El balance para la UCV, después de casi 10 meses de cuarentena, es una paralización de 50 % de actividades académicas: “Solo la mitad de las escuelas están en clases, pero los estudiantes no cursan todas las materias”, dijo Jesús Mendoza, consejero universitario de la UCV.

Caracas. Las actividades académicas deberían iniciarse el 11 de enero en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Pero el cierre de la casa de estudios por la pandemia de la COVID-19 y la grave crisis de servicios y condiciones para la educación a distancia y virtual no avizoran un buen año académico. 

El balance para la UCV, después de casi 10 meses de cuarentena, es una paralización de 50 % de actividades: Solo la mitad de las escuelas están en clases, pero los estudiantes no cursan todas las materias. De un semestre de seis materias, por ejemplo, hay tres que sí ven. No hay un 100 % de materias que estén viendo del pénsum académico, dijo Jesús Mendoza, consejero universitario de la UCV.

El cogobierno universitario levantó un informe sobre la situación de la UCV a diciembre de 2020. Solo 20 de 45 escuelas habían culminado el período lectivo en curso cuando se inició la cuarentena. Sobre los profesores, 50,47 % se encuentran activos, mientras que 56,10 % de los estudiantes han participado en las clases a distancia.

La situación salarial y las condiciones laborales mantienen a los profesores sin opciones. El sueldo no llega a los 10 dólares al mes y, según la Encuesta del Observatorio de Universidades de 2020, la mayoría de los docentes están sin recursos tecnológicos para impartir clases desde sus hogares.

Lee también
Los números rojos que dejó la COVID-19 en la educación venezolana 

Tenemos la vida paralizada –señaló Mendoza–. Tenemos un Estado que no ha garantizado la educación a distancia, solo se repartieron tablas, pero no hay incentivos para mejorar las condiciones académicas, incentivos extras para inversión, tampoco la voluntad de los profesores que no ven en la educación a distancia calidad. Prevé que en un eventual retorno a clases presenciales muchos estudiantes van a retirarse: “No han tenido respuesta por parte de la Universidad, del Estado. Estamos en el limbo”. 

Desde que empezó la pandemia, solo las escuelas de Economía, Estudios Internacionales, Estudios Políticos y Administrativos e Ingeniería han podido inscribir a sus estudiantes, informó Mendoza. 

El 29 de diciembre de 2020, el ministro de Educación Universitaria, César Trómpiz, aseguró que el año 2020 fue de “avances y consolidación” en materia de educación a distancia. Indicó que el plan Universidad en Casa entregó 85.000 tablas a los docentes. El 20 de noviembre, Trómpiz entregó más de 2000 tablas a profesores de la UCV. 

Sin embargo, la Encuesta del Observatorio de Universidades de 2020 reflejó que 84 % y 74 % de los estudiantes y profesores, respectivamente, desconocen el plan Universidad en Casa. Y ocho de cada 10 profesores no diseñó un aula virtual para la continuidad de sus clases en pandemia. 

“Las universidades que dependen del Estado, no cuentan con recursos para promover una educación virtual con calidad”, se lee en el informe. 

Foto referencial: Francisco Bruzco


Participa en la conversación