Pastora.

Pero además de la movilidad que se vio afectada este lunes, la actividad comercial también mermó en sectores como Sabana Grande, Chacaíto, Chacao, Los Chaguaramos, El Paraíso y la avenida Victoria. Algunos locales, previendo el cierre de vías, no abrieron.

Fotos: Luis Miguel Cáceres


Participa en la conversación