Los jóvenes se mantendrán en las calles para rechazar la falta de electricidad, combustible, gas doméstico y agua.

Valencia. La falta de agua potable, electricidad, gas doméstico y de gasolina llevó a los estudiantes de la Universidad de Carabobo (UC) a salir a la calle en medio de la pandemia de la COVID-19 para llamar la atención de los carabobeños que permanecen en cola para abastecerse de combustible.

Marlon Díaz, presidente de la Federación de Centro de Estudiantes (FCU) de la Universidad de Carabobo, en su mensaje, dirigido a conductores en el sector Santa Cecilia al norte de Valencia, fue enfático al pedir a los ciudadanos que no continúen normalizando la falta de calidad y continuidad de los servicio públicos.

Es el momento de que todos despertemos. El peor virus que le ha caído a Venezuela ha sido el chavismo y el comunismo. Debemos dejar de conformarnos y pasar tres y cuatro días en una cola para la gasolina», dijo Díaz.

Rechazó que en medio de la pandemia por coronavirus, el servicio de agua potable sea deficiente y no llegue con regularidad, pues considera que es el elemento más importante para prevenir la propagación de la COVID-19. En la Gran Valencia no se recibe agua por tuberías desde el sábado 19 de septiembre. Hidrocentro informó a través de sus redes sociales que se presentó una avería en el sistema de cloración, lo que causó la merma del líquido.

El estudiante atribuye la escasez de carburante a la falta de inversión para el mantenimiento en los cuatro complejos refinadores del país.

El grupo de estudiantes se mantendrá en pie de lucha y continuará alzando su voz de protesta en las diferentes colas que se forman en la gran Valencia. Hicieron un llamado a los cuerpos de seguridad del Estado para que también se unan a su lucha, porque consideran que todos los venezolanos están viviendo en medio de la desidia.

Lee también
Este jueves Carabobo y Táchira encabezaron reporte de 464 casos de COVID-19

Las colas para abastecer de combustible en Carabobo pueden superar en promedio los cinco días de espera en las estaciones que ofertan a precio internacional, mientras que las estaciones subsidiadas pueden pasar 21 días sin recibir cisternas. Extraoficialmente, se conoció que en las estaciones solo se descargan 13.000 litros de combustible (las cisternas tienen capacidad de descargar 37.000 litros de carburante) para atender a unos 200 vehículos.

Videos y foto principal: Cortesía


Participa en la conversación